Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 30, 2020
donativo

Un programa avisa 7 días antes de que explote una batería

ALGOLiON de Israel tiene proyectos en marcha con Philip Morris, Fiat, Ferrari, Boeing, Airbus, Bosch y Sunwoda para evitar catástrofes por recalentamiento.


Foto de un teléfono en llamas. Imagen: Shutterstock

¿Recuerdas cuando el “explosivo” Samsung Galaxy Note 7s fue noticia hace unos tres años?

Bien, resulta que no solo los teléfonos inteligentes tienen baterías de iones de litio que pueden explotar cuando se sobrecargan. Hay cigarrillos electrónicos, aviones y hasta vehículos eléctricos que son potenciales armas.

«Cuando uno se sienta en una bicicleta eléctrica justo encima de la batería tiene que entender que está sentado sobre una caja con una energía equivalente a un kilo de pólvora, algo que en los autos eléctricos equivale a 100 veces más potencia», afirmó Niles Fleischer, director general de la empresa ALGOLiON de Israel.

AlgoShield, el software único desarrollado por ALGOLiON, le avisa a los usuarios una semana antes de que una batería pueda incendiarse.

La batería de un teléfono inteligente explota y se incendia. Foto: Shutterstock.

Los productos actuales con sensores solo advierten a las personas unos cinco minutos antes de que una batería pueda estallar, lo que en general da un suficiente tiempo para salirse del camino y apagar el motor. El caso de AlgoShield es diferente: con una semana de antelación los usuarios pueden evitar la explosión por completo.

«Esta es la primera solución disponible de advertencias a largo plazo que detecta defectos y la degradación de la batería», manifestó Fleischer.

El software de la compañía es más barato que tener que cambiar una batería y no agrega peso a la placa de circuito, una ventaja crítica para todos los productos, desde teléfonos inteligentes hasta vehículos eléctricos.

De este modo, la compañía que cuenta con apenas 11 trabajadores tiene proyectos en marcha con mega corporaciones como Philip Morris International, Ferrari, Boeing, Airbus, Bosch y Sunwoda.

Vehículos eléctricos y aviones de carga

El software de ALGOLiON es parte del sistema de gestión de la batería en una demostración de vehículos eléctricos en Europa. Foto cortesía

«Nuestro programa ya es parte del sistema de gestión de la batería en una demostración de autos eléctricos en Europa», contó el ejecutivo, que vive y trabaja en Rehovot, Israel.

La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea ya reconoció a AlgoShield como una solución de “mitigación de riesgos en baterías de litio” y organizó una prueba del producto con Airbus como una manera de evitar que las baterías exploten cuando se transportan en aviones de carga.

«El problema es extremadamente agudo. En EEUU, los cigarrillos electrónicos explotan en la boca de las personas en un promedio de dos veces al mes. En Londres, la brigada de bomberos informa unos 104 incendios causados ​​por baterías cada mes. En la industria de la aviación comercial, el número de siniestros se ha multiplicado por 10 en los últimos años porque los cargadores de tercera clase no controlan muy bien la corriente y el voltaje», le explicó el directivo a ISRAEL21c en Español.

Según Fleischer, el problema aumenta en todo el mundo porque las baterías de iones de litio se vuelven más potentes y se construyen con materiales más baratos.
Datos oficiales indican que el mercado está creciendo un 15 por ciento al año pero que las baterías son menos seguras.

En 2013, las baterías de iones de litio sobrecalentadas en la unidad de alimentación auxiliar del Boeing 787 Dreamliners provocaron incendios varias veces en 2013.

Fleischer es doctor en Electroquímica y Ciencia de los Materiales del Instituto Weizmann de Ciencia de Israel. Y tiene 40 años de experiencia en tecnología de baterías.

Trabajó en Rayovac en EEUU y en Tadiran después de mudarse a Israel en 1984. Ha tenido roles de liderazgo o consultoría en startups de alta tecnología como SteadyMed, que fue comprada por una empresa norteamericana en 2018.

El ejecutivo sirvió también como reservista en la Unidad de Fuentes de Energía del Cuerpo de Comunicación de las Fuerzas de Defensa de Israel durante muchos años bajo el mando del Teniente Coronel Alex Nimberger, doctor en Electroquímica de la Universidad de Bar-Ilan.

“La gente traía equipos de comunicación rotos, con la batería agotada. Pronto nos explicamos por qué”, dijo Fleischer.

Una batería de iones de litio antes y luego de explotar. Foto cortesía de ALGOLiON.

“En vez de decirle a la gente por qué explotó la batería, decidimos que sería mejor evitar que esta estalle. Cuando Alex se retiró del Ejército en 2014, creamos juntos la empresa para proteger a las personas de estos peligros», afirmó el emprendedor.

ALGOLiON -una combinación de «algoritmo» e «ion de litio»- recibió fondos de la aceleradora EcoMotion, el Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea y la Autoridad de Investigación y Desarrollo de Energía del Estado de Nueva York.

Cómo funciona

Mientras que las soluciones de hardware y sensores miden la temperatura exterior de la batería -son alarmas de incendio, dijo Fleischer- AlgoShield monitorea indicadores electroquímicos dentro de las celdas para detectar fluctuaciones posiblemente peligrosas en la corriente y el voltaje. «En el momento en que el exterior de la batería se calienta, el problema ocurre en el interior y la temperatura allí es mucho más alta», explicó.

El software AlgoShield se puede ofrecer en forma de chip integrado en los cigarrillos electrónicos, como una aplicación para dispositivos móviles Android, en formato de dispositivo de control de calidad para que las fábricas revisen las baterías antes y después de instalarlas en dispositivos o como software como servicio (SaaS) para analizar datos de vehículos eléctricos y fabricantes de baterías.

«Todo está basado en el mismo software central pero las partes posterior y frontal están ajustadas para esas cuatro aplicaciones», narró Fleischer.

El modelo de esta compañía autofinanciada es B2B bajo una licencia de software, con flexibilidad para adaptarse a la estrategia comercial de cada cliente.

ALGOLiON construyó uno de los únicos laboratorios del mundo que pueden simular las condiciones del calentamiento de una celda de batería en camino a explotar en lo que se conoce como fuga térmica. «Lo desarrollamos para demostrar que podíamos predecir la explosión de antemano y demostrar las capacidades de nuestro software», contó Fleischer.

Aunque la empresa opera en muchos mercados verticales, Fleischer cree que el mayor potencial reside en el sector de vehículos eléctricos en China. «Ese país se convertirá pronto en el mercado de automóviles más grande del mundo y cualquier compañía que desee vender allí tendrá que cumplir con las nuevas regulaciones respecto a  advertencias anticipadas de este tipo. Yo creo que los fabricantes de automóviles, o sus proveedores de sistemas de administración de baterías, tendrán que usar el software de ALGOLiON. En ese sentido, estamos en una posición ideal para aprovechar este nuevo entorno regulatorio porque solo somos nosotros los que podemos avisar con días de anticipación”, cerró el ejecutivo.

Para más información, clic aquí

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.