Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 15, 2020
donativo

Como las líneas aéreas de Israel están en tierra, también lo está la exportación

La mayoría de los productos importados de Israel se hacen por mar, lo que significa que no se esperan escasez de alimentos, pero el 60% de las exportaciones del país se envían a través de vuelos de pasajeros, ahora en tierra debido al coronavirus.


EL AL Reuters

El daño en el que incurrirá la economía de Israel como resultado del coronavirus (Covid-19) ahora tiene un número: NIS 4.4 mil millones (aproximadamente $ 1.24 mil millones) al mes, según Shira Greenberg, economista jefe del Ministerio de Finanzas israelí. Alrededor de NIS 500 millones (aproximadamente $ 140.9 millones) de eso es el resultado de las horas de trabajo perdidas debido a la cuarentena. Ahora se estima que unas 70,000 personas están en cuarentena domiciliaria luego de una decisión del gobierno del lunes que ordenó que todos los que regresen a Israel se recluyan durante 14 días.

Se espera que la exportación de servicios de Israel experimente daños por NIS 1.9 mil millones (aproximadamente $ 535 millones). La exportación total de servicios en 2019 ascendió a $ 55.4 mil millones. Esto incluye el turismo, que generó $ 7.6 mil millones en 2019, y la exportación de servicios tecnológicos, que generó casi $ 30 mil millones. Ambos subsectores dependen mucho de los cielos abiertos, y el movimiento del cielo de Israel se ha reducido a casi cero en los últimos días a medida que aumentaron las medidas de contención.

 

Se espera que la exportación de bienes experimente daños de 1.300 millones de NIS (aproximadamente $ 366 millones). Se espera que un menor consumo de bienes y entretenimiento en Israel genere una pérdida del producto interno bruto (PIB) de NIS 0.7 mil millones (aproximadamente U$ 197 millones).

Suponiendo que la situación no se deteriore aún más, el ministerio de finanzas estima que la pérdida general del PIB de Israel ascenderá al 1%, o alrededor de NIS 14 mil millones (aproximadamente $ 3.94 mil millones), lo que significa que el crecimiento se situará en 1.8% -2%. Por lo tanto, se espera que el crecimiento per cápita sea minúsculo. Estas previsiones se basan en un escenario en el que no ocurre una recesión global y el control de la pandemia se logra para el tercer trimestre de 2020.

¿Por qué se espera que el impacto en la exportación sea tan significativo si los puertos de Israel aún están abiertos? Según los datos publicados el martes por la Asociación de Fabricantes de Israel, el 66% de las exportaciones de Israel en 2018 se enviaron por vía aérea, aunque todavía es una caída del 67,2% en 2017. Solo un tercio de los productos exportados se envían por mar. Cabe señalar que el 36% de la exportación aérea de Israel corresponde a la industria del diamante, que contribuye poco a la economía de Israel en términos de empleo e impuestos. Sin embargo, un tercio de la exportación aérea es maquinaria, productos farmacéuticos y equipos ópticos, tres subsectores tecnológicos caracterizados por una alta productividad económica.

Importar a Israel es una imagen especular. Dos tercios de las importaciones israelíes se realizan por mar, y solo un tercio por aire. Del tercero importador por vía aérea, el 28% es por la industria del diamante, lo que significa que menos de un cuarto de las importaciones económicamente significativas es por vía aérea. Estas estadísticas podrían explicar por qué el Ministerio de Economía de Israel se apresuró a asegurar al público que no se esperaban escasez de alimentos o materias primas. Sin embargo, alrededor de $ 5 mil millones en productos farmacéuticos y otros $ 12 mil millones en equipos y dispositivos eléctricos, mecánicos y ópticos se importan a través del aire, lo que significa que si bien no se espera escasez, la interrupción del suministro podría experimentarse si la crisis persiste.

Estados Unidos recibe el 30% de la exportación aérea de Israel, mientras que Europa recibe el 23,6% y China el 10%. Cuando se trata de importación aérea, el 21% proviene de EE. UU., un tercio de Asia y un tercio de la Unión Europea. Los datos proporcionan una razón para la preocupación del gobierno sobre los problemas financieros relacionados con el coronavirus que está experimentando la aerolínea nacional del país, El Al Israel Airlines Ltd.: alrededor del 60% de la exportación aérea de Israel se envía actualmente a través de vuelos de pasajeros, en comparación con el 44% en 2015, y más del 35% (en peso, no valoración) de este transporte se realiza utilizando aviones El Al.

Como la crisis del coronavirus es global y no doméstica, el gobierno solo puede controlar tanto su impacto en la economía israelí. Si el mundo entra en un período de recesión, la demanda de bienes israelíes disminuirá, y con ello los ingresos de las empresas y los hogares y sus gastos, lo que afectará directamente los impuestos. Sin embargo, el gobierno puede mitigar algunos de los daños, y ya ha comenzado a hacerlo, a través de un fondo de asistencia gubernamental .

El estado también ha anunciado que apoyará a los empleados que se ausentan sin paga como resultado de la crisis. Los datos actuales muestran que el 10% de los pagos por desempleo realizados por Bituah Leumi, la agencia nacional de seguridad social de Israel, que actualmente asciende a NIS 3 mil millones (aproximadamente $ 845.5 millones) en general, ahora están programados para empleados con licencia no remunerada. Se estima que la suma aumentará a medida que avanza la crisis, aunque todavía es demasiado pronto para estimar los números finales.

«Si la crisis termina rápidamente y el daño será limitado, no podemos olvidar que la economía se encuentra en una posición fiscalmente precaria, y el uso incorrecto de los recursos en este momento podría dañar la calificación crediticia de Israel», dijo a Calcalist un ejecutivo senior del ministerio de finanzas. a condición de anonimato. Es importante hacer las cosas con las medidas correctas, dijo: “no permitiremos que ninguna línea aérea se derrumbe, especialmente  El Al. Sin embargo, es importante que las propias empresas comprendan que, al final del día, se trata de fondos públicos y no están destinados a apoyar a compañías infladas e ineficientes «.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.calcalistech.com/ctech/articles/0,7340,L-3800225,00.html

 

 

 

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.