Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles enero 22, 2020
donativo

Reconocido filósofo francés Bernard-Henri Levy recorre Nigeria y describe la inmensa, brutal y horrible ‘continua masacre de cristianos’ además de mencionar una presencia turca e influencia de Qatar


En una serie de informes en los medios de comunicación franceses y estadounidenses el renombrado filósofo francés Bernard-Henri Levy narró una visita que realizo a Nigeria donde descubrió se está perpetrando una ‘masacre masiva y horrible en brutalidad de cristianos’. Levy también mencionó la presencia turca y la influencia de Qatar en el lugar.

En un artículo de opinión publicado el 20 de diciembre, 2019 en el diario Wall Street Journal titulado «La nueva guerra contra los cristianos de África», Levy escribió sobre los violentos extremistas islámicos «más o menos vinculados al grupo Boko Haram» entre la etnia de los fulani. Un obispo a quien conoció explicó el patrón de ataque de los extremistas fulani: «Por lo general, llegan de noche. Están descalzos, por lo que no puedes escucharlos venir a menos que sea en motocicleta… Antes de que los aldeanos puedan refugiarse o huir, los invasores están sobre ellos en sus casas, ondeando machetes, quemando, saqueando, violando. No los matan a todos. En algún momento se detienen, recitan un verso del Corán, reúnen el ganado y se retiran. Necesitan sobrevivientes para que estos esparzan el temor de pueblo en pueblo y den testimonio de que los asaltantes fulani no le temen nada más que a Alá y son capaces de todo». Según informes, un occidental que vive en Nigeria dijo que «los ‘instructores’ de Boko Haram han sido vistos en Bauchi, otro estado al noreste, donde le enseñan a militantes élite del grupo de los fulani a manejar armas más sofisticadas que reemplazarán sus machetes».[1]

Al narrar los testimonios de las víctimas que este conoció, Levy escribió que una mujer a la que contactó dijo que el 15 de julio, «extremistas fulani entraron a su aldea en motocicletas, tres individuos montados en una bicicleta, gritando ‘¡Allahu Akbar!’ Estos incendiaron casas y mataron a sus cuatro hijos delante suyo» antes de cortarle el brazo. Los extremistas fulani le cortaron tres dedos de la mano derecha a otra mujer, le cortaron la nuca con un machete, le dispararon, le echaron gasolina y le prendieron fuego. Ella de alguna manera sobrevivió.

Bernard-Henri Levy escribió en el diario Wall Street Journal sobre los extremistas fulani.

Mientras se encontraba en Nigeria, Levy se reunió con un miembro turco de un «grupo religioso de asistencia mutua» que, según el hombre, estaba abriendo madrazas para las hijas del pueblo fulani. Levy describe a un individuo fulani armado que llevaba puesta una chaqueta con insignias en idioma turco y árabe. Mientras está sentado entre hombres fulani, uno de los cuales dice: «Los cristianos son perros e hijos de perros. Ustedes dicen cristianos. Para nosotros son traidores. Estos adoptaron la religión de los blancos. Aquí no hay lugar para amigos de los blancos, quienes son impuros», un vendedor de tarjetas postales le ofrece a Levy retratos de Osama bin Laden y del Presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Un informe publicado por MEMRI el 18 de diciembre, 2019, discutió una grabación de audio que fue subida a YouTube en marzo, 2014 que según informes destacó una llamada telefónica entre un alto funcionario del gobierno turco y un ejecutivo de la aerolínea Turkish Airlines en el que este último dice: «Estoy transportando decenas de material, ellos van a ir a Nigeria ahora, ¿de acuerdo? [No lo sé:] ¿Van a asesinar musulmanes o a cristianos? Estamos pecando en este momento, así que ya lo sabes» (véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8421 – Audio del 14 de marzo destaca una llamada telefónica entre el ejecutivo de Aerolíneas de Turquía y el asesor de Erdogan sobre los envíos de armas turcas a Nigeria: «¿Van a asesinar musulmanes o cristianos? Estamos pecando ahora mismo», 18 de diciembre, 2019). El 26 de noviembre, 2019, los medios de comunicación nigerianos informaron que un portavoz del Cuartel General de Defensa de Nigeria había dicho que el gobierno nigeriano estaba investigando las afirmaciones de que el gobierno turco enviaba armas a la organización terrorista en Nigeria Boko Haram.

En un artículo en francés sobre el tema publicado el 5 de diciembre en el portal del semanario francés Paris Match, Levy escribió: «Un individuo salió a decirme que no tenía nada que hacer aquí. Hablaba inglés. Tuve el tiempo de hacer que admitiera… ser turco, miembro de una red de ayuda mutua religiosa financiada por Qatar y responsable de abrir, en las localidades del norte y centro, madrazas para chicas fulani». El mismo artículo decía: «Y el Presidente Buhari… que ya gobernó entre 1983 y 1985, luego de un golpe de estado y que todavía permanece hoy gracias a los subsidios de Ankara, Qatar y de los chinos, es él mismo perteneciente al grupo de los fulani».[2]

Lo siguiente es el texto del artículo de Bernard-Henri Levy tal como apareció en el diario Wall Street Journal el 20 de diciembre, 2019:

«Los extremistas fulani se han vuelto más asesinos que Boko Haram y fueron estos que cometieron la mayoría de las 2.040 muertes terroristas documentadas del país en el año 2018»

«Está en marcha una guerra a cámara lenta en el país más poblado de África. Esta guerra trata de una masacre de cristianos, muy grande en escala y horrible en brutalidad. Y el mundo apenas se ha percatado de ello.

«Un cristiano pentecostal nigeriano, director de una organización no-gubernamental que trabaja para el entendimiento mutuo entre cristianos y musulmanes en Nigeria, me alertó. ‘¿Has escuchado hablar de los fulani?’ preguntó en nuestra primera reunión, en París, hablando un impecable y melodioso inglés de la élite nigeriana. Los fulani son un grupo étnico, generalmente descrito como pastores en su mayoría musulmana del norte de Nigeria, obligados por el cambio climático a mudarse con sus rebaños hacia lugares cristianos templados más al sur. Estos suman de 14 a 15 millones en una nación de 191 millones de habitantes.

«Entre ellos existe un elemento violento. Son extremistas islámicos de una nueva casta», dijo el director de la ONG, «más o menos vinculados a Boko Haram», la secta que se hizo infame por el secuestro de 276 chicas menores cristianas en el estado de Borno en el año 2014. ‘Se lo ruego’, dijo, «venga a verlo por sí mismo’. Conociendo a Boko Haram pero nada de los fulani, acepto».

«Los extremistas fulani entraron a su aldea en motocicletas, tres en una bicicleta, gritando ‘¡Allahu Akbar!’ Incendiaron casas y mataron a sus cuatro hijos delante de ella»

«El Índice Global de Terrorismo del año 2019 estima que los extremistas fulani se han vuelto más peligrosos y mortales que Boko Haram y causaron la mayoría de las 2.040 muertes terroristas documentadas del país en el 2018. Para obtener más información sobre este grupo, viajé a Godogodo, en el centro del país, donde me reuní con una bella mujer llamada Jumai Victor, de 28 años de edad. Una mujer dice que el 15 de julio, extremistas fulani entraron a su aldea en motocicletas, tres sobre una moto, gritando ‘¡Allahu Akbar!’ Incendiaron casas y asesinaron a sus cuatro hijos delante de ella.

«Cuando llegó su turno y notaron que estaba embarazada, se produjo una discusión. Algunos no querían ver que le cortaran el vientre, por lo que se comprometieron a cortarle y amputarle el brazo izquierdo con un machete. Ella habla rápidamente y sin emoción alguna, mirando fijamente al espacio como si hubiese perdido el rostro junto al brazo. El jefe de la aldea, traduciendo por ella, gime. Lágrimas corren por sus mejillas cuando ella termina su relato.

«Me aventuro hacia el norte hasta las cercanías de Adnan, donde Lyndia David, de 34 años cuenta su historia de supervivencia. En la mañana del 15 de marzo, llegaron rumores a su aldea de que asaltantes fulani estaban cerca. Se estaba vistiendo para ir a la iglesia mientras su esposo se preparaba para unirse a un grupo de hombres que vigilarían el lugar. Este la instó a refugiarse en la casa de su hermana en otra aldea.

«Su primera noche allí, los centinelas la despertaron con un silbato. Salió de la casa y encontró llamas que se extendían a su alrededor. Los fulani la rodearon. Luego escuchó una voz: ‘¡Ven por aquí, puedes pasar!’ Ella lo hizo y su supuesto salvador saltó de la maleza, le cortó tres dedos de su mano derecha, le talló la nuca con su machete, le disparó, le arrojó gasolina al cuerpo y lo encendió. De alguna manera sobrevivió. Semanas más tarde regresó a su pueblo y se enteró de que los asaltantes lo habían arrasado esa misma noche. Su esposo estaba entre aquellos 72 que asesinaron».

Para ver el despacho en su totalidad en inglés junto a las imágenes en el portal principal de MEMRI copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/renowned-french-philosopher-bernard-henri-levy-tours-nigeria-describes-massacre-christians

 


[1] Wsj.com/articles/the-new-war-against-africas-christians-11576880200, 20 de diciembre, 2019.

[2] Parismatch.com/Actu/International/Au-Nigeria-on-massacre-les-chretiens-le-SOS-de-Bernard-Henri-Levy-1662940, 5 de diciembre, 2019.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.