Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes febrero 7, 2020
donativo

Sudán anuncia vientos de cambio

Un número creciente de naciones árabes buscan normalizar las relaciones con Israel a medida que entienden que ha llegado el momento de hacerlo. Los palestinos serían sabios adoptando esta posición racional.


La reunión del presidente del Consejo de Soberanía de Sudán, Abdel Fattah Abdelrahman Burhan, con el primer ministro Benjamin Netanyahu en Entebbe el lunes, indica que el enfoque de Israel para tratar con una de las áreas estratégicamente más vitales de la región está dando sus frutos.

Israel debe defenderse de Turquía, Irán, Qatar en cierta medida, y las diversas organizaciones terroristas que representan una amenaza continua para él. La reunión en Uganda refleja la esencia de la política árabe: hace solo unos días, Sudán era parte de las naciones de la Liga Árabe condenando el plan de paz de la administración Trump, y ahora, la necesidad de Israel por parte de Jartum es tan grande que su líder está dispuesto a hacer lo casi impensable y reunirse con un líder israelí.

Como los medios de comunicación israelíes están gobernados por la indiferencia y la ceguera histérica, ignoran los principales acontecimientos, como el hecho que cantidades masivas de armas de grado militar se pasan de contrabando a través del Mar Rojo y Sudán a la milicia islámica en Libia.

La alianza de Israel aquí no es solo con Egipto contra el Estado Islámico sino también contra Turquía. El anterior régimen sudanés le dio a Turquía el control de Suakin, una isla frente a las costas de Sudán que domina la ciudad de Jeddah en Arabia Saudita. Esta es una amenaza para los sauditas, pero es una amenaza aún mayor para Egipto e Israel.

Sudán limita con Chad, Uganda y Egipto, y tiene una costa muy larga en el Mar Rojo. Entonces, al final del día, Israel, Egipto y los Estados Unidos exigirán la retirada de Turquía de esta isla.

Sudán, después de décadas de guerra civil y gobierno islámico, busca hacer amigos en Occidente. Usualmente, tales desarrollos necesitan ayuda, en cuyo caso Israel es a quien recurrir.

Netanyahu ha pasado años cultivando lazos con África, es decir, las relaciones con Chad surgieron. Las naciones musulmanas en África se están calentando ante la idea de normalizar las relaciones con Israel, al igual que otras naciones del continente, y el problema palestino ya no puede evitar que un gran estado árabe como Sudán se ocupe primero de sus propios intereses.

Israel tiene muchas cosas que ofrecer a Sudán, desde ayuda de defensa hasta asistencia tecnológica, económica y agrícola, y Sudán obviamente ve a Israel como un factor significativo en su camino a Washington.

Estados Unidos impone sanciones a Sudán, y el cambio visto allí, junto con el intento de normalizar las relaciones con Israel, también debería hacer que Washington alivie estas sanciones.

El público israelí no puede comprender la magnitud del cambio en la actitud del mundo árabe hacia Israel debido a que los medios lo minimizan, pero si miras más allá de las distracciones, la realidad se vuelve clara: Israel actualmente disfruta del creciente apoyo de los países árabes en la región, tal vez incluso más que lo hacen los palestinos

Al palestino le sería prudente sacar las conclusiones adecuadas y dejar que prevalezca la lógica, la que guía a las naciones árabes que buscan la paz y la prosperidad junto a Israel.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.israelhayom.com/opinions/sudan-heralds-winds-of-change/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.