Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 18, 2020
donativo

4 desarrollos de Israel contra el coronavirus

Dos empresas, una universidad y un hospital disponen de soluciones que pueden ofrecer ayuda a largo plazo para hacer frente a la pandemia y otras enfermedades virales.


El dispositivo CoughSync podría facilitar el tratamiento para las víctimas de coronavirus con neumonía. Foto cortesía del hospital Alyn.

Dos empresas emergentes y una universidad de Israel intensifican sus esfuerzos destinados a dar pelea a la actual pandemia de coronavirus y futuras epidemias.

Una de las compañías, Sonovia, se enfoca en la protección mientras que la otra, MeMed junto a la Universidad Bar Ilan trabajan para dar un diagnóstico temprano de la enfermedad.

Días atrás, ISRAEL21c en Español informó que Sonovia y Argaman Technologies -otra compañía israelí- se esforzaban para llevar sus nuevas tecnologías antimicrobianas a China y a la comunidad mundial dedicada a la salud.

De hecho, según el cofundador de Sonovia Shay Herchcovici, la empresa ya envió muchos metros de su tejido antimicrobiano de poliéster-algodón para ser probado en China y determinar su efectividad contra el coronavirus (renombrado como covid-19). Los resultados deberían estar listos pronto.

El ejecutivo explicó que la tecnología de Sonovia llamó la atención de una empresa del gobierno chino gracias a los artículos de prensa como el de ISRAEL21c.

Gracias a la tecnología de Sonovia, podría ser posible frenar al coronavirus con telas inmunizadas. Foto cortesía,

Las telas podrían convertirse en mascarillas lavables pero también en otras prendas de protección e incluso en indumentaria de hospitales.

En ciertas pruebas ambulatorias contra algunas bacterias y hongos, el material impregnado de óxido de zinc de Sonovia mantuvo un menor nivel de crecimiento microbiano en comparación con telas estándar de los sanatorios.

Fuera del interés de China, una compañía química en Singapur quiere utilizar la tecnología de inclusión sonora de Sonovia para crear telas que puedan proteger a las personas del coronavirus u otras enfermedades y acelerar la recuperación de pacientes ya infectados.

MeMed busca un rápido diagnóstico

La compañía emergente MeMed se ha acercado a la epidemia desde un ángulo diferente. Eso le ha permitido trazar un objetivo particular: ayudar a los funcionarios a detectar a las personas ya infectadas antes de que aparezcan los síntomas.

Este es uno de los problemas más complejos del brote actual de covid-19. Es que las personas pueden contagiar el mal incluso antes de mostrar síntomas de éste.

ImmunoXpert, el primer producto de MeMed, ya se usa en la Unión Europea, Suiza e Israel para distinguir en dos horas si una enfermedad es viral o bacteriana.

Con una muestra de sangre, ImmunoXpert toma una «instantánea» del sistema inmune del paciente. Los algoritmos y los sensores se fijan en las moléculas y determinan si luchan contra bacterias o virus en cualquier parte del cuerpo.

«Lo más complicado es que cuando uno está enfermo no se sabe si se trata de una infección bacteriana a tratar con antibióticos o de un virus. En general, son clínicamente indistinguibles», manifestó Eran Eden, director general de la empresa, en la Cumbre Mundial de Inversores OurCrowd que tuvo lugar a comienzos de febrero en Jerusalén.

El ejecutivo añadió que esta incertidumbre da lugar a uno de los mayores desafíos de atención médica de esta era: el uso excesivo de antibióticos y el aumento de cepas resistentes de bacterias.

Los doctores Kfir Oved, cofundador y director de tecnología de MeMed, y Eran Eden, cofundador y director ejecutivo de la empresa. Foto cortesía.

Para epidemias como el coronavirus, Eden explicó que MeMed trabaja con colaboradores de todo el mundo para lograr la detención de pacientes infectados en la etapa presintomática. «Tenemos datos preliminares que potencialmente podrían monitorear la respuesta inmune y saber si alguien está enfermo incluso antes de sentir nada», dijo el empresario.

La semana pasada, la Universidad de Bar-Ilan en Ramat Gan anunció que gracias a una nueva tecnología desarrollada por uno de sus profesores se podría reducir el tiempo de diagnóstico de coronavirus a apenas un cuarto de hora.

Hoy puede tomar hasta dos días tener resultados de la prueba del virus. Y esta es una espera larga e ineficiente ya que en China muchas personas murieron mientras esperaban los resultados. En paralelo, otras millones corren el riesgo de propagar el contagio.

La nueva tecnología de la universidad desarrollada por el doctor Amos Danielli de la Facultad de Ingeniería Alexander Kofkin usa una combinación de óptica y partículas magnéticas para analizar muy rápido 100 muestras de saliva de pacientes posiblemente infectados con el virus y reducir el tiempo de diagnóstico a sólo 15 minutos.

Este sistema ya demostró que reduce el tiempo de diagnóstico del virus del Zika y actualmente se usa en el laboratorio central de virología del Ministerio de Salud en el Centro Médico Sheba.

El laboratorio de Danielli desarrolló una tecnología para la detección sensible de secuencias de ARN específicas para detectar virus al unir el ARN del virus a una molécula fluorescente que emite luz cuando al ser iluminada con un láser.

En concentraciones muy bajas de ARN, la señal emitida es tan débil que los dispositivos existentes no pueden detectarla. «Si pensamos en que la saliva de un paciente infectado con coronavirus puede contagiar a una habitación entera, el láser se puede comparar con el tamaño de un puño y a bajas concentraciones de ARN del virus, podría haber solo dos o tres moléculas fluorescentes dentro de ese puño», describió el investigador.

Según los estudios, agregar partículas magnéticas a la solución les permite a las moléculas fluorescentes adherirse, lo que permita una mayor concentración de estas y una medición mucho más precisa.

Un solución para respirar mejor

El dispositivo CoughSync israelí que ayuda a las víctimas de neumonía a deshacerse de la flema podría salir a la venta en China en los próximos meses y ofrecer un tratamiento más seguro y fácil para los pacientes con coronavirus.

 

El aparato, que fue desarrollado originalmente en el hospital Alyn, un centro de rehabilitación pediátrica y adolescente de Jerusalén para ayudar a los niños que no pueden toser por sí mismos, esperando la aprobación de la Administración Nacional de Productos Médicos (NMPA) de China.

Inventado por el doctor Eliezer Be’eri, director del departamento de Rehabilitación Respiratoria del sanatorio de la capital, elimina la flema de las vías respiratorias de un paciente. «Actualmente, cuando las personas usan respiradores, la forma estándar de eliminar las secreciones de las vías respiratorias es que la enfermera las desconecte de la máquina y use un catéter para aspirar los líquidos”, le explicó el científico a ISRAEL21c.

El doctor Eliezer Be’eri trata a un bebé paciente en el hospital Alyn. Foto cortesía.

Según Be’eri, CoughSync es una alternativa más natural y mucho menos invasiva. “El paciente no necesita toser. El dispositivo replica lo que haría una tos y esta tos artificial elimina todas las secreciones», describió el especialista.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.