Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes febrero 14, 2020
donativo

Resucitan palmeras datileras con semillas de hace 2.000 años


Fotohttps://commons.wikimedia.org/wiki/File:Phoenix_(botanical)

Por T’U Bishvat

Palmeras datileras de los tiempos bíblicos han sido cultivadas en Israel gracias al aprovechamiento de semillas de hace 2.000 años, con la esperanza de comprender mejor su linaje desaparecido.

Matusalén, Adán, Jonás, Uriel, Booz, Judith y Hannah, todas permanecieron inactivas en Judea desde los tiempos bíblicos. Ahora los científicos las han resucitado con la esperanza de comprender mejor su linaje desaparecido. El estudio se ha publicado en Science Advances.

Siete plantas de palmera datilera –denominadas Matusalén, Adán, Jonás, Uriel, Booz, Judith y Hannah–, ahora crecen en la comunidad de Ketura, en el sur de Israel. Matusalén fue la primera. Fue plantada en 2005 a partir de una semilla de aproximadamente 2.000 años de antigüedad encontrada enterrada bajo los escombros en la antigua fortaleza de Masada con vistas al Mar Muerto.

Como parte de un proyecto a largo plazo en el Instituto Arava de Estudios Ambientales en Israel, los científicos esperan criar palmas datileras de Judea, una variedad que fue elogiada en la antigüedad por su dulzura, gran tamaño, larga vida útil y supuesta capacidad para combatir enfermedades, pero que se extinguió hace cientos de años cuando repetidos conflictos acabaron con las plantaciones de dátiles.

Las edades de las siete semillas antiguas germinadas con éxito oscilan entre los 2.400 y los 1.800 años. Las semillas provenían de tres sitios arqueológicos en el desierto de Judea, incluido Qumran, donde se descubrieron los Rollos del Mar Muerto.

Es inusual encontrar semillas que puedan permanecer viables por tanto tiempo. Uno de los pocos ejemplos fue en 1995, cuando los investigadores informaron que habían germinado con éxito semillas de un loto sagrado de aproximadamente 1.200 años de antigüedad encontradas en un antiguo lecho de un lago en China. Las semillas de palmera datilera pueden tolerar la deshidratación, y las semillas de dátiles antiguas se encontraron en un ambiente extremadamente seco, lo que puede ser una de las razones por las que sobrevivieron tanto tiempo.

Las palmeras datileras resucitadas incluyen árboles femeninos y masculinos, y los investigadores esperan que los árboles eventualmente produzcan frutos juntos. Sin embargo, los nuevos dátiles pueden no ser los mismas que las personas comían en la antigüedad, ya que los cultivadores antiguos probablemente habrían cultivado brotes de plantas femeninas seleccionadas, que perecieron hace mucho tiempo. Las plantas cultivadas a partir de sus semillas hijas pueden no tener las mismas cualidades. Aún así, pueden mostrar algunas características que se han perdido en las variedades modernas.

 

http://www.semanariohebreojai.com/articulo/2198

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.