Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 13, 2019
donativo

Los judíos, los demócratas y la supervivencia


Los judíos son personas difíciles de entender. Son, sin duda, la minoría más brillante en la faz de la tierra. No existe una profesión en la que no se les tenga la más alta estima. Se destacan en las artes, la ciencia, la medicina, el derecho y las finanzas. Pero aquí mismo en Estados Unidos han demostrado que su inteligencia política es un oxímoron. En esta área son simplemente estúpidos. Su apoyo a los candidatos demócratas que odian a los judíos es inexplicable. No muestran sentido común ni ningún deseo de construir cualquier parte del cerebro que funcione como un mapa de ruta para la supervivencia. 

 

Apenas 75 años después del final del Holocausto, en el que casi la mitad de los judíos del mundo fueron asesinados, los judíos parecen no tener interés en encontrar formas de evitar que vuelva a ocurrir tal cataclismo. Pueden tomarse de las manos durante los tristes monumentos conmemorativos como Yom HaShoah (Día del Memorial del Holocausto), escuchar historias repetidas  por sobrevivientes mayores, derramar lágrimas y rezar por aquellos que perecieron a manos de los que odian a los judíos, pero parecen estar absolutamente ciegos a los hecho  que el Holocausto II está ardiendo ante sus propios ojos y ellos mismos están arrojando chispas sobre los incendios emergentes.

 

Mire el número de judíos que orgullosamente apoyaron y votaron por Barack Obama, quien fue un miembro sólido de más de 20 años de la Iglesia de la Trinidad Unida de Cristo que odia a los judíos en Chicago dirigida por Jeremiah Wright, quien nunca ocultó a su odio a los judíos durante sus sermones semanales. mientras que la familia Obama se sentó en la primera fila. Los Obama se casaron y sus hijos fueron bautizados por Wright. Barack adoró al tipo y llegó a afirmar que Wright era como su tío. Wright sirvió en el equipo electoral de Obama en 2008. Wright también hizo que Louis Farrakhan predicara en su iglesia y honró a este gran enemigo de los judíos con el premio «Hombre del siglo» de Di-s de esa casa. ¿Y Obama no sabía nada de esto? Los judíos votaron por él en el rango del 75% en sus dos victorias presidenciales. ¿Debemos creer que los judíos ignoraban los puntos de vista de Obama reflejados en su elección de iglesia y pastor?

 

Pasemos al presente, con judíos como Schumer, Feinstein, Nadler, Schiff, Deutch y Wasserman-Schultz como líderes demócratas en el Congreso. Los judíos demócratas tienen ocho escaños en el Senado y 32 en la Cámara. Hay suficientes para formar un Caucus Judicial del Congreso, como lo hacen los negros y los hispanos para luchar por sus respectivas causas. Pero no existe tal organización judía. Y vemos la razón de esto. No tienen lealtad a las necesidades de sus constituyentes judíos. ¿Alguno de ellos habló en contra del vergonzoso trato personal de Obama al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu? ¿Alguno de ellos reprendió a Obama por sus acciones para «crear luz entre nosotros e Israel?» ¿Alguno de ellos mencionó el peligro para Israel que era  Obama? ¿El apoyo al acuerdo nuclear iraní y la entrega de miles de millones a ese régimen que odia a Israel, o expresar preocupación por el apoyo de Obama al líder de la Hermandad Musulmana Muhanmed Morsi como Presidente de Egipto? ¿Se quedaron callados o simplemente ignoraron los deseos de sus electores, sabiendo que la «D» delante de sus nombres en las papeletas sería suficiente para obtener el voto judío?

 

¿Y dónde se encuentran hoy con las novatas congresistas demócratas Alexandria Ocasio-Cortez y sus colegas hermanas, Rashida Tlaib e Ilhan Omar, ambos musulmanes radicales, todas las cuales odian abiertamente a Israel / judíos? ¿Dónde está la indignación por la verborrea peligrosa que emana de sus bocas que aviva los fuegos del odio judío no solo entre los estadounidenses sino en todo el mundo? ¿Por qué los legisladores judíos no exigieron la expulsión de Omar de su prestigioso puesto en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara? Su silencio lo dice todo. También se están deslizando peligrosamente cerca de una plataforma anti-Israel para su campaña presidencial de 2020. Después de todo, ninguno de sus candidatos anunciados presentes se dignó presentarse para dirigirse a la reciente reunión de AIPAC. Ninguno de estos candidatos pronunció una palabra de apoyo a Israel durante la reciente lluvia de cohetes desde Gaza. El ex senador demócrata de Alaska Mike Gravel tuiteó: «¡Viva Palestina!» Bernie Sanders llamó a Israel «racista» y él podría ser el candidato demócrata para dirigir el país y establecer nuestra política exterior.

 

Zeev Jabotinsky a principios de la década de 1930 advirtió a los judíos de Europa del inminente Holocausto. Se negaron a enfrentar la realidad y prestaron atención a sus llamadas de clarín. Estados Unidos bajo Obama cambió claramente nuestra posición en apoyo de Israel e inició un movimiento antijudío liderado por el apoyo de George Soros a grupos como J Street, Jewish Voice For Peace, T’ruah, Black Lives Matter y MoveOn entre otros. Este movimiento se ha ralentizado bajo el liderazgo del presidente pro israelí / judío Trump. Sin embargo, las próximas elecciones de 2020 diran si  los judíos estadounidenses se verán amenazados  ahora por el  odio abierto al judío, descaradamente promulgado por el Partido Demócrata. ¿Cuándo los judíos finalmente despertarán a este hecho y utilizarán sus votos y dólares para derrotar a sus enemigos y finalmente dar apoyo al partido que los apoya?

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.americanthinker.com/articles/2019/05/jews_the_democrats_and_survival.html

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.