Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes septiembre 16, 2019
donativo

Lección religiosa de Ramadán dada por el líder espiritual de la Hermandad Musulmana Jeque Yousef Al-Qaradawi, publicada por el Diario del Gobierno de Qatar

Los judíos se opusieron a Mahoma, por lo tanto Alá los maldijo y los convirtió en monos y cerdos; los cristianos fueron atacados por una ceguera ideológica y por ello se desvi


Todos los días durante Ramadán, el diario del gobierno de Qatar Al-Arab publica una lección sobre el Corán a cargo del Jeque Yousuf Al-Qaradawi, quien durante muchos años dirigió la Unión Internacional de Estudiantes Musulmanes (UIEM). A este se le considera un importante ideólogo de la Hermandad Musulmana y ha sido protegido y apoyado por el régimen de Qatar durante muchos años.

En su lección publicada el 14 de mayo, 2019 Al-Qaradawi se concentró en los versos finales del primer Sura del Corán, Al-Fatiha (La Apertura), que dice: «Guíanos hacia el camino correcto, el camino de aquellos a quienes Has favorecido y no [el camino] de aquellos que han evocado [Tu] ira o [el camino] de los que se encuentran extraviados» (Corán 1:7). Al-Qaradawi reiteró la interpretación común de este verso, es decir, «aquellos a quienes Has favorecido» se refiere a los musulmanes, mientras que «aquellos que han evocado [Tu] ira» se refiere a los judíos y «aquellos que se han extraviado» la referencia es a los cristianos.[1] Este afirmó que el Capítulo Al-Fatiha es «el rezo diario que los musulmanes repiten al menos 17 veces [cada día]», subraya la identidad del musulmán, la cual es diferente de la de los no-musulmanes.

Según Al-Qaradawi, los judíos se opusieron obstinadamente al Profeta Mahoma y actuaron de manera arrogante y fanática, por lo que se merecen la ira de Alá. Este también citó el Corán 5:60, en el que Alá convirtió a los judíos en monos y cerdos. Con respecto a los cristianos, Al-Qaradawi dijo que estaban cegados ideológicamente y que no podían distinguir la verdad del Islam de la falsedad, por lo que se habían extraviado del camino.

Cabe señalar que se produjo una disputa en Egipto respecto a esta interpretación común y que muy conocidos jeques, entre ellos el reformista religioso del siglo 19 Muhammad ‘Abduh y otros, rechazaron esta interpretación.[2] En septiembre, 2017, la institución egipcia Al-Azhar declaró que el término «extraviado» en el Corán, tradicionalmente asociado con los cristianos, no se refiere a ninguna secta en particular, sino a cualquier persona, musulmana o no-musulmana, que no siga el camino justo y correcto. La aclaración de Al-Azhar no hizo referencia a la frase «aquellos que han evocado [Tu] ira», tradicionalmente asociado a los judíos.[3]

Lo siguiente es la traducción de la lección de Al-Qaradawi publicada en el diario de Qatar Al-Arab:

«¿Quién no necesita de las directrices y guía de Alá? El musulmán siempre necesita ser guiado por Alá para que los caminos siempre sean claros para él y para que no se confunda… Además, también necesita una guía adicional [de Alá, ya que se dice], ‘Y a aquellos quienes son guiados – Este les alienta en guía y les otorga su justicia’. (Corán 47:17) y además, Alá debe colocarlo en este [camino justo y recto]…

«Del verso final de Surat [Al-Fatiha, que afirma] ‘El camino de aquellos a quienes Has favorecido, no de aquellos que han evocado [Tu] enojo o de aquellos que están perdidos’, resulta que la gente se encuentra dividida en tres tipos respecto a este camino:

«El primer tipo son aquellos a quienes se les otorgaron [las directivas de Alá] y son aquellos a quienes Alá ha favorecido: los profetas, los santos, los mártires y los justos, tal como figuran en Surat Al-Nisaa [Corán 4:69]. Son aquellos a quienes Alá guió, quienes conocían la verdad [es decir, el Islam]. [La verdad] se hizo clara para ellos y distinguieron entre ello y el extraviarse y la falsedad y por lo tanto, tomaron el camino de la conciencia y se convirtieron en hombres [predicadores de la verdad], en su conocimiento, fe, obras y predica.

«El segundo tipo son aquellos que evocaron la ira [de Alá]. Son aquellos que reconocieron la verdad y sin embargo, no tomaron su camino, e incluso de manera terca se opusieron a ello y se mostraron hostiles hacia el Profeta [Mahoma] luego que el camino justo y correcto se hizo evidente ante ellos. [Hicieron esto] por confianza en la falsedad, el amor a este mundo, siguiendo impulsos, el fanatismo ciego, la arrogancia o los celos… y por eso se merecen la ira de Alá. Estos son los judíos, para quienes la explicación es presentada en Surat Al-Maida [5:60, que afirma]: ‘Aquellos a quienes Alá ha maldecido y con quienes Este se enojó y les convirtió en monos y cerdos y esclavos de Taghut – estos están en una posición peor y más alejada de lo real y verdadero’…

«El tercer tipo son aquellos que fueron atacados por una ceguera ideológica, quienes no distinguieron entre la verdad y la falsedad, entre el camino justo y correcto y el irse por el desvío y no se molestaron en buscar la verdad. En consecuencia, vivieron y murieron en el camino, lejos de la verdad, [es decir, el Islam] y por esto merecen que se les atribuya que se desviaran. Estos son los cristianos, sobre los cuales Alá dijo [en el Corán 5:77]: ‘No sigan las inclinaciones de un pueblo que se ha extraviado antes y se ha perdido de la solidez del camino’… Con respecto a [aquellos que se han extraviado], por ejemplo, entre los politeístas, [Alá] dijo [en Corán 6:140]: ‘Estos se han extraviado y no fueron [sabiamente] guiados’…

«El Islam se ha preocupado, a través de sus leyes y preceptos, de que la identidad musulmana sea algo separado y diferenciado [de la de los no-musulmanes] en su esencia interna y externamente. Esto es así para que no sea fácil mezclarlo con todas las otras [identidades no-musulmanas, para que no pierdan sus rasgos únicos. Este es el significado de los rezos diarios del musulmán que se repiten al menos 17 veces: ‘El camino de aquellos a quienes le has otorgado favores, no [el camino] de aquellos que han evocado [Tu] ira o [el camino] de aquellos que están perdidos’ [Corán 1:7].

«Sobre este tema, el Jeque Al-Islam ibn Taymiyya compiló su invaluable libro, La Necesidad del Camino Justo en Distinción de Aquellos en el Infierno. El camino justo y recto es una vía separada [para los musulmanes]; no es el camino de los judíos, que han evocado la ira de Alá, ni el de los cristianos, que se han extraviado y tampoco de aquellos que reconocen la verdad pero que no han ido por este sendero… Este es el camino separado, el camino de la verdad, el camino de Alá, el camino de los creyentes.

«El musulmán le pide a su Señor todos los días que lo guíe, le brinde el éxito y lo ponga en el camino correcto, ‘el camino de aquellos a quienes Has favorecido’ [Corán 1:7]».


[1] Véase, por ejemplo, el comentario de Abu Ja’far ibn Jarir Al-Tabari (838-923), uno de los primeros comentaristas del Corán y el clásico comentario sunita Tafsir Al-Jalalayn, ensamblado primero por Jalal ad-Din al-Mahalli (1389-1460) y completado después de su muerte por su alumno Jalal ad-Din as-Suyuti (c. 1445–1505).

[2] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 7025 – Escritores egipcios critican actitud negativa hacia los cristianos y judíos reflejada en la interpretación común de la Fatiha, el Sura que abre el Corán, 25 de julio, 2017.

[3] Azhar.eg, 17 de septiembre, 2017.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.