Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 15, 2020
donativo

Deliciosa tarde invernal en el mercado Majane Yehuda

El frío no impide cumplir con la tradición de los jueves en el shuk


 

Sufganiot de todo tipo en Roladin

El shuk (mercado) Majane Yehuda de Jerusalem es una de las grandes atracciones de la capital israelí. Mucho más ordenado que años atrás, multifacético, variado, multicolor, ofrece gran cantidad de opciones culinarias tanto populares como más refinadas-por cierto también a distintos precios. Sus puestos de verduras y frutas, pescados y carnes, se mezclan con boutiques de distintos estilos de ropa, joyas y mucho más.

Se ha convertido ya hace mucho en una visita ineludible para todo aquel que llega a Jerusalem. Israelíes se organizan en grupos de diferentes partes del país para visitarlo, y por supuesto están los turistas de distintas procedencias que ya oyeron sobre este singular mercado israelí. Los idiomas se entremezclan, los gritos de los vendedores tanto judíos como árabes promocionando su mercadería son para todos y es imposible aburrirse. Claro que para quien va a hacer las compras de la semana y está apurado, no siempre es el mejor lugar, precisamente por la cantidad de gente que va de paseo, toma fotos por doquier y enlentece el ritmo en el embotellamiento «de tránsito» en el shuk.

 

Pero es parte de la dinámica ya conocida en Majane Yehuda, que siempre vive una dinámica especial los jueves y viernes.

Este jueves, mientras llovía fuerte en Jerusalem, llegamos al shuk y optamos esta vez por recorrer solamente la parte techada, por razones obvias.

El frío era notorio en la vestimenta de la gente, que se arropó, abrigó a sus niños y bebés hasta en sus carritos, pero no faltó.

Es que vale la pena y además, hay delicias calentitas para probar, como el Knafe de «Knafe Ierushalaim», cuyos consumidores andaban por todo el shuk con sus platos llenos.

 

Y claro que hay otras opciones, como la de Eliahu de Baklawish.

Hay para elegir…

Y para quien quiere lidiar con el frío, hasta sopa caliente…

 

El color y la variedad es lo más notorio del shuk, y lo vemos en el negocio de Shimon de Rozemarin.

Adentro, de todo…frutas secas, condimentos, café y hasta bomboneras israelíes.

 

 

Está también el Rey del Halva

 

Y están quienes prefieren el azúcar natural de las frutas

Por kilo, o en vasos

 

Las frutillas ya han llegado, pero como siempre, a comienzo de temporada, están caras. En este puesto, 15 shekel  (un poco más de 4 dólares) por medio kilo.

 

Claro que eso es mucho más baratos que el típico postre de Januca, las sufganiot. Las decoradas y más originales, salen 14 shekel cada una.

 

Estas son las más famosas sufganiot de Israel, de la red Roladin, en una de cuyas sucursales entramos, ya saliendo de la parte techada del shuk, sobre la calle Jaffo. Para el encendido de velas familiar por la noche, sabíamos sería un buen agasajo.

 

Y antes de decidir que mejor ni probarlas por las 500 calorías promedio de cada una, mirémoslas de cerca. Y cada uno decidirá.

 

Yo no he comido ni una en toda la semana de Janucá. Invicta por ahora. Así que mejor, no sigo mirando el video.

 

http://www.semanariohebreojai.com/articulo/1977

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.