Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
20 Tammuz 5779 | martes julio 23, 2019
donativo

El mandato de UNRWA se renueva: una oportunidad para el cambio de política de la organización

El sistema escolar de la UNRWA (que opera en 59 campos de refugiados árabes en Israel, Jordania, Siria y el Líbano) ahora exige un violento "derecho de retorno por la fuerza de las armas" a todas las tierras perdidas por los árabes en 1948.


El personal profesional de la Agencia de Noticias sobre Recursos de Israel en el Centro para la Investigación de Políticas del Cercano Oriente (www.IsraelBehindTheNews.com) ha traducido y examinado los nuevos libros escolares emitidos por el Ministerio de Educación de la Autoridad Palestina y utilizados por 321,000 estudiantes de la UNRWA, la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas.

En los libros escolares más nuevos de la AP, utilizados por la UNRWA, todos los cuales nuestro centro ha examinado, las áreas establecidas por los «sionistas» se definen para el niño de la escuela árabe como ocupadas e ilegales, con el comando explícito de eliminarlas.

Ambos lados del espectro político en Israel han sido engañados al creer que lo que está sobre la mesa para las negociaciones es el área de territorio tomada por Israel en 1967.

De hecho, el sistema escolar de la UNRWA (que opera en 59 campos de refugiados árabes en Israel, Jordania, Siria y el Líbano) ahora exige un violento «derecho de retorno por la fuerza de las armas» a todas las tierras perdidas por los árabes en 1948.

La mayoría de los observadores ignoran la realidad de UNRWA: de cinco millones de descendientes que viven en “refugios temporales” financiados por $ 1,2 mil millones en donaciones de 67 naciones, con poca transparencia.

¿Qué se puede hacer? El mandato de UNRWA, debatido por la Asamblea General de la ONU cada cinco años desde 1949, está ahora en proceso de renovación.

Ha llegado el momento de que las naciones donantes del mundo apaguen el tóxico barril de polvo de la UNRWA: Esto puede y debe lograrse en seis pasos.

  1. Cancelar el nuevo plan de estudios de UNRWA que incorpora los principios de Jihad, martirio y un “derecho de retorno” por la fuerza de las armas, en las escuelas de la ONU que se supone promueven el lema de UNRWA de “La paz comienza aquí”.
  2. Cese del entrenamiento paramilitar en todas las escuelas de UNRWA. La organización debe demostrar su compromiso con los principios de las Naciones Unidas para la «educación para la paz».
  3. Insistir en que UNRWA despida a los empleados que están afiliados a Hamas de acuerdo con las leyes en los libros de las naciones occidentales, que prohíben la ayuda a cualquier agencia que emplee a miembros de una organización terrorista.
  4. Insistir en que UNRWA cancele su contrato con el «embajador de la juventud» Mohammad Assaf para viajar por el mundo alentando la violencia contra Israel.
  5. Insistir en una auditoría independiente de los fondos de los donantes que fluyen a la UNRWA. Esto abordará los informes generalizados y documentados sobre el desperdicio de recursos, la duplicidad de servicios y el flujo no deseado de efectivo a los grupos terroristas con base en Gaza, que obtuvieron el control de las operaciones del UNRWA en Gaza durante los últimos 18 años.
  6. Presentar las normas del ACNUR a UNRWA para promover el reasentamiento de los refugiados árabes. La política actual de UNRWA es que el reasentamiento de refugiados interferiría con el «derecho de retorno» a las aldeas árabes que existía antes de 1948.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://israelbehindthenews.com/unrwa-mandate-comes-up-for-renewal-an-opportunity-for-unrwa-policy-change/18779/

 
Comentarios

El estatus de refugiados no es hereditario

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.