Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo abril 5, 2020
donativo

Coronavirus: Europa bloqueada


Sebastian Kurz, Canciller de Austria

  • Las restricciones sin precedentes sobre el movimiento de personas, inimaginables hace solo dos semanas, están paralizando la vida en Europa.
  • «Tenemos que estar preparados para el hecho  que Europa será golpeada aún más fuerte que China y que enfrentaremos este desafío durante meses». – Canciller austríaco, Sebastian Kurz.
  • «Los números están creciendo alarmantemente rápido». – Canciller austríaco, Sebastian Kurz.

 

**********************

Europa es ahora el epicentro de la pandemia mundial de coronavirus que ha llegado a más de 45 países en el continente. Hasta el 14 de marzo, más de 42,000 personas han dado positivo por la enfermedad, según datos de los ministerios de salud europeos.

La llamada enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) se está extendiendo extremadamente rápido: aproximadamente 40,000 de los casos (95% de todos los casos) en Europa se confirmaron durante los primeros 14 días de marzo.

Italia es el país más afectado de Europa, seguido de España, Alemania, Francia, Suiza y Noruega.

En Europa en su conjunto, más de 1,600 personas, 4.0% de las que se confirmó que estaban infectadas, murieron a causa de COVID-19. En Italia, la tasa de mortalidad actualmente es del 5,8%, según el Ministerio de Salud.

A medida que se vislumbra la magnitud de la crisis, los líderes europeos han comenzado a implementar medidas cada vez más severas destinadas a frenar la propagación de la enfermedad. Las restricciones sin precedentes sobre el movimiento de personas, inimaginables hace solo dos semanas, están paralizando la vida en Europa.

En Italia , el epicentro del brote de coronavirus de Europa, donde más de 21,000 personas han sido diagnosticadas con COVID-19 (a partir del 14 de marzo), el primer ministro Giuseppe Conte ordenó un cierre nacional. La cuarentena del tercer país más poblado de Europa, con 60 millones de habitantes, prohíbe los viajes no esenciales hacia, desde y dentro de Italia; prohíbe todos los eventos públicos; requiere que las personas mantengan una distancia entre sí de al menos un metro (tres pies); y cierra todos los bares, restaurantes y tiendas (excepto supermercados y farmacias).

Las medidas de «distanciamiento social» hasta ahora no han frenado la propagación de la enfermedad: aproximadamente la mitad de todos los casos confirmados en Italia fueron diagnosticados desde que las restricciones entraron en vigencia el 10 de marzo. Esto implica que el bloqueo nacional puede continuar durante más semanas.

 

En España , el país europeo más afectado después de Italia, el gobierno anunció un estado de emergencia a nivel nacional que pone en cuarentena a 46 millones de personas. Todos los viajes no esenciales han sido prohibidos. El público estará limitado a sus hogares, excepto en casos de emergencia o para comprar alimentos o medicinas. Todas las escuelas y universidades del país están cerradas. Todos los empleadores, tanto públicos como privados, deben permitir que la mayor cantidad de empleados posible trabajen desde casa.

Las restricciones, que estarán vigentes por un período inicial de 15 días y pueden extenderse, han resultado en compras de pánico, con largas colas en las tiendas de comestibles en todo el país y una escasez de suministros esenciales.

 

En Francia , el presidente Emmanuel Macron, en un discurso televisado el 12 de marzo, anunció el cierre de todas las guarderías,  escuelas, universidades y hasta nuevo aviso. «Esta epidemia es la crisis de salud pública más grave que Francia ha conocido en un siglo», dijo Macron. «A pesar de los esfuerzos para frenarlo, el virus continúa propagándose y se está acelerando».

El 13 de marzo, el Primer Ministro Édouard Philippe redujo el número de personas permitidas a reunirse a 100, por debajo del límite oficial anterior de 1,000. «La idea es frenar el progreso de la enfermedad», dijo. «Queremos evitar que el virus circule».

 

En Noruega , donde el virus se ha propagado rápidamente en los últimos días y el número de casos confirmados de COVID-19 ahora supera los 1,000, el gobierno impuso el 12 de marzo un bloqueo nacional. Las medidas han sido descritas como las más radicales que Noruega ha experimentado en tiempos de paz.

Todos los jardines de infantes, escuelas, escuelas secundarias, colegios y universidades están cerrados. Los eventos deportivos y culturales están prohibidos. Se han impuesto restricciones a bares, restaurantes, pubs, gimnasios, piscinas y empresas que ofrecen servicios de peluquería, cuidado de la piel, masajes y cuidado del cuerpo. Cualquier persona que haya viajado fuera de los países nórdicos desde el 27 de febrero será puesta en cuarentena durante 14 días cuando regrese a casa.

«Ha sido importante para nosotros encontrar el momento adecuado para implementar tales medidas», dijo el jefe de la Dirección de Salud de Noruega, Bjørn Guldvog. «Hemos esperado durante mucho tiempo que esto fuera innecesario, pero hemos visto una escalada de la situación en Europa y Noruega en las últimas 24 horas».

 

En Suiza , el gobierno anunció medidas radicales para detener la propagación del virus. Las escuelas en todo el país han sido cerradas y las reuniones públicas de más de 100 personas están prohibidas. La frontera con Italia permanece abierta, pero se aplicarán más restricciones.

Austria y Eslovenia anunciaron que impondrían restricciones en la frontera con Italia, mientras que otros países de la región aparentemente consideran medidas similares.

 

En Alemania , el país más poblado de Europa, el gobierno se equivocó, aparentemente temeroso de dañar la economía. Después de decir inicialmente que el coronavirus representaba un riesgo de salud «muy bajo» para los alemanes, el ministro de Salud, Jens Spahn, admitió más tarde que el país enfrenta una «epidemia de coronavirus».

Durante una conferencia de prensa el 11 de marzo, la canciller Angela Merkel, en sus primeros comentarios públicos sobre el coronavirus desde que se confirmó el caso inicial de Alemania el 27 de enero, advirtió que más de dos tercios de la población, 58 millones de personas, podrían infectarse. Ella dijo que la principal prioridad de su gobierno era frenar el contagio para evitar un colapso del sistema de salud alemán. Sin embargo, su gobierno no ha implementado medidas de distanciamiento social como las de otros países europeos, como Italia, España y Francia.

La mayoría de las medidas para enfrentar la crisis se han tomado a nivel estatal. En Renania del Norte-Westfalia, una de las regiones más afectadas de Alemania, se cerraron las escuelas. Los estados de Baviera, Berlín, Bremen, Hesse, Renania del Norte-Westfalia y Schleswig-Holstein han prohibido las reuniones de más de 1,000 personas.

 

El canciller austriaco, Sebastian Kurz, explicó la urgente necesidad de distanciamiento social:

«Para muchas personas, el alcance total de lo que estamos tratando aquí aún no es completamente visible … No se trata de la cantidad de casos con los que estamos lidiando, se trata del aumento de la curva. Como en Italia o en otros países, es dramáticamente alto y dramáticamente rápido. Ahora debemos realizar todas las medidas que se puedan tomar de alguna manera para aplanar y frenar este crecimiento de infecciones …

«Sería absolutamente negligente tener la certeza  qué esperar y no reaccionar. Todas las personas que han trabajado en detalle en el desarrollo del coronavirus están alarmadas. Miren las imágenes en Italia, donde los médicos tienen que decidir quién está autorizado. para ir al hospital y quien no es …

«Esperemos que los intentos de trivialización ahora se detengan. Algunos dijeron que era como la gripe. No es como la gripe. Tenemos una tasa de mortalidad de 10 a 30 veces mayor que la de la gripe. Y es además de la gripe. Hay es una capacidad limitada en los hospitales para tratar a personas enfermas. Todos tenemos la responsabilidad de la generación anterior. Para mí, como joven, el virus puede no ser un problema. Se ve diferente para las personas mayores …

«Cada individuo puede contribuir a salvar vidas … Todos los que ahora reducen su vida social durante unas semanas, los contactos sociales que evitan sobre todo tratar de no infectar a las personas mayores, contribuyen …

«Tenemos que estar preparados para el hecho  que Europa será golpeada fuertemente,  Europa será golpeada aún más fuerte que China y que enfrentaremos este desafío durante meses».

«China manejó el virus con medidas muy, muy duras. El desarrollo en Europa es muy, muy negativo. Todavía podemos reaccionar, aún podemos hacer algo. Pero los números están creciendo alarmantemente rápido».

Soeren Kern es investigadora principal del Instituto Gatestone con sede en Nueva York.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.gatestoneinstitute.org/15737/coronavirus-europe-lockdown

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.