Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes octubre 11, 2019
donativo

«Anti-normalización» con Israel: el verdadero objetivo

Les preocupa que los árabes que van a trabajar a Israel se enamoren de los israelíes y dejen de pensar en formas de matarlos o destruirlos.


  • Si saludar a un judío en sus vacaciones, limpiar la playa con un israelí o trabajar en Israel es considerado por muchos árabes como un «crimen», ¿Cuál será el destino de cualquier árabe que haga las paces con Israel?
  • Quienes piden boicots a Israel, y amenazan e incitan a su pueblo contra cualquier árabe que se atreva a recibir a un judío o enviarle saludos, también se oponen enfáticamente a la paz con Israel. Para ellos, hacer las paces con la «entidad sionista» se considera un acto de traición.
  • Les preocupa que un árabe que saluda a un judío algún día haga las paces con Israel. Les preocupa que un estado árabe que alberga atletas israelíes algún día pueda hacer las paces con Israel. Les preocupa que los árabes que van a trabajar a Israel se enamoren de los israelíes y dejen de pensar en formas de matarlos o destruirlos.

 

Los árabes que se atreven a saludar a los judíos en público en el Año Nuevo judío están siendo denunciados por sus compañeros árabes como traidores. Los árabes que se atreven a participar en actividades deportivas con judíos también están siendo condenados por sus compañeros árabes como traidores.

La semana pasada, muchos árabes han recurrido a las redes sociales para expresar su indignación por el saludo del Año Nuevo judío del jeque Abdullah bin Zayed Al Nahyan, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El 29 de septiembre, el ministro publicó en su cuenta de Twitter «Shana Tova» («Buen año» en hebreo). Su saludo a los judíos que celebran el Año Nuevo judío ha desencadenado una ola de condenas de muchos árabes, incluidos los palestinos, que acusaron al ministro de promover la normalización con Israel.

Los viciosos ataques ad hominem contra el canciller de los EAU incluyeron oraciones para que Dios le permitiera arder en el infierno y varios carteles que lo comparaban con un mono. Debido al saludo, el ministro también está siendo denunciado como «sionista», «criminal de guerra», «perro», «traidor» y «cerdo».

Algunos árabes expresaron su esperanza  que los EAU desaparezcan «al igual que Israel dejará de existir».

Otros aprovecharon la oportunidad para recordarle al ministro » desvergonzado » el verso del Corán ( Al-Ma’idah, 51 ) que dice:

«Oh, ustedes que creen, no tomen a los judíos y a los cristianos como aliados. Son aliados unos de otros (cuando están en contra de ustedes), y quien de ustedes los tome por aliados, es uno de ellos».

Los ataques contra el ministro de Asuntos Exteriores de los EAU se produjeron cuando muchos usuarios árabes de las redes sociales condenaron enérgicamente a Qatar por permitir que los atletas israelíes participaran en el Campeonato Mundial de Atletismo 2019, celebrado en el Estadio Internacional Khalifa en Doha del 27 de septiembre al 6 de octubre.

La presencia de los atletas israelíes en Qatar provocó fuertes críticas por parte de muchos árabes, que expresaron su indignación en las redes sociales a través de un hashtag titulado «La normalización es traición».

Qatar ha sido acusado por sus vecinos árabes, incluida Arabia Saudita y sus aliados del Golfo, de patrocinar y financiar la Hermandad Musulmana Islámica y grupos extremistas como Hamas, el grupo terrorista palestino que gobierna la Franja de Gaza.

Sin embargo, el supuesto apoyo y financiamiento de Qatar a grupos extremistas no le ha evitado las críticas de Hamas y la Jihad Islámica, el segundo grupo terrorista más grande en la Franja de Gaza. En los últimos meses, Qatar ha estado desempeñando un papel en la prevención de una guerra total en la Franja de Gaza entre Israel y Hamas. Los qataríes también han estado entregando millones de dólares en efectivo a los palestinos en la Franja de Gaza como parte de un esfuerzo por impulsar la economía palestina allí y ayudar a los palestinos pobres y desempleados.

Hamas y la Jihad Islámica ahora parecen estar encabezando la campaña de incitación contra Qatar por su decisión de permitir que los atletas israelíes participen en el Campeonato Mundial en Doha.

Hamas expresó su » pesar » por la decisión de Qatar y dijo que considera la acogida de los atletas israelíes como «una forma de normalización que será utilizada [por Israel] para blanquear su imagen frente al mundo». Este es el mismo Hamas que ha estado rogando a Qatar por dinero en efectivo en los últimos meses.

Del mismo modo, la Jihad Islámica emitió una declaración condenando enérgicamente a Qatar y repitiendo su llamado a los árabes y musulmanes para boicotear a Israel. El grupo terrorista también llevó a Qatar a la tarea de permitir a los atletas izar la bandera israelí en Doha.

Muchos usuarios árabes de las redes sociales afirmaron que los atletas israelíes eran «soldados» que servían en las Fuerzas de Defensa de Israel.

Mohammed al-Madhoun, una personalidad de los medios palestinos y activista político de la Franja de Gaza, comentó :

«La presencia de un equipo atlético israelí en Qatar es una mancha de vergüenza en la frente de quienes los acogieron y se les permitió participar. ¿Sabe el anfitrión [Qatar] que los miembros del equipo son soldados del ejército de ocupación? Deseo les preguntarían: ¿Participaron en las masacres de Gaza? ¿A cuántos palestinos mataron durante su servicio militar? ¿Cuántas veces asaltaron la mezquita Al-Aqsa [en Jerusalén]? «

Algunos árabes publicaron fotos de la corredora israelí Adva Cohen, quien participó en el Campeonato Mundial en Qatar, y la acusaron falsamente de «matar» a palestinos. La incitación está dirigida no solo contra Qatar, sino también contra los atletas israelíes que ahora se ven obligados a ver sus fotos tomadas de sus propias cuentas de redes sociales en el contexto de la campaña en línea «La normalización es traición».

Algunos palestinos fueron tan lejos como para incitar a los árabes a rebelarse contra sus líderes por participar en la normalización con Israel.

La campaña de «anti-normalización» incluso está dirigida a buzos jordanos que se unieron con colegas israelíes para limpiar la playa en el Golfo jordano de Aqaba y la ciudad israelí de Eilat. Los buzos participaron en el primer festival ecológico durante el Día Internacional de Limpieza de Playas y el Día Internacional de la Paz de las Naciones Unidas.

Un grupo antiisraelí llamado Asociación para apoyar la resistencia y la normalización de confrontación afirmó que los servicios de seguridad israelíes reclutan a los jordanos que trabajan en Eilat y otras ciudades israelíes como informantes. El grupo acusó al gobierno jordano de «cumplir con todas las demandas de los sionistas con el pretexto de la cooperación en aras de la paz». La afirmación  que los jordanos que van a trabajar a Israel o ayudan a limpiar la playa son reclutados como espías tiene como objetivo pintarlos como traidores, un cargo que probablemente ponga en riesgo sus vidas.

En lugar de agradecer a Israel por permitir que los jordanos vengan y trabajen en Eilat, los activistas «anti-normalización» están incitando a los trabajadores a boicotear a Israel. Estos activistas, por supuesto, no están ofreciendo a los trabajadores jordanos empleos y salarios.

En marzo de 2019, Israel acordó aumentar en un 33% el número de jornaleros jordanos empleados en hoteles en Eilat de 1,500 a 2,000. Los permisos para los jordanos están diseñados para permitirles trabajar en la industria hotelera de Eilat, cerca de la frontera con Jordania. La medida es parte de un acuerdo firmado entre Israel y Jordania para promover los lazos entre los dos países a través de iniciativas de cooperación económica y social.

En lo que respecta a los activistas de «anti-normalización», incitar a su pueblo contra Israel y los trabajadores jordanos es más importante que cualquier iniciativa económica y social. Estos activistas odian a Israel hasta el punto en que prefieren ver a 2,000 trabajadores perder sus empleos que seguir trabajando y ganando buenos salarios en Eilat.

Si saludar a un judío en sus vacaciones, limpiar la playa con un israelí o trabajar en Israel es considerado por muchos árabes como un «crimen», ¿Cuál será el destino de cualquier árabe que haga las paces con Israel?

Quienes piden boicots a Israel, y amenazan e incitan a su pueblo contra cualquier árabe que se atreva a recibir a un judío o enviarle saludos, también se oponen enfáticamente a la paz con Israel. Para ellos, hacer las paces con la «entidad sionista» se considera un acto de traición. Les preocupa que un árabe que saluda a un judío algún día haga las paces con Israel. Les preocupa que un estado árabe que alberga atletas israelíes algún día pueda hacer las paces con Israel. Les preocupa que los árabes que van a trabajar a Israel se enamoren de los israelíes y dejen de pensar en formas de matarlos o destruirlos.

Bassam Tawil tiene su sede en Oriente Medio.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.gatestoneinstitute.org/14943/anti-normalization-israel

 
Comentarios

Les puede el ódio, no ya a la razón, sino incluso al interes própio , lo vengo diciendo reiteradamente ..los árabes (musulmanes) no quieren «trátos» con Israel, ni consiguientemente con los judios, está en su ADN colectivo, y aflóra a primeras de cambio …es algo visceral en ellos, que imposibilita todo hipotético acercamiento, y écha al tráste, cualquier atísbo de convivencia para el futuro …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.