Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 30, 2020
donativo

Opositores sirios: Las protestas en Estados Unidos por el asesinato de George Floyd son prueba de su fuerte y firme sociedad civil y generan esperanza de protestas similares contra los crímenes cometidos por Assad


A medida que los medios de comunicación estatales del régimen sirio presentaban el incidente de George Floyd como prueba del carácter racista y terrorista de los Estados Unidos,[1] opositores sirios afirmaron que las protestas provocadas por este incidente en todo los Estados Unidos reflejaban la solidaridad de la sociedad estadounidense y su determinación para defender los derechos y la dignidad de todos sus miembros. Los opositores declararon que Siria tiene esperanzas de que algún día desarrolle una cultura civil fuerte como la de Estados Unidos y criticaron la hipocresía del régimen sirio, que condena la violencia en los Estados Unidos cuando sus crímenes contra su propio pueblo son mucho peores.

La caricatura muestra a Assad asfixiando a Siria de la misma manera que el policía estadounidense asfixió a George Floyd (Twitter.com/Zshikhan, 7 de junio, 2020)

Este informe revisa las declaraciones de los opositores y escritores sirios en los medios de comunicación de la oposición en referencia a las protestas en los Estados Unidos.

Opositores sirios: Las protestas por el asesinato de Floyd reflejan la solidaridad dentro de la sociedad estadounidense

Ante las protestas en Estados Unidos por la muerte de George Floyd, aquellos opositores al gobierno sirio elogiaron la cultura civil estadounidense y la compararon con la actual situación en Siria. El opositor Mohamad Sabra, ex-miembro del Alto Comité de Negociaciones (ACN), que representa a la oposición en el proceso político, escribió en Facebook: «Algunas personas celebran las violentas protestas en los Estados Unidos por el asesinato cometido contra un individuo afroamericano por un policía racista, viéndolos como el comienzo de la desaparición de Estados Unidos. Esa es una postura extraña y extremadamente bizarra, que solo puede ser adoptada por alguien que no conoce el significado de la palabra libertad, dignidad humana y solidaridad social frente a las violaciones [de los derechos humanos] por parte del régimen. Si bien condenamos su naturaleza violenta, las protestas en los Estados Unidos reflejan claramente la poderosa capacidad de la sociedad estadounidense para defender su libertad, dignidad y derechos civiles. También indican la fortaleza de Estados Unidos como estado y nación. Cuando [un ciudadano] puede protestar por un crimen racista cometido contra otro ciudadano, con quien puede no tener conexión alguna en lo absoluto, significa en primer lugar que este posee un sentido de [responsabilidad] civil y que es parte de una sociedad unificada.

«Si nuestros pueblos [árabes] entendieran esto y vieran la violación que se comete contra los derechos de cualquier ciudadano como violación de los derechos de todos los ciudadanos, nunca hubiésemos alcanzado nuestro actual [estado de] desgracia y debilidad. Si los partidarios sirios del criminal Bashar Al-Assad hubiesen sentido que el arresto de aquellos jóvenes en Dara en el año 2011[2] fue una violación a los derechos y dignidad de todos los sirios, Siria no hubiese sido destruida, la mitad de su pueblo no hubiese sido desplazada y un millón de sus mejores hijos no hubieran sido martirizados. Solo los amantes de la libertad saben que la negación de la libertad de un hombre es violación de su propia libertad, independientemente de sus puntos de vista [políticos] y su relación con la víctima. Lo que está sucediendo en los Estados Unidos es una lección para nuestros pueblos [árabes] y especialmente para nosotros los sirios. La libertad de tu prójimo es tu libertad y su dignidad es tu dignidad. Defender la libertad de cualquier ciudadano es defender la libertad de todos nosotros y las protestas por la violación de los derechos de un hombre defienden los derechos de todos nosotros”.[3]

Publicación de Sabra en Facebook

El miembro de la ACN Yahya Al-ridAridi, también se declaró en contra de aquellos que ven los eventos en los Estados Unidos como prueba de su régimen tiránico y un colapso inminente. Este tuiteó: “El poder de la ley salva a un país del peligro, [mientras que] la ley del poder socava y destruye a un país. Quien se ahoga en aguas poco profundas por los disturbios en Estados Unidos y quien confunde los votos de la tiranía con los votos del estado de derecho, es un ilusorio y traiciona su propia ignorancia… Estados Unidos puede cometer injusticias y crímenes contra otros países, pero su pueblo es libre y su soberanía está en sus manos y no en manos de un tirano».[4]

Escritores sirios: El régimen estadounidense no puede compararse al régimen de Assad; Las protestas contra el asesinato de Floyd nos dan la esperanza de que el mundo también se opondrá a los crímenes de Assad

Los escritores identificados con la oposición también elogiaron la conciencia civil de la sociedad estadounidense y criticaron la hipocresía del régimen sirio, que condena la violencia en los Estados Unidos y oprime brutalmente a su propio pueblo. El autor y periodista sirio Khatib Badla escribió en su columna en el diario de Londres Al-Arabi Al-Jadid: “La sociedad estadounidense definitivamente posee una racha discriminatoria y definitivamente existen organizaciones radicales de derecha [en los Estados Unidos] que son racistas. Pero, al mismo tiempo, las protestas generalizadas muestran que la sociedad [estadounidense] se opone a esta discriminación. Además, con un sentido desarrollado de [solidaridad] civil, los estadounidenses consideran que el individuo asesinado [George Floyd] es un ciudadano estadounidense [y creen que] nadie, dentro o fuera de los Estados Unidos, tiene derecho a infringir su libertad, ni mucho menos asesinarlo.

«Según cifras internacionales más actualizadas, el régimen sirio ha asesinado a 690.000 ciudadanos en los últimos nueve años, el país ha sufrido pérdidas estimadas en $530 billones durante la guerra librada [por el régimen de Assad] contra su propio pueblo y al menos el 40% de las infraestructuras [en Siria] han sido destruidas. A pesar de todo esto, el régimen sirio se apresuró a condenar el asesinato de George Floyd y la televisión siria emitió un titular condenando la discriminación racista en los Estados Unidos y criticando la barbarie del régimen estadounidense al reprimir las protestas [en el lugar].

«Es un acto de injusticia comparar entre el régimen democrático estadounidense y el régimen de una pandilla que se apoderó del país y lo tiranizó con hierro y fuego, tal como lo hizo la pandilla de Assad, algunas de cuyas leyes de emergencia establecen que, si alguien muere mientras es interrogado por un oficial de seguridad, ese oficial no será acusado de ningún delito. Si algún oficial de inteligencia [sirio] comete un asesinato como el del oficial de policía estadounidense [que asesinó a George Floyd], o un [crimen] aún más horrible, su comandante directo, [a lo sumo], se llenará de furia y dirá: ‘Juro por mi honor que si vuelves a hacerlo, te raparé totalmente la cabeza’…”[5]

El escritor sirio Ibrahim Al-loAloush, columnista del semanario opositor sirio Enab Baladi, tenía esperanzas de que las protestas por George Floyd alentaran al mundo a manifestar por la situación en Siria. Este escribió: «Los matones del régimen de Assad condenan la crueldad de los cuerpos policiales estadounidense hacia los manifestantes [allí]. Estos se ven desconcertados por la conducta vacilante de Trump y lo contrastan con la conducta de Bashar Al-Assad, quien se enfrentó a una alianza global en su contra, pero «se mantuvo firme» y mantuvo su puesto a pesar de la total destrucción de Siria. [La reacción al] asesinato de George Floyd nos da esperanzas de que el mundo todavía protesta por la opresión y que, en un futuro, se nos unirán para protestar por las torturas, los asesinatos y la destrucción en Siria. Esto renueva nuestra esperanza y discurso contra el sectarismo y la hostilidad que impregna nuestro país y puede [por lo tanto] limpiar nuestro país de los diferentes tipos de racismo: racismo basado en afiliación a clanes, dialectos, escuelas religiosas y acusaciones de herejía. Las protestas [en los Estados Unidos] han restaurado nuestra esperanza en la victoria de la revolución [Siria] de libertad y honor y han revivido a la oposición mundial ante la horrible discriminación, hostilidad y asesinatos innecesarios cometidos…”[6]


[1] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8784 – Prensa del régimen sirio: El incidente de George Floyd es prueba del carácter racista y terrorista de Estados Unidos – 8 de junio, 2020.

[2] En febrero del año 2011, los aparatos de seguridad del régimen sirio arrestaron a varios adolescentes de Dara por pintar consignas contra el régimen. La ola de ira y protestas por su arresto es considerada la chispa que encendió el alzamiento sirio. Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 17 de junio, 2018.

[3] Facebook.com/mohammad.sabra.5, 30 de mayo, 2020.

[4] Twitter.com/yahya_alaridi, 2 de junio, 2020.

[5] Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 7 de junio, 2020.

[6] Enabbaladi.net, 7 de junio, 2020

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.