Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes octubre 14, 2019
donativo

La quinta víctima mortal de la última escalada con Hamas

Falleció Rivka Jamil, que había resultado herida mientras corría en una alarma


Rivka Jamil Z’L

Se suele recordar con claridad a los muertos, al resumir guerras y situaciones de conflicto. Menos se dice de aquellos que resultaron heridos y lidian luego a veces durante años con limitaciones, dolores y dificultades. Una de ellas era Rivka Jamil, de 89 años, que en la última escalada entre Israel y Hamas, sufrió serias heridas al caerse mientras corría para refugiarse durante una alarma, por el disparo de un cohete desde Gaza. Desde entonces tuvo que permanecer inmovilizada en el hospital Barzilai de Ashkelon, por una fractura de vértebra lumbar. No logró recuperarse y hoy falleció, dejando 5 hijos, 15 nietos y una bisnieta.

Según informó el portal israelí Ynet, había quedado viuda en la guerra de Iom Kipur, al caer su esposo el 16 de octubre de 1973 en un bombardeo egipcio en el Canal de Suez.

En la escalada del mes de mayo, murieron cuatro civiles israelíes por esquirlas de cohetes disparados por Hamas hacia territorio israelí. En la misma ciudad en la que vivía Rivka Jamil, Ashkelon, murieron también Moshe Agadi y Zaid Al-Hamamda, residente en una aldea beduina del Neguev, este último por el impacto de un cohete en la fábrica en la que trabajaba. Además, otro civil, Moshe Feder, murió cuando un misil anti tanque fue disparado directamente hacia el automóvil en el que viajaba, cerca del kibutz Yad Mordejai, y Pinjas Menajem Peshuzman murió en Ashdod cuando intentaba entrar a un edificio a buscar refugio y fue alcanzado antes de lograrlo por la esquirla de un cohete que cayó cerca.

Cientos de personas resultaron heridas.

 

http://www.semanariohebreojai.com/articulo/1078

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.