Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles enero 22, 2020
donativo

Israel, entre Soleimani, Trump y la fuerza de vivir


No son días fáciles en Medio Oriente. El viernes pasado, 3 de enero,  Estados Unidos llevó a cabo un operativo anti terrorista en el que mató al General iraní Qassem Soleimani, jefe de la “Fuerza Al Quds”, y desde entonces Irán amenaza con vengarse no sólo de Trump sino también de Israel, aunque no fue el responsable.

Algunos pensamientos:

1)    Desde un comienzo la cúpula de seguridad de Israel estimó que no es muy probable que Irán concrete las amenazas atacando blancos israelíes. Esto no significa sin embargo que se pueda bajar la alerta. En  absoluto. Por estos lares, siempre hay que tener los ojos bien abiertos. Israel no subestima a sus enemigos. Les advierte y sabe que es más poderoso militarmente que ellos, pero de nada serviría ese poder, si además, no se tomaran precauciones.

2)    Aunque no resulta políticamente correcto en un mundo en el que lo más común es odiar al Presidente Donald Trump-en gran medida, sin duda, se lo ha ganado-  esta vez consideramos necesario elogiarlo. Tuvo la osadía de tomar una decisión nada sencilla al ordenar matar al General Soleimani, artífice del terrorismo iraní en la región y fuera de ella. La pregunta, a nuestro criterio, no es si ese operativo desatará una escalada sino cuál habría sido el costo de permitir a Soleimani continuar intentando imponer la hegemonía de Irán, sembrando muerte por doquier.

Pero además, Trump no es un apresurado a lanzarse a aventuras militares. Justamente su encare favorece más que nada la negociación. Con presiones, claro que sí, pero presiones económicas y diplomáticas, no tan rápidamente armadas. Es más, se demoró mucho en responder a numerosos ataques de Irán y las milicias chiitas pro iraníes. Tanto, que se le criticaba por no hacer nada,considerándose que eso alentaría a Irán a seguir atacando.

Trump ya se ha manifestado a favor de salir de Oriente Medio. No tiene ambición imperialista en la región. Fueron las circunstancias locales, de una zona desgarrada por la guerra, lo que frenó por ahora su retirada, una retirada que él quisiera concretar.

Y tomando en cuenta la amenaza que supone Irán para Oriente Medio y el mundo, escuchar a Trump una y otra vez-también ayer-recalcando que mientras él sea Presidente de Estados Unidos, Irán no tendrá la bomba atómica, es alentador. Y por ahora, trata de lograrlo con presiones de sanciones económicas a Irán, para convencerlo a volver a la mesa de negociaciones para elaborar otro acuerdo nuclear, distinto del anterior, que Trump consideró inaceptable.

3)    Y resulta bastante simbólico que justamente el día en que Irán lanzó unos 15 misiles desde su territorio hacia  bases irakíes en las que hay soldados norteamericanos, en lo que se considera podría ser el comienzo de su prometida venganza, el Ministerio de Defensa de Israel reveló un nuevo elemento impactante en el sistema de protección del territorio nacional. Se trata de una plataforma que lanza rayos laser capaces de destruir misiles, cohetes y dispositivos no piloteados que se hallen en camino a Israel. Se estima que ya este año, en varios meses, estará operativo y podrá comenzar a defender las fronteras.

Tiene la ventaja de no requerir municiones, a diferencia por cierto de los sistemas de misiles anti-misiles. Esto no sólo es más cómodo sino también mucho más económico. Un ejemplo concreto: en el transcurso del 2019, Israel disparó aproximadamente 500 misiles anti-misiles con su sistema “Cúpula de Hierro” para interceptar cohetes que iban en camino a impactar en zonas habitadas,  disparados desde la Franja de Gaza. Tomando en cuenta que cada uno cuesta entre 80 y 100.000 dólares, está claro que tener un sistema que funciona diferente, en base a electricidad,  y es no menos efectivo, es un gran logro.

La desventaja es que el nuevo sistema no es ideal para días nublados. De todos modos, no sustituye a la Cúpula de Hierro sino que la complementa.

4)    De este se desprende un mensaje múltiple:

Hay un gran logro tecnológico, una enésima confirmación de las capacidades innovadoras de Israel.

Se confirman nuevamente los grandes esfuerzos que dedica Israel a proteger a su población.

Y está el hecho que mientras se desarrolla y vive intensamente, Israel es siempre consciente de que el barrio en el que vive  aún es peligroso.

Y estos puntos se conectan…porque así como a Israel le sale mucho invertir en su propia defensa, a sus enemigos les sale no poco dedicar sus recursos al odio y los intentos de hostigar a Israel. Sería mejor para todos poder destinar el esfuerzo a otra cosa.

 

http://www.semanariohebreojai.com/editorial/120

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.