Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes enero 7, 2020
donativo

Jeremy Corbyn plantea una amenaza potencial para la seguridad occidental

El instinto de Corbyn es ser más comprensivo con las opiniones de Rusia, Irán, Corea del Norte y el régimen de Assad en Siria que con los antiguos aliados de Gran Bretaña en Washington y Europa.


Con las elecciones generales británicas ahora en marcha, los aliados de Gran Bretaña deben considerar seriamente cómo tratarían con Jeremy Corbyn, el candidato izquierdista del partido laborista, en caso que se convierta en primer ministro.

La posibilidad que Corbyn ingrese a Downing Street es de particular preocupación para los EE. UU. dado el nivel actual de estrecha cooperación que existe actualmente entre Washington y Londres, especialmente con respecto a cuestiones de seguridad nacional.

Como una fuente de seguridad estadounidense muy influyente me dijo a principios de esta semana: «Un gobierno de Corbyn no solo sería un desastre para Gran Bretaña. Sería un desastre para los EE. UU. y otros aliados occidentales que trabajan estrechamente con Londres en toda una gama de  cuestiones de seguridad global.»

Uno de los pilares de la llamada «relación especial» entre Londres y Washington, por ejemplo, son los estrechos vínculos que comparten en la cooperación militar y de inteligencia. La disuasión nuclear británica depende en gran medida de la tecnología estadounidense para permitir que la flota de submarinos especialmente adaptados de la Marina Real dispare misiles Trident armados con ojivas nucleares.

Es una imagen similar en el frente de intercambio de inteligencia, donde el estrecho nivel de cooperación entre los servicios de inteligencia estadounidenses y británicos forma la base de la red de inteligencia de élite Five Eyes, siendo Canadá, Australia y Nueva Zelanda los otros miembros de una alianza. que se estableció originalmente durante la Segunda Guerra Mundial.

En consecuencia, ahora se hacen serias preguntas en Washington y otras capitales occidentales clave sobre las posibles implicaciones de una victoria de Corbyn en las elecciones generales del próximo mes y si, con el líder laborista residente en Downing Street, podrán mantener el mismo nivel de cooperación militar y de intercambio de inteligencia.

Con mucho, la víctima más probable de un gobierno de Corbyn sería la red de intercambio de inteligencia Five Eyes, donde existe una gran probabilidad que otros estados miembros de la alianza sean muy reacios a compartir material altamente sensible con un primer ministro británico que ha gastado toda su carrera política asociado abiertamente con regímenes y grupos que son completamente hostiles hacia Occidente y sus aliados.

Desde apoyar al IRA en el apogeo de su campaña para matar y mutilar a las tropas británicas en Irlanda del Norte y Gran Bretaña hasta, más recientemente, asociarse con grupos terroristas islámicos como Hamas y Hezbollah, Corbyn no oculta dónde residen sus verdaderas simpatías.

Es una imagen similar con respecto a la visión global del líder laborista. En el corazón de su duro enfoque de izquierda a la política exterior se encuentra un profundo odio hacia los Estados Unidos y su papel en la salvaguarda de los intereses de las democracias occidentales. Por lo tanto, el instinto de Corbyn es ser más comprensivo con las opiniones de Rusia, Irán, Corea del Norte y el régimen de Assad en Siria que los antiguos aliados de Gran Bretaña en Washington y Europa.

El gran respeto de Corbyn por los ayatolás incluso le llevó a asumir el controvertido papel de colaborador de Press TV, el canal de propaganda dirigido por Irán, donde le pagaron el equivalente a alrededor de $ 30,000 hasta que el canal fuera prohibido por los reguladores británicos por su parte. al filmar la detención y tortura de un periodista iraní. Además,. Corbyn nunca se disculpó por su asociación con la emisora, y afirmar que sus apariciones durante tres años le permitieron plantear «una serie de cuestiones importantes de derechos humanos».

Otro ejemplo del prejuicio pro iraní de Corbyn se puede ver en su frecuente asociación pública con miembros de Hezbollah. En un discurso pronunciado ante la Coalición Stop the War, con sede en Gran Bretaña, llamó a los miembros de Hezbollah y Hamas «amigos». En consecuencia, no cabe duda de que, en el desastroso evento de que se convierta en el próximo primer ministro de Gran Bretaña, insistiría en que Gran Bretaña siga un enfoque mucho más comprensivo hacia Teherán.

Otra área de preocupación para los aliados de Gran Bretaña sería la estrecha asociación de Corbyn con otros grupos islamistas como la Hermandad Musulmana y Hamas. Corbyn ha aparecido en varias manifestaciones con los líderes de Hamas, y sus simpatías pro-islamistas se revelaron nuevamente a principios de esta semana cuando, hablando en la campaña, criticó la reciente operación de las fuerzas especiales de la administración Trump que resultó en la muerte del líder del ISIS Abu Bakr al-Baghdadi, afirmando que Estados Unidos debería haber hecho un mayor esfuerzo para llevarlo con vida.

Por lo tanto, los Estados Unidos y otros aliados deben considerar seriamente la posibilidad que Corbyn pueda ser el próximo primer ministro de Gran Bretaña. La presencia de un líder de extrema izquierda en Downing Street podría tener serias implicaciones para el futuro bienestar de la alianza occidental.

Con Coughlin es el editor del Departamento de Defensa y Asuntos Exteriores del Telegraph y miembro distinguido del Instituto Gatestone.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.gatestoneinstitute.org/15164/jeremy-corbyn-poses-a-potent-threat-to-western

 
Comentarios

La izquierda en su conjunto representa una amenaza potencial para la seguridad occidental, dada su cercania al mundo islámico y a los enemigos tradicionales de la civilizacion occidental …
Su carencia de proyecto politico, su paulatina radicalizacion, sus rásgos autoritários y su intervencionismo a ultranza en los médios de comunicacion , el sistema judicial y la vida de los ciudadanos, la inhabilitan de fácto para gobernar con el debido sentido de Estado y de la responsabilidad …Corbyn en Gran Bretaña, al igual que Sanchez y Iglesias en España, no son mas que la caricatura de una ideologia que hace tiempo ya perdió el tren de la historia, asi como la nocion de la realidad, la lealtat, el respecto institucional, y no digamos ya el pragmatismo requerible a todo gobernante en democrácia …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.