Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
25 Iyyar 5779 | jueves mayo 30, 2019
donativo

Escritores sauditas: Israel está destinado a desaparecer, aceptarlo es traición contra nosotros mismos


En los últimos 2 años, los medios de comunicación sauditas han publicado no pocas expresiones de apoyo hacia Israel y para normalizar relaciones con este. La amenaza iraní y sus tangibles manifestaciones en Yemen, Siria e Irak, han hecho que los sauditas vean a Israel como un país no-amenazante y quizás incluso como un aliado potencial en la lucha contra Irán.[1] Además, los medios de comunicación árabes y de Occidente han informado ocasionalmente que Arabia Saudita tiene interés en cooperar económicamente y normalizar relaciones con Israel e incluso ha tomado medidas para actualizar todo esto.

Sin embargo, en cuanto a su postura oficial, Arabia Saudita ha sido cuidadoso en subrayar que no tiene relaciones con Israel y que se opone a la política implementada por Israel hacia los palestinos y sigue comprometida con la Iniciativa de Paz Árabe, que condiciona la normalización a una solución permanente al tema palestino. Esta postura ha sido expresada por los representantes de Arabia Saudita en la ONU[2], así como también por el ex-embajador de Arabia Saudita en los Estados Unidos Turki Al-Faisal quien, en una entrevista en Al-Arabiya TV, negó cualquier cooperación por parte de Arabia Saudita con Israel y aclaró que no ha habido ningún cambio en la postura del Reino hacia este.[3]

Esta actitud ambivalente hacia Israel también es perceptible en los artículos publicados en la prensa saudita. Junto a los artículos que apoyan a Israel y que llaman a establecer relaciones con este, ha habido artículos que expresan reservas acerca de mantener lazos con Israel e incluso atacan duramente a Israel y sus políticas y lo acusan de cooperar con Irán en contra de los árabes. Algunos de estos artículos usaron un lenguaje brutal, en esperanzas de que Israel desaparezca del mapa y describiendo cualquier acercamiento árabe como una infame traición.

Lo siguiente son extractos de algunos de los últimos artículos, así como caricaturas en contra de Israel publicadas en la prensa saudita:

Columnista del diario ‘Okaz: Israel es una «entidad cancerosa» en el centro del mundo árabe; aceptarlo es traición

En su columna del diario saudita ‘Okaz, el periodista Sadqa Fadil enumeró los argumentos en contra de normalizar las relaciones con la «entidad cancerosa» llamada Israel y calificó al movimiento sionista de ser «el enemigo más amargo de la nación árabe y musulmana». Este añadió que cualquier árabe que acepte a Israel se traicionaba a sí mismo.

Fadil escribió: «La verdad sobre la entidad sionista, su carácter político, sus objetivos y sus ambiciones ya es bien conocida no solo por los observadores políticos sino también por la gente común, tanto árabe como no-árabe. Ahora que esta entidad cancerosa ha existido en el centro de la nación árabe durante 70 años, la mayoría de los pueblos árabes se han dado cuenta de la verdad acerca de este mini-estado, cuya agresiva política de expansión les ha hecho [sentir] nada más que rabia, furia y un profundo odio. Existe una minoría no-importante de pro-sionistas que consideran a Israel como un estado ordinario y «respetable». Parece ser que la gente se vuelve [pro-sionista] solo si poseen una o más de las siguientes características: [un deseo] de ser recompensados ​​por Israel de alguna manera, un carácter corrupto e inhumano, ignorancia respecto al carácter, la verdadera [naturaleza] y la historia de la entidad sionista, o la hipocresía y [el impulso] de complacer a los que apoyan a Israel y su agresión, en especial los Estados Unidos, fuera de un pensamiento de que ‘el camino hacia el corazón de Estados Unidos pasa a través de Israel’.

«Alguien honesto, especialmente un árabe, no puede aceptar a Israel como este es hoy, porque aceptarlo significa tener ceguera ideológica y traición contra uno mismo. Aceptar a Israel como lo es hoy, sin presionarlo en satisfacer las demandas de una paz que realice [al menos] los mínimos derechos de los palestinos, significa una tonta y despreciable normalización de relaciones[dada] gratuitamente. Una normalización tan humillante y degradante tiene consecuencias terribles, horribles y negativas para los árabes, principalmente:

Abandonar a los palestinos y negarles justicia, mientras se perpetúa la terrible injusticia cometida en su contra y alienta la exacerbación de esta horrible tragedia árabe y humana… El establecimiento de un estado palestino independiente pondrá fin a los dementes sueños sionistas y pondrá un alto a la política expansionista de Israel. La única forma de frenar la maldad de Israel es a través de su posible eliminación o confinamiento en las fronteras de 1967.

El movimiento sionista no apunta solo a Palestina, sino a todos los árabes y musulmanes. Este busca establecer el ‘Gran Israel’ desde el Nilo hasta el Éufrates sobre el cadáver de la nación árabe. De lo contrario, ¿mantendría Israel todo este vasto arsenal de armas convencionales y estratégicas [es decir, no-convencionales] solo para enfrentar a los palestinos? Esta entidad cancerosa es considerada, o debería ser considerada, el enemigo más amargo de la nación árabe y musulmana. Ninguna otra entidad en el mundo es más hostil hacia el arabismo. ¿Cómo pueden los árabes salvaguardar [su] seguridad cuando [los países] árabes le están abriendo sus puertas a Israel?

Los países árabes no deben citar las relaciones establecidas por los palestinos, egipcios y jordanos con Israel como justificativo [para normalizar relaciones con este]. Estos [países] se vieron obligados a establecer relaciones – muy frías, con esta entidad porque estaban en conflicto directo con el enemigo sionista. Todos saben cuánto sufren debido a estas relaciones con los sionistas, tibias y limitadas tal como son, [para los sionistas] los tratan con arrogancia y los amenazan con su armamento. Los países árabes que están fuera del círculo de confrontación [directa] no necesitan tales relaciones, lo que les causaría más daño que bien, además del daño que causarían al tema central, [es decir Palestina]. Existen decenas de acuerdos y compromisos árabes que prohíben a cualquier país árabe establecer relaciones con Israel… «Lo anterior implica que cualquiera que se atreva a extenderle la mano a Israel tal como este es hoy, perpetra una traición contra sí mismo, contra su tierra natal, su sociedad y su nación…»[4]

El escorpión israelí demuele un edificio palestino (Al-Riyadh, Arabia Saudita, 14 de noviembre, 2018)

Columnista de ‘Okaz: Israel no es un estado; este se encuentra destinado a desaparecer

Otro columnista del diario ‘Okaz Talal Bannan, declaró que Israel no es un estado verdadero y que llegará el día en que Occidente, que ya no puede tolerar la carga política, moral y económica que este representa, se «libere» de Israel. Este añadió que tal país también está perdiendo gradualmente su poder de disuasión. Bannan escribió: «… Israel no es un estado desde el punto de vista técnico, político, científico o moral. Es difícil decir que Israel representa la identidad nacional de su ‘nación’ o su derecho auténtico a la auto-determinación. Déjenme aprovechar esta oportunidad [para señalar que] la Ley sobre la Nacionalidad recientemente [aprobada por Israel] le otorga el derecho de auto-determinación solo a los judíos, cuando más del 30% de los ‘ciudadanos’ de Israel son árabes. En cualquier caso, los árabes palestinos de 1948 [es decir, los árabes israelíes], de todos los sectores, no solo rechazan la identidad israelí sino que cuestionan el mismo derecho de Israel a su tierra natal. También existen judíos que cuestionan la legitimidad de la existencia de Israel por motivos religiosos, nacionales y culturales.

«Dado que carece de las características principales de un estado, la existencia de Israel debe atribuírsele a dos factores principales: las fuerzas externas y su poder de disuasión. Incluso si Occidente lograse resolver su problema judío interno estableciendo a Israel, este descubrió que el costo político, moral y económico de esta [medida] es muy alto. Llegará el día en que Occidente ya no podrá tolerar a Israel y se librará de este, especialmente porque el problema judío en las sociedades occidentales persiste…

«Independientemente del debate histórico y moral sobre el mismo [derecho a existir] de Israel, este no posee las características de un estado ni la capacidad de disuasión estratégica para [continuar] imponiendo su existencia temporal en la región. Israel es un proyecto político fallido que seguramente llegará a su fin; tal es el decreto de la historia».[5]

Israel pulveriza casas y mezquitas palestinas y construye edificaciones judías (Makkah, Arabia Saudita, 29 de marzo, 2019)

Columnista saudita rechaza cualquier normalización de relaciones con Israel y afirma que este colabora con Irán

También mordazmente hostil a Israel fue un artículo escrito por Muhammad Al-Sa’idi, profesor de Islam en la Universidad Umm Al-Qura y columnista del diario Al-Watan. Tras la cumbre de Varsovia de febrero, 2019 a la que asistieron el Primer Ministro israelí Binyamin Netanyahu, así como también los cancilleres árabes y que condenó la política de Irán en el Medio Oriente, este firmemente señaló que Arabia Saudita no posee contactos con Israel, ni abiertos, encubiertos ni secretos. Este añadió que Israel realmente coopera con Irán, aunque los dos países tienen mucho cuidado de presentarse como enemigos porque se ellos benefician de esto.

Al-Sa’idi escribió: «Hasta la fecha de hoy, Arabia Saudita no posee vínculos, abiertos o secretos con la entidad sionista. A los que afirman que los contactos tienen lugar por debajo de la mesa se les pidió hace años que presentaran incluso una sola filtración como prueba [de su reclamo], pero no pudieron hacerlo. Todo lo que hacen es hablar de reuniones entre funcionarios israelíes y [sauditas] que no poseen ninguna autoridad [oficial] y no representan a nadie más que a sí mismos. Las autoridades [sauditas] han negado cualquier responsabilidad por su comportamiento y algunos incluso fueron convocados para ser interrogados y se les prohibió [salir del país] por lo que estos hicieron.[6] En última instancia, las reuniones no reflejan las posturas de los países…

«El 8 de febrero, [2019] el Canal 13 sionista… transmitió informes que confirmaron que todos los esfuerzos para persuadir a Arabia Saudita a que normalice sus relaciones con la entidad sionista habían fracasado y que Arabia Saudita se adhiere a la Iniciativa árabe, que menciona a Jerusalén como la capital de Palestina y el derecho a retornar de todos los palestinos…

[En cuanto a] la supuesta hostilidad de los sionistas hacia el régimen del Ayatolá [de Irán] y su deseo de eliminarlo, la historia y los hechos demuestran que estas son afirmaciones falsas… Luego de [exponerse el] escándalo Irán-Contra,[7] el hecho de que los sionistas estuviesen entre los partidarios de Irán durante su guerra con Irak se convirtió en algo tan universal que no hay necesidad de presentarlo… [Además], todo lo que Irán está haciendo en Irak, en Siria, Líbano y Yemen le sirve a los intereses de la entidad sionista más que a cualquier otro régimen, de muchas maneras, especialmente al presionar el tema palestino fuera de la agenda de los estadistas, pueblos, intelectuales y medios de comunicación… En cuanto a la insistencia de Irán y de los sionistas de presentarse como enemigos, [lo hacen porque] les beneficia a ambos…»[8]


[1] Para ver ejemplos sobre el apoyo a favor de Israel en la prensa saudita, véase los informes de MEMRI: Investigación y Análisis No. 1398 – Cambio en la actitud de los medios de comunicación sauditas hacia Israel – Parte I: Escritores sauditas e intelectuales: Irán es más peligroso que Israel; La paz con este es vital para repeler la amenaza iraní, 29 de mayo, 2018; Investigación y Análisis No. 1399 – Cambio en la actitud de los medios de comunicación sauditas hacia Israel – Parte II: Escritor saudita en visita a Israel: Queremos una embajada israelí en Riad; debemos hacer las paces con Israel, desarraigar la cultura de odio hacia los judíos, 29 de mayo, 2018; Despacho Especial No. 6951 – Columnista saudita: Irán es el verdadero enemigo y no Israel, 6 de junio, 2017; Despacho Especial No. 6574 – Artículos en la prensa saudita: Acaben con el discurso antisemita, aprendan del éxito logrado por los judíos, 13 de agosto, 2016.

[2] Véase por ejemplo las declaraciones dadas por el Embajador de la ONU en Arabia Saudita ‘Abdallah Al-Mou’allimi en la Asamblea General a finales de enero (Al-Riyadh, Arabia Saudita, 23 de enero, 2019) y las recientes declaraciones emitidas en el Comité de Derechos Humanos por el representante de Arabia Saudita en la ONU ‘Abd’ Abd Al-‘Aziz Al-Wasil (alarabiya.net, 18 de marzo, 2019).

[3] English.alarabiya.net, 14 de febrero, 2019.

[4] ‘Okaz (Arabia Saudita), 16 de diciembre, 2018.

[5] ‘Okaz (Arabia Saudita), 20 de noviembre, 2018.

[6] No está muy claro a quién se refiere Al-Sa’idi. La referencia puede ser al ex-embajador saudita en los Estados Unidos Turki Al-Faisal, que participó en una discusión con el ex-jefe del Mossad Efraim Halevy en octubre, 2017 o al General saudita retirado Anwar ‘Eshqi, quien se reunió en junio, 2015 con el entonces director general de la cancillería Dore Gold (en respuesta a la última reunión, véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 6072 – Periodista saudita: Desde Oslo, apretón de manos entre los principales funcionarios árabes y sus contrapartes israelíes son práctica aceptada, 16 de junio, 2015). Sin embargo, no ha habido informes sobre medidas tomadas contra Al-Faisal o ‘Eshqi debido a sus contactos con israelíes.

[7] Un tema expuesto en 1986, en el que Estados Unidos le suministró armas a Irán en secreto y fondos al grupo Contras en Nicaragua, con la participación de Israel.

[8] Al-Watan (Arabia Saudita), 2 de marzo, 2019.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.