Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado octubre 12, 2019
donativo

Alrededor de Gaza/Otef Aza: ¿Ha disminuido la resiliencia de la sociedad?


A pesar de las afirmaciones que los eventos del año pasado redujeron el nivel de resiliencia social en las comunidades de la Franja de Gaza, prevalece un alto nivel de funcionamiento sistémico, incluso mayor, en relación con la capacidad civil para enfrentar los desafíos de seguridad inmediatos. Además, la población local sigue aumentando y la construcción está incrementándose. La pregunta crítica es si las «rondas de escalada» continuadas con el tiempo afectarán negativamente la alta capacidad de recuperación funcional en el área. Es posible que el estrés mental entre la población y la alta resiliencia social coexistan, especialmente si se cumplen dos condiciones. La primera (ya existente) es que los líderes locales continúan brindando un alto nivel de servicios básicos, incluida una respuesta razonable a las interrupciones de seguridad. La segunda condición (que no existe) es la esperanza que brinda el gobierno con respecto a la posibilidad de una solución sostenible que impida, o al menos reduzca en gran medida las interrupciones de seguridad recurrentes en la región. La ausencia de una solución a la continua amenaza de Gaza y la ambigüedad con respecto al enfoque de Israel con respecto a Hamas crea un vacío que podría tener un impacto perjudicial en la resiliencia de la zona de Gaza.

 

La resiliencia social, tal como se define a través del prisma de la funcionalidad, representa la capacidad de un sistema para contener las repercusiones de una interrupción grave, recuperarse rápidamente y reanudar la funcionalidad normal e incluso mejorada. Los estudios que realizamos en las llamadas comunidades de alrededor de Gaza entre 2006 y 2016 encontraron que la resiliencia social está en un alto nivel. Los criterios considerados en la investigación anterior incluían la capacidad organizativa, el liderazgo y la confianza social. El análisis atestiguó la alta capacidad funcional de las localidades durante los ataques de Hamas. Además, estas mismas comunidades experimentaron un impresionante crecimiento demográfico, social y económico entre y después de las interrupciones. Esto sucedió a pesar de la amenaza en curso en la región, que se multiplicó en tres rondas de enfrentamientos violentos con Hamas,

 

Desde marzo de 2018, ha habido cambios marcados en la naturaleza de las amenazas de seguridad a lo largo de la frontera de Gaza. Después de más de tres años y medio de relativa calma, luego del cese al fuego que puso fin a la Operación Borde Protector, las localidades de alrededor  de la Franja de Gaza se vieron nuevamente sometidas a intensas presiones de seguridad. Éstas comprendían las «Marchas de retorno» a lo largo de la valla fronteriza y globos explosivos y cometas incendiarias, que han provocado numerosos incendios en el área que infligieron daños ambientales significativos y perturbaron constantemente la vida diaria. Estos incidentes se unen al acoso continuo de la población de diversas maneras, así como a rondas de escaladas cortas pero intensas, caracterizadas por cantidades significativas de disparos de alta trayectoria (incluidos misiles antitanque lanzados directamente a los vehículos). Las FDI respondieron con ataques a las posiciones militares de Hamas y la Jihad Islámica y límites a la zona de pesca de Gaza y, más recientemente, la suspensión del suministro de combustible a la central eléctrica en la Franja de Gaza. Este tipo de ocurrencias repetidas han socavado gravemente la rutina diaria de la población israelí, creando una gran tensión psicológica.

 

Este artículo cuestiona si estas tendencias también han resultado  un cambio genuino en la resistencia social de la población, como ha argumentado recientemente algunas personas en la región. De hecho, varias voces de la población local, los funcionarios públicos y los líderes regionales han señalado recientemente las posibles señales de «desmoronamiento de la resiliencia» entre los individuos y las comunidades locales. Sostienen que, en algunas de las comunidades, una vez que se dan referencias comunes a una «guerra de desgaste interminable», el miedo y la incertidumbre prevalecen una vez más, lo que da lugar a hablar de abandonar el área (especialmente entre las familias con niños) , la incapacidad de los centros de resiliencia para hacer frente al número de solicitantes, y la falta de esperanza de tranquilidad, o una tregua de largo alcance, que permitirá la rutina normal. «

 

Al mismo tiempo, en lo que respecta a la capacidad civil para hacer frente a los desafíos de seguridad inmediatos, prevalece un nivel alto e incluso mejorado de funcionamiento sistémico. Los órganos comunitarios y regionales establecidos en los últimos años (equipos de emergencia comunitarios, centros de resiliencia, salas de guerra, equipos de alerta, equipos de extinción de incendios y una conexión directa con la división regional de las FDI) funcionan de manera óptima. Abordan las necesidades de la población con dedicación, profesionalismo, perseverancia, sensibilidad y comprensión con respecto a las necesidades emocionales, incluido el deseo de salir temporalmente de las comunidades afectadas y «recargar las baterías» después de escalas estresantes. En otras palabras, los sistemas de emergencia civil con experiencia funcionan en medio de un alto nivel de resiliencia civil,

 

La resiliencia de la sociedad también se mide por un impulso continuo del crecimiento civil. Por ejemplo, junto con el número insignificante de familias que optaron por abandonar los alrededores de Gaza, el año pasado fue testigo de la continua absorción de nuevas familias: diez familias fueron aceptadas como miembros plenos del Kibbutz Kfar Azza, otras cuatro familias se unieron al Kibbutz Nahal Oz , y se espera que otras familias se establezcan en el área antes de que finalice este año (los dos kibutzim son parte del Consejo Regional de Sha`ar Hanegev, que solo el año pasado ha demostrado un crecimiento impresionante de la población, aumentando de 5,000 a 8,700 residentes ). La cercana ciudad de Sderot también está experimentando un rápido crecimiento, ya que la población saltó de aproximadamente 23,000 residentes en 2016 a más de 28,000 en la actualidad.

 

Además, y a pesar de las continuas interrupciones de seguridad, no hay signos de una reducción en el impresionante crecimiento económico del área. Las nuevas construcciones importantes en Sderot y las localidades rurales son claramente visibles. Se están llevando a cabo nuevos proyectos económicos, como la cooperación entre Sderot y Sha`ar Hanegev para establecer un parque industrial conjunto. La envoltura de Gaza continúa, con la asistencia masiva del estado, para prosperar y construirse como una región próspera, reflejando una resistencia distintiva y estable.

 

La pregunta crítica es si las continuas «rondas de escalada» a lo largo del tiempo, que crean graves interrupciones y, por lo tanto, aumentan la sensación de estrés y tensión social, afectarán negativamente la alta capacidad de recuperación funcional en el área. Aunque no hay una respuesta inequívoca a esta pregunta, en el contexto de la experiencia pasada en Israel y en el extranjero con respecto a las perturbaciones causadas por eventos naturales o provocados por el hombre, no es inconcebible que ambos fenómenos (estrés mental entre los residentes y alta resiliencia social) coexistan, especialmente si , en el caso israelí, se cumplen dos condiciones. La primera (ya existente) es que los líderes locales continúan brindando un alto nivel de servicios básicos, incluida una respuesta razonable a las interrupciones de seguridad, y lo que es más importante, para crear un «sentido de unión»  entre comunidad, y pertenencia. La segunda condición (que no existe) es la esperanza que brinda el gobierno con respecto a la posibilidad de una solución sostenible que impida, o al menos reduzca en gran medida las interrupciones de seguridad recurrentes en la región.

 

Mientras tanto, el gobierno continúa proyectando la falta de una política clara con respecto a Hamas y se abstiene de presentar un enfoque con respecto a la solución futura al conflicto en curso. La ausencia de una solución a la continua amenaza de Gaza y la ambigüedad con respecto al enfoque de Israel con respecto a Hamas crea un vacío que podría tener un impacto perjudicial en la resiliencia en la envoltura de Gaza que es un interés nacional israelí principal es ofrecer esperanza con respecto a la posibilidad de una solución sostenible que evite, o al menos reduzca en gran medida las interrupciones de seguridad recurrentes en la región. Mientras tanto, el gobierno continúa proyectando la falta de una política clara con respecto a Hamas y se abstiene de presentar un enfoque con respecto a la solución futura al conflicto en curso.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.inss.org.il/publication/the-gaza-envelope-has-societal-resilience-declined/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.