Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
24 Sivan 5779 | jueves junio 27, 2019
donativo

Hezbolá está pagando el precio de la obstinación iraní

Las sanciones de EE. UU. a Irán están afectando a su poder asentado en el Líbano: los salarios de los combatientes se reducen, los activos se venden e incluso la preciada estación de TV Al-Manar está despidiendo personal. Mientras tanto, el propio grupo no ha escapado al escrutinio estadounidense.


Hezbolá se enfrenta a su peor crisis económica aún, luego de que las sanciones de Estados Unidos a Irán impuestas el año pasado resultaron en un recorte de fondos a la organización proxy libanesa de Teherán.

La última ronda de sanciones estadounidenses apuntó a los ingresos petroleros de Irán, con el objetivo de reducirlos a cero. La preocupación de Hezbollah es que sus ingresos anuales de Irán, que totalizan $ 700 millones, que provienen principalmente de los ingresos petroleros de Irán, cesarán. Los envíos aéreos mensuales de efectivo desde Teherán ya se han reducido a la mitad.

Avión iraní aterriza en el aeropuerto de Beirut

Avión iraní aterriza en el aeropuerto de Beirut

Los problemas de Hezbolá se derivan no solo de los problemas económicos de Irán. La organización en sí está ahora sancionada por los EE. UU., sus transacciones financieras están bajo un estricto control y todas las cuentas bancarias y la recaudación de fondos están siendo monitoreadas.

El líder del grupo, Hassan Nasrallah, el mes pasado solicitó donaciones, por primera vez, en un discurso público para miembros y simpatizantes. Se creó una fundación llamada «Apoyo a la Resistencia» en el Líbano para recaudar el capital que tanto necesita.

Hassan Nasrallah líder de Hezbollah (Foto: AFP)

Hassan Nasrallah líder de Hezbollah (Foto: AFP)

Ahora, por primera vez desde su creación hace 36 años, Hezbolá está recortando salarios a sus combatientes. Algunos han estado recibiendo solo dos tercios de su salario habitual durante los últimos tres meses, y la mitad de los combatientes de reserva han sido despedidos

Combatientes de Hezbolá en Siria (Foto: AFP)

Combatientes de Hezbolá en Siria (Foto: AFP)

Según los informes, Hezbolá también está vendiendo propiedades. Los apartamentos se han vendido en su fortaleza del sur de Beirut, en Dahia, y en la ciudad de Baalbek, en el valle de Beqaa. Algunos servicios prestados a los combatientes y sus familias también han sido interrumpidos.

El ala de propaganda de la organización también está bajo presión económica. Al Manar, la cadena de televisión por cable de Hezbollah y A Nur, su estación de radio, tuvieron que despedir al personal y recortar el pago a otros.

Pero no solo las sanciones son las culpables de los problemas económicos de Hezbolá. Años de lucha en Siria para apuntalar el régimen de Bashar Assad, otro aliado iraní, le costó caro a la organización tanto en dinero como en vidas.

El líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, y el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammed Javed Zarif, en Beirut (foto: Reuters)

El líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, y el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammed Javed Zarif, en Beirut (foto: Reuters)

Las familias de los aproximadamente 2,000 combatientes muertos en Siria han recibido ayuda financiera de Hezbollah, al igual que las familias de los muertos en enfrentamientos con las fuerzas israelíes. Ahora  la ayuda se ha reducido también.

Otro factor que contribuye a los problemas de Hezbollah es la posición adoptada por los estados del Golfo ricos en petróleo, los enemigos de Irán en la región, con Arabia Saudita liderando a los países sunitas en un sitio económico de la organización.

Bandera de Hezbolá en la frontera Israel-Líbano

Bandera de Hezbolá en la frontera Israel-Líbano

La ofensiva financiera estadounidense, por su parte, está en contra del eje de Irán, Siria y Hezbollah.

El régimen de Assad ha estado bajo sanciones desde 2011. Al considerarlo un criminal de guerra, la Unión Europea se unió a sus propias sanciones. Los líderes empresariales sirios cercanos al régimen han sido incluidos en la lista negra y no pueden recaudar efectivo.

La crisis siria es grave: el país está sufriendo escasez de petróleo y precios desbocados, mientras que el principal benefactor del país, Rusia, no ha podido proporcionar los fondos necesarios para la reconstrucción después de años de implacable guerra civil.

La escasez de gas en Siria (Foto: AFP)
La escasez de gas en Siria (Foto: AFP)

La administración estadounidense habla el lenguaje del dinero. Están promoviendo el «acuerdo del siglo» y su ofensiva es financiera. El nudo alrededor del cuello de Hezbollah se está apretando.

El «Trato del siglo» en sí puede no gozar de tanto apoyo regional como los esfuerzos por quebrar a Hezbollah. Así que por ahora, al menos, cualquier ofensiva de Hezbolá contra Israel en los Altos del Golán probablemente será suspendida. Simplemente no pueden pagarlo.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5515902,00.html

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.