Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles octubre 16, 2019
donativo

Miembro del Consejo Revolucionario de Fatah y columnista de diario de la Autoridad Palestina: Trump es un nuevo Hitler que procura la destrucción del mundo


Muwaffaq Matar (imagen: alwatanvoice.com)

En su columna publicada el 30 de junio, 2019 en el diario de la Autoridad Palestina Al-Hayat Al-Jadida, Muwaffaq Matar, miembro del Consejo Revolucionario de Fatah, respondió a las declaraciones hechas por el Presidente Donald Trump en una conferencia de prensa un día antes, en la que anunció su decisión de cortar la ayuda a los palestinos debido a lo «hostil» de su liderazgo hacia su administración y su negativa a reanudar las negociaciones con Israel. Acusando a Trump de racismo y arrogancia, Matar lo describió como «un nuevo Hitler que trae la destrucción al mundo y socava los propios fundamentos del equilibrio entre los estados y entre los pueblos». Este enfatizó que los palestinos no pueden ser sobornados con ayuda financiera ni intimidados con amenazas para detenerlo y señaló que Trump no debe sorprenderse por la actitud de los líderes palestinos hacia su persona luego de haber renunciado a los compromisos de los Estados Unidos con los palestinos y haberles lesionado repetidamente a ellos y a su causa

Esta columna de Muwaffaq Matar es parte de la retórica hostil en la prensa de la Autoridad Palestina hacia Trump, que incluye comparaciones de su política exterior con la de la Alemania nazi.[1]

 

Lo siguiente son extractos de la columna de Matar:[2]

«¿Cómo piensa este individuo [Trump]? [Su] noción de control exclusivo, su visión del otro como ente inferior y su racismo y arrogancia equivalen a una dictadura electa democráticamente [y] que lo convierte en un nuevo Hitler que trae la destrucción del mundo y socava los propios cimientos del equilibrio entre los estados y entre los pueblos.

«Donald Trump seguramente nunca anticipó que, de todos los presidentes y reyes de la región, el presidente [palestino] Mahmoud ‘Abbas sería el que se enfrentaría a él y, armado y envestido con las leyes internacionales y de legitimidad, defendería los derechos históricos de su pueblo y sus principios culturales y políticos. Este Trump, que camina arrogantemente sobre la tierra, piensa que el estado palestino, su territorio, su pueblo y su liderazgo, es [solo otra] república bananera en el Medio Oriente. El Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, cree que puede sobornar al liderazgo nacional del pueblo palestino y convertir la ayuda económica en un arma para intimidar a la OLP. Tal vez escuchó los susurros de los demonios humanos que le rodean en la Casa Blanca, [quienes lo convencieron] de que ejercerá presión económica y mediática sobre el presidente del pueblo palestino y que seguramente haría que el comandante del [movimiento] de liberación nacional palestino Mahmoud ‘Abbas Abu Mazen, se rinda y venga donde [Trump], obediente y servil y acepte el Acuerdo del Siglo.

«Como líder de un nuevo plan imperialista en el Medio Oriente, Trump [decidió] que en primer lugar debía cercar al bastión de Palestina y [luego] irrumpir a través de sus puertas principales. Pero, ¿cómo puede hacer esto cuando el bastión – su pueblo y su liderazgo – se mantienen imponentes y fuertes? [Trump] debería haber leído sobre [Napoleón] Bonaparte y su derrota en las puertas de Acre cuando su plan imperialista colapsó, antes de ir tan lejos en sus intentos desesperados, el último de los cuales fue este taller [dirigido] por su elegante yerno Jared Kushner en Bahréin, que llevó a su administración al estrecho del fracaso…

«La última manifestación a la conmoción que se apoderó de Trump ante la resonancia oficial y bofetada popular que recibió del Presidente Abu Mazen [cuando el taller de Bahréin fracasó] fueron sus declaraciones en la conferencia de prensa al margen de la cumbre del G20 en Japón, [donde dijo]: ‘Detuve la ayuda a los palestinos para obligarlos a reanudar las negociaciones’. Antes de eso, dijo: ‘Terminé con el pago de ese dinero porque hace un año escuché que decían cosas desagradables’.[3] ¿Esperaba Trump [que nosotros] los palestinos lo alabaran cuando le vimos saltar de cabeza, junto a la ocupación, en una campaña dirigida a terminar con nuestra existencia política y tratar de borrar a Palestina del mapa del mundo [mientras] estabilizaba al racista y ocupante, edificador de asentamientos Israel junto a ayudar a sus políticos a judaizar nuestros lugares sagrados?

«¿Podemos nosotros, muy posiblemente, ignorar su nueva declaración colonialista [es decir, su Acuerdo del Siglo]?… ¿podemos olvidar sus decisiones contra nuestro pueblo y contra nuestra causa?… Cuando este se acercó [primero] a nosotros, desplegamos la alfombra roja por él, pero ahora que nos ha traicionado [con] sus decisiones posteriores [p. ej., las decisiones sobre Jerusalén y la UNRWA], cubriremos el espacio entre nosotros y la Casa Blanca con rechazos hechos de clavos, para evitar que todas estas medidas conspirativas avancen en contra de nuestros derechos.

«¿Qué espera Trump de nosotros después de apuñalarnos en el corazón el día que presentó ante la totalidad del mundo y especialmente ante los musulmanes, su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital del estado de ocupación israelí? Una decisión que significa judaizar la ciudad y todo lo que esta contiene, primero y principalmente los lugares sagrados para el cristianismo y el Islam y luego trasladó la embajada estadounidense a Jerusalén…

«En cuanto al taller en Bahréin – mediante el cual planeaba aplastar y minimizar la causa de [nuestra] liberación, independencia y soberanía sobre nuestro suelo, desdibujar nuestras características nacionales palestinas y destruirlas junto a nuestro corazón árabe y junto a nuestras raíces humanas y culturales al convertir a la madre de todas las causas [es decir, la causa palestina] en nada más que un problema humanitario – esta es la verdadera expresión de su fracaso. El plan para humillarnos con el arma del dinero no tuvo éxito en el pasado y no tendrá éxito en el futuro cercano. Es como si no supiera que hemos resistido las armas de las masacres, los asesinatos, las expulsiones, la destrucción y el racismo que utilizaron los líderes de la ocupación israelí y sus generales y sin embargo, aquí estamos, siendo fuertes y adheridos a nuestro suelo patrio.

«Le recordamos al Sr. Trump sus repetidos ataques [contra nosotros]… para que no espere nada de nosotros sino rigidez: Este canceló la ayuda financiera y de otro tipo a la UNRWA a fin de liquidar el tema de los refugiados, ocupar el lugar de los organismos internacionales legítimos y determinó que el número [de refugiados palestinos] es solo de 40.000…; revocó los compromisos financieros de los Estados Unidos con la Autoridad Palestina como parte de su [papel] garante del acuerdo OLP-Israel de 1994 [aparentemente una referencia dirigida al Acuerdo del Cairo, que estableció la Autoridad Palestina], aunque esto no es ni caridad ni ayuda, sino un compromiso que las administraciones anteriores estadounidenses mantuvieron. Este canceló la ayuda financiera a los hospitales en Jerusalén [Oriental], decidió cerrar la representación de la OLP en Washington junto a sus cuentas bancarias y le exigió al embajador palestino abandonar el territorio norteamericano.

«Nosotros no hablamos sobre lo malo de nadie. Nuestro liderazgo puede enseñarles a los líderes del mundo el significado de los valores y del comportamiento ético. Pero quienquiera que insolentemente [niegue] los derechos de nuestro pueblo y prácticamente nos ataque, no debería esperar nada de nosotros excepto las palabras y hechos de un pueblo que nació libre».


[1] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 6774 – Columnistas de la Autoridad Palestina: Trump gano las elecciones democráticamente – al igual que lo hicieron Hitler y Hamas, 18 de febrero, 2017; Despacho Especial No. 7239 – Incitación violenta contra Trump en cuentas de las redes sociales de Fatah: Comparaciones con Hitler, ejecución sobre imagen, 19 de diciembre, 2017; Despacho Especial No. 7524 – Artículos en prensa de la Autoridad Palestina: Trump es una segunda versión de Hitler; Estados Unidos es hostil a los palestinos, 14 de junio, 2018; Despacho Especial No. 7739 – Artículos en la prensa palestina condenan al Presidente Trump y a su administración: Neo-hitlerismo que aspira a la hegemonía global: Según instrucciones de la familia Rothschild, 31 de octubre, 2018.

[2] Al-Hayat Al-Jadida (Autoridad Palestina), 30 de junio, 2019.

[3] Las declaraciones de Trump en la conferencia de prensa fueron las siguientes: «Y lo que he hecho es decir: ‘Vean, si no están negociando y no quieren hacer las paces, no les vamos a pagar’. Así que veamos qué sucede. Me dirigí donde otros negociadores de los últimos años. Durante muchos, muchos años han estado tratando de alcanzar un acuerdo. Y dije: ‘¿Alguna vez se han llevado el dinero?’ Porque siempre fueron muy hostiles. Y dijeron: «No, nosotros no haríamos tal cosa. Eso es inapropiado». «¿Por qué es inapropiado? Me refiero, están hablando imprudencias. ¿Por qué es inapropiado?» (Whitehouse.gov, 29 de junio, 2019).

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.