Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes abril 20, 2020
donativo

Hospitales israelíes abren departamentos especiales para tratar Corona

Ascendió a 75 la cantidad de contagiados identificados.


Tras el primer paso dado por el hospital Sheba-Tel Hashomer para tratar enfermos de Corona en Israel, varios hospitales del país se suman el esfuerzo y se organizan para atender pacientes con el virus que lleguen a sus instalaciones.

Una vista del hospital Sheba-Tel Hashomer
Una vista del hospital Sheba-Tel Hashomer

 

Sheba-Tal Hashomer comenzó probando el primer programa de telemedicina conocido en el mundo. El programa consta de dos componentes principales: un «robot», que es una solución Vici diseñada por Intouch Health, -un programa de atención médica de realidad virtual con sede en California-, y una aplicación de telemedicina diseñada por Datos Health, según informó un comunicado del hospital en el mes de febrero.

“La solución de telemedicina robótica Vici puede ingresar a la habitación de un paciente infectado, mientras es controlada por médicos o enfermeras que permanecen afuera. Con este robot, se pueden controlar los signos vitales del paciente, como la frecuencia cardíaca”, informó el hospital.

Ahora, ya no está solo en el esfuerzo del Corona.

“Keter”, Corona en hebreo, será el nombre del nuevo departamento abierto en el Centro Médico Rambam en Haifa, para tratar en forma  aislada a los enfermos de COVID-19 que lleguen al hospital, y que ya ha comenzado a funcionar. Se han abierto o están preparando departamentos para este fin específico también en el hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalem, el Soroka de Beer Sheba, Beilinson de Petak Tikva, HaSharon, Poria y Shaarei Tzedek.

En Hadassah habrá un espacio con 50 camas para internar a pacientes con Corona que se hallen en estado leve o intermedio, y otro con 6 camas de cuidados intensivos para los pacientes en grave estado que precisan apoyo respiratorio. Los preparativos llevarán aún algunos días.

Nos detenemos en el caso del Rambam, que es el centro médico del que hemos recibido más información sobre el funcionamiento del departamento de Corona.

En este gran hospital de Haifa, el departamento será manejado por 30 médicos y enfermeras que se presentaron como voluntarios para trabajar en el servicio, provenientes todos de otros departamentos. Se dedicarán exclusivamente al nuevo objetivo.

El aprendizaje original fue de la primera experiencia en este campo en Israel, la del ya mencionado Hospital Sheba-Tel Hashomer. Se trata de protocolos especiales para la recepción de los pacientes, su aislamiento, el tratamiento necesario y la logística que ello requiere en el hospital.

En cuanto al aislamiento, la intención es organizarse para que haya también un ascensor separado y un acceso a ambulancia distinto del usado en la emergencia común.

El personal fue instruido en relación al necesario proceso de protección y el manejo del sistema de detección y control  a larga distancia, que no requiere contacto directo con el paciente, para medir distintos parámetros en la situación del paciente.

El Rambam usa por primera vez en Israel un sistema de monitoreo a la distancia, desarrollada por la compañía start-up israelí Biobeat. Esta desarrolló un autoadhesivo especial que se “pega” a cada paciente y es capaz de medir el ritmo respiratorio, saturación, pulso, presión sanguínea, temperatura del cuerpo y otros parámetros esenciales. Los datos son transmitidos en forma constante e inalámbrica en tiempo real a un sistema que permite el seguimiento del estado del paciente sin necesidad de un contacto físico directo con la persona internada. El sistema registra rápidamente cuando hay un deterioro y advierte, sin tener que esperar la llegada de un médico  o enfermera que tome la fiebre o la presión.

El nuevo departamento está aislado del resto y ubicado en un piso separado en el edificio Meir del hospital. El plan es que pueda recibir a 30 personas al mismo tiempo, incluyendo dos habitaciones para niños y una sala para pacientes con asistencia respiratoria.

Uno de los procedimientos especiales en el caso del Corona, es un sistema que permite crear “presión negativa” dentro de la habitación. El aire no sale de regreso al corredor antes de pasar por un filtro especial. Esto, a pesar de que por lo que se sabe por ahora, el Corona no contagia por el aire.

Junto a cada cama se ha instalado un sistema de teléfono y video que permite a los enfermos contactarse tanto con el equipo como con los familiares, que no podrán entrar al departamento pero podrán hablar con sus seres queridos desde una sala especial para las familias.

En este momento hay 4 pacientes internados en el departamento “Keter” (Corona) del Rambam.

El Ministerio de Salud Pública de Israel publicó en su página web un mapa indicando los puntos en los que cuales hay ciudadanos ya identificados con Corona.

 

Se publican instrucciones y explicaciones a la población en hebreo, inglés, ruso y árabe.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.