Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves junio 11, 2020
donativo

¿Salud 2030? Después del coronavirus, el hospital israelí tiene una idea

Inicialmente, se suponía que la iniciativa se lanzaría en septiembre, pero el coronavirus aceleró las cosas.


Visita virtual de la habitación del futuro del paciente, con el moderador (lr) Avner Halperin, el profesor Amitai Ziv, el Dr. Eyal Zimlichman y Shimi Ernst,  Centro Medico Sheba https://www.shebaonline.org/Tel Hashomer, Israel, 26 de mayo de 2020 (crédito de la foto: captura de pantalla)

¿Cómo será una habitación de hospital en 2030? ¿Y una unidad de UCI? El Centro Médico Sheba en Tel Hashomer ofreció varias ideas en un evento en línea el martes, presentando su «Sala de pacientes del futuro». El entorno especial fue creado para probar, entrenar y combinar nuevas herramientas con la cooperación tanto de quienes las desarrollaron como del personal médico que eventualmente las empleará.

Y para muchas de las tecnologías introducidas, el futuro ya está aquí

Inicialmente, se suponía que la iniciativa se lanzaría en septiembre. Sin embargo, la crisis del coronavirus no solo aceleró el proyecto en sí, sino también la implementación de muchos sistemas y dispositivos innovadores que ya han demostrado ser cruciales para el tratamiento de pacientes con coronavirus en Sheba.

“Lo que estamos haciendo todos los días es encontrar soluciones innovadoras: buscamos afuera las empresas de nueva creación más emocionantes y adentro para diseñar e innovar lo que se necesita para cumplir realmente la visión de lo que debería ser la atención médica en el año 2030 «, según el Dr. Eyal Zimlichman, Director médico y Director de innovación de Sheba y director del Centro de innovación ARC (Accelerate Redesign Collaborate).

«Teníamos que pensar en diferentes entornos: una habitación normal, una sala de UCI, pacientes en el hogar, etc.», dijo el Director de Información de Sheba, Shimi Ernst, quien se centró en el aspecto de TI de la habitación.

Ernst agregó que consideraron varias categorías, como la comunicación entre los propios médicos, entre el personal médico y los pacientes y los pacientes y sus familias; dispositivos médicos para permitir que los pacientes se controlen y envíen los datos a la unidad de control; y tecnología de IA para predecir un deterioro en la condición del paciente.

«Mi consejo para mi equipo fue abrir su imaginación», agregó.

El evento presentó el viaje médico de un paciente virtual COVID-19 asistido con varias tecnologías de vanguardia. De esta manera, Joel Cohen, de 40 años, hospitalizado con una forma relativamente leve de la enfermedad, fue monitoreado a través de una aplicación en su teléfono celular que analizó su voz para comprender si sus síntomas empeoraban. Cuando decidió que sí, el médico le habló a través de un pequeño robot de la compañía Meditemi, que también permitió que el paciente llamara por video a su familia, y le pidió que revisara su fiebre y latidos cardíacos a través de un dispositivo de telemedicina de Tyto Care . Ambos minimizaron la exposición del personal a la infección.

Más tarde, cuando el paciente virtual es transferido a la UCI, otro sistema colocado debajo de su colchón desarrollado por EarlySense permitió al personal médico controlar su frecuencia respiratoria, mientras que un sistema especial analizaba los parámetros de orina del paciente. Luego, un programa de IA analizó todos los datos y predijo un deterioro en su condición. Cuando finalmente fue ventilado, un experto en ventilación guió a la enfermera para controlar el dispositivo a través de lentes VR.

«La combinación del trabajo de todos nuestros equipos nos brindó la oportunidad de mirar hacia el futuro de una manera muy activa y dinámica», dijo la profesora Amitai Ziv, directora del Hospital de Rehabilitación Sheba y de MSR, el Centro de Israel para Simulación médica durante el evento. «La ventaja es que podríamos traer aquí hardware, software y profesionales de la salud y probar a través de un entorno de simulación esas tecnologías, verificar si resuelven problemas y proporcionar comentarios a las empresas y proveedores de atención médica».

Los panelistas destacaron que muchas de las tecnologías, desarrolladas por compañías jóvenes y más experimentadas, así como por una fructífera cooperación con la industria de defensa y las FDI, ya se estaban utilizando en Sheba o en otros lugares y ahora se estaban uniendo y combinando para enfrentar la emergencia del coronavirus.

Sin embargo, enfatizaron que queda mucho más trabajo y muchas más oportunidades e ideas por delante, y que la «Sala del paciente del futuro» se expandirá aún más en el futuro cercano.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.