Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 26, 2020
donativo

De Jerusalén a Jeddah

Las delegaciones israelíes han visitado silenciosamente Arabia Saudita durante los últimos dos años, con el consentimiento tácito del régimen; mientras que Riad puede afirmar públicamente que no tiene vínculos con 'los sionistas', todos, incluidos los iraníes, saben la verdad y esperan ver cómo se desarrolla este estado de cosas


¿A quién se supone que debemos creer cuando se trata del verdadero estado de los lazos entre Israel y Arabia Saudita?

Por un lado, Adel al-Jubeir, el veterano ministro saudí, insiste en que «no tenemos vínculos de ningún tipo con Israel». Por otro lado, el ministro del Interior, Aryeh Deri, en una declaración histórica, pidió a los empresarios israelíes que se dirijan a Arabia Saudita y exploren opciones para empresas conjuntas.

שר החוץ של סעודיה עדל אל ג'ובייר ב שגרירות סעודיה לונדון בריטניה

El ministro de Estado saudita, Adel al-Jubeir, en la embajada de Londres en su país.
( Foto: AFP )
Pasó un solo día entre los mensajes aparentemente contradictorios de Arabia Saudita e Israel: el primero fue una negación y el segundo un sorprendente llamado a la acción.
Pero debajo de la superficie todo está coordinado, lo que Deri y Jubeir, un experimentado zorro político que se desempeñó como embajador de su país en Washington, lo saben muy bien.
La verdad es que las delegaciones israelíes han visitado silenciosamente Arabia Saudita durante los últimos dos años. Algunos fueron acompañados por altos miembros de la comunidad de seguridad, algunos por hombres de negocios.
La mayoría, aunque no todos, tienen pasaportes de otros países, pero está claro para sus anfitriones sauditas quiénes son realmente y de dónde provienen realmente.
De hecho, recientemente recibí una caja de cookies con «Hecho en Jeddah» escrita en inglés y árabe. El donante no tuvo que explicar de dónde venían.

כדורגל

Fotos, LR, del presidente palestino Mahmoud Abbas, el difunto líder palestino Yasser Arafat, el rey Salman de Arabia Saudita y el príncipe heredero Mohammad bin Salman, en un clasificatorio para la Copa Mundial entre Palestina y Arabia Saudita en Cisjordania, octubre de 2019.
( Foto: Reuters )
Por ahora, no todos los israelíes podrán entrar a Arabia Saudita. Solo aquellos con pasaportes extranjeros podrán chatear con los lugareños y visitar los famosos lugares de interés.
Los permisos para ingresar al reino están en manos del Príncipe Heredero Mohammed bin Salman y sus asociados, y son ellos quienes deciden qué israelíes se beneficiarán de este valiente mundo nuevo, mientras que, naturalmente, los vigilan de cerca.
Bin Salman continúa cultivando la nueva ciudad del desierto de Neom como un destino turístico moderno, mientras que los inversores y los empresarios llegan.
Las asociaciones internacionales también se están abriendo en Jeddah, e Israel propone traer a Arabia Saudita al mundo de alta tecnología y expandir su industria alimentaria local.
Todos los que han viajado desde Israel a Jeddah hasta ahora lo han hecho por un vuelo especial (en coordinación con la comunidad de seguridad) o por Royal Jordanian Airlines.

מייק פומפאו מזכיר המדינה של ארה"ב עם מוחמד בן סלמן מב"ס יורש העצר של סעודיה

El Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salman, recibe al Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo
( Foto: Reuters )
El hombre de la calle en Arabia Saudita aún no sabe cómo detectar a los israelíes, ni sueña que pronto estarán de su lado. También le resulta difícil hablar abiertamente sobre posibles lazos o asociaciones con Israel.
Pero Bin Salman ve esto como una oportunidad para desviar la atención del asesinato del periodista Jamal Khashoggi y poner un velo sobre las decenas de prisioneros, en su mayoría mujeres, que han estado luchando por los derechos humanos. Él sabe que los visitantes israelíes que vienen abiertamente al reino crearán un verdadero revuelo.

שריפה תקיפה תאגיד נפט aramco ארמקו סעודיה

El sitio del ataque a una instalación petrolera saudita que el reino culpó a Irán
( Foto: Reuters )
Quizás lo más importante para los sauditas, sería una bofetada masiva a los iraníes. En Arabia Saudita, el daño severo causado a las instalaciones petroleras de Aramco por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria no se ha olvidado.
Irán ya salió en contra de la «nueva relación» sin mencionar nombres explícitamente, ya que los sauditas insisten oficialmente, por ahora, en que no hay relaciones «con los sionistas».
Sin embargo, todo el mundo, especialmente en Irán, sabe que el mensaje de Deri no estuvo exento de coordinación previa y está esperando ver cómo se desarrolla este estado de cosas.
Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.