Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado octubre 12, 2019
donativo

En el frente norte todos juegan con fuego, pero nadie se quiere quemar


Foto: Explosivos camuflados en el norte

En la tarde de hoy domingo, informaron las FDI que Hezbolah atacó una posición israelí aledaña al poblado de Avivim, en la zona centro de los 120 km. de límite existentes entre Líbano e Israel. Avivim es uno de los 22 poblados israelíes, que están pegados a la línea azul, que es el límite de iure reconocido por Naciones Unidas entre ambos países.

La presente escalada de violencia se da en el marco del constante enfrentamiento en los últimos años entre Israel y los enviados iraníes a la zona, con el objetivo de evitar que los mismos establezcan una presencia militar y así aumenten su amenaza hacia Israel. Esta estrategia se conoce como la “campaña entre guerras” y su objetivo es alejar lo máximo posible la tercera guerra del Líbano. En el plano táctico, Israel tomó acción decenas y centenas de veces para evitar el pasaje de armas iraníes desde Siria al Hezbollah en el Líbano, así como el intento iraní de atentar contra civiles israelíes desde suelo sirio.

En el marco de la “campaña entre guerras”, hace apenas una semana, informó Israel que alcanzó la posición de blancos en Siria para desbaratar un ataque “kamikaze” de la Fuerza Quds iraní y las milicias chiís pro-iraníes, para el cuál emplearían drones suicidas cargados de explosivos.

Días más tarde, fuentes internacionales reportaron acerca de 2 drones que operaron sobre el suburbio chií Dahieh, sede de comandantes del Hezbollah, al sur de Beirut, y que uno de ellos se explotó y generó daños a una oficina del Hezbollah en el lugar. En el último mes, fuentes iraquíes inculparon a Israel de haber destruido 4 depósitos de armas que pertenecían a la milicia chií-iraquí El-Hashed-el Shaa’bi.

Uno de los objetivos centrales de Israel es evitar que Hezbollah logre establecer fábricas de misiles teledirigidos con un grado de precisión tal, que disminuiría el balance militar positivo para Israel en un conflicto. Dichos misiles, en manos de un grupo considerado por parte de la comunidad internacional como terrorista.

La amenaza declarativa de Nasrallah el pasado lunes y el día sábado acerca de una pronta retaliación, fue tomado con absoluta seriedad por parte de las FDI, que decidieron disminuir la presencia física de las fuerzas en el límite, desplegar las baterías de anti-misiles Cúpula de Hierro, interrumpir las salidas de las tropas desplegadas en el límite norte, posponer el cambio de mando del Portavoz del Ejército así como de altos mandos de la Fuerza aérea y desplegar las herramientas de artillería, que están haciendo las veces de la respuesta israelí ante el ataque hace unas horas en la localidad de Avivim, que destrozó un a carro de las fuerzas israelíes y aún no hay reportes acerca de la pérdida de vidas humanas.

Estas dinámicas de tiempos de mayor calma y tiempos de escalada, ha sido una constante en la “campaña entre guerras”. La respuesta israelí con artillería, a blancos cercanos al límite con Líbano hasta el momento, parece indicar que no es altamente probable que la escalada devenga en una guerra entre las partes, no obstante, las dinámicas en este límite, las miscalculaciones del pasado y la neblina y la fricción que caracteriza el campo de batalla, imposibilita asegurar cualquier escenario.

La calidad de información de la inteligencia israelí acerca del desarrollo atómico iraní, del financiamiento iraní al terrorismo en Medio Oriente, del proyecto de misiles teledirigidos de Hezbollah e Irán, seguirá determinando el nivel de riesgo que está dispuesta a asumir Israel en esta “campaña entre guerras”.

La audacia y la determinación que caracterizan operaciones de esta campaña, traducidas correctamente en maniobras de diplomacia y de política global, podría seguir mejorando la legitimidad internacional del uso de la fuerza por parte de Israel, en caso de una guerra. Recientemente Argentina y Paraguay se acoplaron a la definición de Hezbollah como grupo terrorista. Asimismo, altos funcionarios del Ministerio de Exteriores israelí solicitaron públicamente a Perú y a Uruguay hacer este mismo reconocimiento. Mientras desescala la violencia en el norte, parece ser el turno de los diplomáticos de recoger el rédito, y podría ser el momento de Latinoamérica a este respecto.

***Roni Kaplan fue portavoz  de las Fuerzas de Defensa de Israel para la prensa hispanoparlante y asiática en los últimos conflictos armados con el Hamas, y Jefe de enlace de las Fuerzas de Defensa de Israel con Naciones Unidas en el límite con Líbano hasta el año 2015. Roni es co-founder de Conexión Israel, una organización creada para generar y fortalecer puentes de amistad entre Israel y América Latina. 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.