Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 12, 2020
donativo

Los árabes israelíes dicen no a Palestina


La visión masivamente detallada de la administración Trump de «Paz a la Prosperidad» contiene muchos detalles, algunos de los cuales actualmente están reverberando en Israel y entre los palestinos.

Uno de los acuerdos más sorprendentes es sobre un área conocida como «el Triángulo de Galilea» (o simplemente «el Triángulo»), una región de Israel que limita con Cisjordania y está habitada predominantemente por unos 300,000 árabes. El plan de Trump «contempla la posibilidad, sujeto al acuerdo de las partes, de que las fronteras de Israel se vuelvan a trazar de manera tal que las Comunidades del Triángulo se conviertan en parte del Estado de Palestina».

En otras palabras, nadie será desalojado, pero la frontera de Israel se moverá para excluir el Triángulo, transfiriéndolo para formar parte de la Autoridad Palestina de hoy y (quizás) el Estado de Palestina de mañana.

Mover la frontera no es una sugerencia nueva, ya que varios primeros ministros israelíes la han planteado, incluidos Ariel Sharon en febrero de 2004, Ehud Olmert en octubre de 2007 y Benjamin Netanyahu en enero de 2014. Incluso el ministro de Defensa Avigdor Liberman lo planteó en septiembre de 2016.

Si bien es atractivo como una solución elegante y simple de beneficio mutuo (los israelíes quieren menos palestinos en su país y los palestinos quieren vivir en Palestina), en realidad está lleno de complicaciones. Se destacan dos problemas:

Primero, una abrumadora mayoría de los residentes del Triángulo prefieren quedarse en Israel, como lo demuestran las pruebas anecdóticas masivas, las declaraciones de los políticos y las investigaciones de encuestas realizadas durante quince años. Algunos de ellos enfatizan que Israel es su hogar, otros se centran en las mejores condiciones de vida de Israel sobre las de la AP más pobre y autoritaria.

Por ejemplo, el alcalde islamista de Umm al-Fahm, la ciudad predominantemente musulmana más grande de Israel, respondió negativamente a la propuesta de Sharon: «la democracia y la justicia en Israel son mejores que la democracia y la justicia en los países árabes e islámicos». Ahmed Tibi, un miembro viciosamente antisionista del parlamento de Israel calificó el control de la AP como «una sugerencia antidemocrática peligrosa».

En febrero de 2004, un centro de investigación árabe descubrió que los encuestados árabes preferían, en una proporción de 10 a 1, seguir siendo ciudadanos israelíes. Dos encuestas en diciembre de 2007 acordaron una relación de 4.5 a 1. Una encuesta de junio de 2008 encontró que los árabes israelíes preferían a Israel «a cualquier otro país del mundo» en una proporción de 3.5 a 1. Una encuesta de junio de 2012 encontró una proporción similar a esta misma pregunta. Una encuesta de enero de 2015 encontró el orgullo de ser israelí en una proporción de 2 a 1.

No se ha realizado ninguna encuesta desde el lanzamiento del plan Trump, pero Ayman Odeh, jefe del partido de la Lista Conjunta, anunció desafiante que «nadie nos privará de la ciudadanía en la patria donde nacimos». Los alcaldes de tres ciudades mencionadas por su nombre en el plan criticaron la idea de ser incluidos en una futura Palestina y estallaron manifestaciones. Las reacciones de los medios árabes israelíes se opusieron «sin excepción» a la idea. Las opiniones árabes israelíes son tan inequívocas como paradójicas.

En segundo lugar, si la posibilidad de un movimiento fronterizo se vuelve real, los árabes israelíes pueden y ejercerán su derecho como ciudadanos de Israel de retirarse del Triángulo y vivir en una región que no está programada para ser entregada a Mahmoud Abbas & Compañía. Esto ya ha sucedió en Jerusalén donde, para evitar encontrarse en Palestina, los residentes árabes se han mudado en cantidades considerables a áreas predominantemente judías como French Hill y Pisgat Ze’ev (las áreas que la AP considera asentamientos israelíes ilegales, por cierto). El distinguido periodista Khaled Abu Toameh, que vive en un «asentamiento judío», con humor se llama a sí mismo un «colono árabe».

El mismo movimiento está sucediendo fuera del Triángulo: Jalal Bana informa: «hemos visto un fenómeno interesante en el que muchos residentes del Triángulo han comprado propiedades en ciudades judías… Algunos incluso se han mudado… la tendencia realmente podría despegar ahora: las parejas jóvenes… preferirán comprar apartamentos en lugares como Harish y Netanya y vivir allí».

Entonces, aunque transferir el Triángulo de Galilea del control israelí al palestino parece una solución elegante y simple donde ambas partes ganan, es lamentablemente inviable. El gobierno israelí aparentemente lo ha rechazado.

Por supuesto, este tema está lleno de ironía. Los mismos árabes israelíes que braman el desprecio por el estado judío y alaban a los asesinos de niños judíos (tenga en cuenta a los extremistas que sirven como sus representantes parlamentarios) también esperan desesperadamente quedarse en lugar de convertirse en parte de Palestina. Quizás la sugerencia de Trump los hará un poco más realistas, sobrios y leales a su país.

El Sr. Pipes (DanielPipes.org@DanielPipes) es presidente del Foro del Medio Oriente. © 2020 por Daniel Pipes. Todos los derechos reservados.

Traducido por Silvana Goldemberg

Original en Inglés: Israeli Arabs Say No to Palestine

 
Comentarios

Los árabes israelies saben lo que les conviene, y tambien por consiguiente, lo que no …
Vivir en un Estado de derecho en el que existe pluralidad politica y libertad de expresion, no es lo mismo que que subsistir entre los muros de un regimen opresor, y corrupto … tener acceso a un enseñanza de álto nivel, no puede ser comparado con recibir un adoctrinamiento constante desde la mas tierna edad …disponer de una sanidad avanzada y accesible a todos, no está al alcance de tiraniás de cuarta, como la que padecen sus vecinos de Gaza … cobrar un salario digno en shekels, que permita algo mas que comer y pagárse un alojamiento, resulta mas tentador, que arrastrarse por un puñado de liras devaluadas que apenas te dá para subsistir …disponer de médios e infrastructuras del primer mundo, atrae mas que circular por maltrechas carreteras y caminos polvorientos, si otro horizonte que el de debatirse dia tras dia en la miseria …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.