Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes diciembre 3, 2019
donativo

Mundial de Catar 2022

Premio al sinsentido


El 2 de diciembre de 2010 se anunció al mundo que la oficialmente denominada Copa Mundial de Fútbol de la FIFA del año 2022 se realizaría en el Estado de Catar, una pequeña península en el oeste de Asia, pero rica en cuanto a recursos estratégicos, lo que le ha servido para tener cierto tipo de facilidad para comportarse de manera no necesariamente razonable.

A continuación, se enlistan algunos de los temas en los que Catar tiene una profunda huella negativa y dañina contra los intereses globales, atendiendo en algunas ocasiones sus acciones a claras vejaciones a los derechos humanos o siendo participes del desorden y asimetría global del siglo XXI por medio del financiamiento del crimen organizado a nivel internacional.

1. Derechos de las mujeres

Los informes de organizaciones internacionales, entre estas Amnistía Internacional, señalaba en su sitio web que la legislación catarí continúa discriminando por género principalmente a las mujeres.

Entre las violaciones contra los derechos de las mujeres cataríes está el que no pueden darles la nacionalidad a los hijos de padres no cataríes por cuanto la misma se transmite solo de modo patrilineal. De igual manera hay discriminación jurídica en temas fundamentales como matrimonio, divorcio, herencias, custodia de los hijos y libre circulación.

Por lo anterior, es que sorprendió la Federación Alemana de Fútbol al amenazar con no participar en el Mundial que se efectuará en ese país mientras persistan las violaciones contra las mujeres. Y llevaron el tema más allá, porque rechazarían participar de eventos y juegos en lugares donde haya discriminación de género.

Esto pondría contra las cuerdas a la organización del mundial, ya que el ejemplo alemán podría ser copiado por otros países y al final boicotear el evento deportivo en esa nación asiática.

2. Esclavitud para construir estadios

En este aspecto se señala que en Catar han estado contratando extranjeros para la construcción de los estadios y hay casos denunciados, como la toma de nepalíes en condiciones paupérrimas como salió denunciado en varios medios, incluyendo la española Cadena Ser en junio de 2018, acusación ante la cual hubo una omisión de criterios contundentes por parte de la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA) y que deja un penoso sin sabor por guardar el silencio criminal ante semejantes atrocidades.

Por otra parte, dos años antes de esta denuncia, se acusaba de la muerte de un obrero indio en la construcción de uno de los estadios, donde además la exposición a temperaturas extremas provoca que cualquiera sufra una descompensación que termina siendo incompatible con la vida.

Lo grave de todo esto es que el diario La Vanguardia de España en junio de 2019, mencionaba que la ONG Fundación para la Democracia Internacional, cifra en 2.000 los trabajadores muertos en obras del Mundial, mayormente nepalíes, indios y bangladesíes, un número que ellos mismos sospechan que es mucho mayor.

3. Acusación de patrocinio al terrorismo internacional

Durante años se ha dado a conocer que varios países del Golfo, incluyendo Catar y el Reino de Arabia Saudita son patrocinadores de organizaciones terroristas a nivel internacional. En octubre 2017 el diario árabe Al Arabiya en su página en inglés acusaba al Gobierno de Doha de estar patrocinando agrupaciones terroristas en Irak, Siria y Libia.

Según las acusaciones contra este Estado petrolero y su patrocinio, es que lo hacen de manera indirecta o a través del blanqueamiento de capitales por medio de organizaciones legítimas como lo puede ser una fundación o compañías bien posicionadas a nivel internacional, como se ha acusado en el pasado por medio de Qatar Foundation o de Qatar Airways.

Así como otros grupos que promueven acción social y el financiamiento de madrasas de enseñanza de una versión islámica radical en países no musulmanes y también la denominada Dawa islámica o invitación a la conversión.

También a Qatar se le señala por el patrocinio a organizaciones consideradas terroristas como es el caso de Hamas, palestino, o Al Qaeda, así como las mencionadas anteriormente en los países del Levante mediterráneo, como podrían ser la Jabhat Al Nusra, DAESH, y guerrillas en las regiones libias.

Han competido por muchos años contra el Reino de Arabia Saudita en el patrocinio del terrorismo internacional, con la finalidad inicial de evitar los ataques contra su propio territorio, pero también porque la visión religiosa que promueven es una posición integrista y en ocasiones promotora del radicalismo.

4. El uso de propagada por medio del canal Al Jazeera

Uno de los mecanismos más efectivos que ha utilizado Catar para blanquear sus acciones es tener un canal de televisión que se ha transformado en un dolor de cabeza para los países de la zona, ya que se mantienen con cierta “distancia” del discurso pro gobierno; ciertamente que hasta se les permite una crítica controlada contra los poderes del Estado, siempre y cuando no se emprendan comentarios contra el clan Al Thani que es la monarquía que dirige las fuerzas principales del país desde hace mucho tiempo atrás.

Esto ha llevado a los productores de Al Jazeera tener tres tipos de discurso principales dependiendo del público al que van dirigidos sus mensajes, y pueden en ocasiones ser disímiles entre ellos.

Por una parte, poseen un discurso «pacifista» y «demócrata» a través de Al Jazeera en inglés donde manejan un lenguaje neutral al estilo de las grandes cadenas occidentales de noticias, desde donde critican posiciones radicales de países de Oriente Próximo, lanzando fuertes acusaciones contra el sectarismo y los enfrentamientos entre clanes que se han comunes en algunos Estados de esta región.

Mientras tanto, practican un tipo de lenguaje más «progresista» en su versión dirigida a los países hispanohablantes por medio de una página de vídeos denominada AJ Plus donde realizan presentaciones más «naives» para el público de esta región.

Finalmente, para los arabófonos su posición es más guerrerista y pro islamismo radical, tanto así que entre sus predicadores más comunes ha estado el ulema egipcio Yusuf Al Qaradawi líder de los Hermanos Musulmanes, una de las organizaciones que han expandido las garras de una versión purista e integrista del islam a distintos países de Oriente Próximo y se ha extendido hacia regiones de África del Norte y otros países. Esto los ha llevado a tener a los cataríes enfrentados con otros países árabes de la zona, sumada la política de Doha de mantener vínculos estrechos con la República Islámica de Irán, país contemplado como enemigo por la mayoría de los países del Golfo; principalmente el Reino de Arabia Saudita.

Esta combinación de factores muestra la verdadera cara del Gobierno catarí, que ha recibido como premio la organización de un Mundial de Fútbol mayor sin tomar en consideración la cantidad de elementos en los que se encuentran viciadas sus acciones, donde se han dado violaciones a los derechos humanos, pero por los intereses de algunos países en el consumo de los recursos de Catar, han decidido no solo guardar silencio, sino seguir promoviendo un evento deportivo que sin duda estará manchado con mucha sangre y lavada su conciencia con petrodólares.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.