Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves julio 30, 2020
donativo

Alto Investigador : la segunda ola de corona podría ‘aplastar’ el sistema de salud de Israel

Casi 1,000 nuevos casos identificados en 24 horas. El número total de casos activos es de 8.479. Las pruebas alcanzan casi 20,000 kits por día


Se han identificado cerca de 1,000 nuevos casos de coronavirus en Israel en las últimas 24 horas, informó el jueves el Centro Nacional de Información y Conocimiento de Corona. Hasta la medianoche entre el miércoles y el jueves, se habían confirmado 967 nuevos casos en todo el país. Según la actualización diaria del centro, publicada el jueves por la mañana, el número total de casos activos era de 8.479 a partir de la medianoche.

El miércoles por la noche, el gabinete aprobó cierres parciales en las ciudades de Ashdod y Lod, que han visto un aumento en el número de casos de coronavirus entre sus residentes.

Según el Centro Nacional de Información y Conocimiento de Corona, las comunidades de Bnei Brak, Kafr Qassem, Jerusalén y Arara en el desierto de Negev requieren trabajo de divulgación pública, pruebas más exhaustivas y aplicación de la cuarentena. Bat Yam, Modiin Illit, Betar Illit, Rahat y Dimona también requieren más pruebas, dijo el centro. Según el centro, se realizaron 19.896 pruebas de coronavirus en todo el país en las 24 horas desde la medianoche del martes hasta la medianoche del miércoles. En total, Israel ha llevado a cabo 946,639 pruebas de coronavirus desde el comienzo de la epidemia.

 

El centro también informó sobre el número de casos de corona activa, en los que los pacientes realmente presentan síntomas. Kafr Qassem ha visto aumentar el número de casos activos entre sus residentes a 71, después de haber tenido solo 6 hace una semana. Un total de 983 casos activos fueron reportados en Jerusalén, en comparación con 515 hace una semana. El número de casos activos en Tel Aviv ha aumentado a 797 de 579 hace una semana, y en Bnei Brak, actualmente hay 647 casos activos, en comparación con 376 hace una semana.

La ciudad palestina de Jaljulia también ha visto un aumento en el número de casos activos. Hace siete días, ningún residente de Jaljulia estaba enfermo con síntomas de coronavirus, y ahora el número es 13, de una población de menos de 10,000.

Otros 106 casos activos fueron reportados en Modi’in Illit, en comparación con 47 hace una semana. Betar Illit ahora tiene 125 casos activos en comparación con 44 hace una semana.

La propagación del coronavirus en Israel es motivo de gran preocupación para el profesor Eli Waxman del Instituto de Ciencias Weizmann, quien dirigió un equipo asesor sobre coronavirus que trabajó con el Consejo de Seguridad Nacional.

En declaraciones a Israel Hayom , Waxman dijo que Israel está cerca de perder el control sobre el virus y podría ver a sus hospitales llenos de pacientes con corona en estado grave, lo que podría aplastar el sistema de salud.

«Perdimos el control sobre el virus y se está propagando en grandes cantidades. El número [de casos nuevos] ha aumentado constantemente durante más de un mes, y los casos no se encuentran en un área, están en todo el país, y en la mayoría de los casos se desconoce la fuente de infección. En efecto, hemos perdido el control. En cierto sentido, hemos perdido el tren «, dijo Waxman.

Según Waxman, el empeoramiento de la situación es el resultado  que el gobierno finalice el cierre y levante las restricciones demasiado pronto, sin regulación.

«Aparte de eso, no construyeron ningún mecanismo para suprimir los brotes, no hay un equipo que supervise todo, no hay un funcionario que esté operando todos los ministerios en coordinación. Deberían haber creado una forma de gestionar todos los aspectos del virus y estableció una dirección de emergencia dirigida por alguien con habilidades ejecutivas y de gestión de alto nivel que puede manejar este complejo evento.

«Estamos enfrentando una crisis civil sin precedentes en la historia del estado y no hay una entidad que esté manejando todo, actuando rápidamente, probando rápidamente y haciendo cambios rápidamente», dijo.

Según Waxman, el ex ministro de Salud, Yakov Litzman, o el ex director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman-Tov, deberían haber tomado la decisión de establecer una dirección de este tipo, y cree que el nuevo ministro de Salud, Yuli Edelstein, o el director general, el profesor Hezi Levi. debe seguir adelante con la idea y confiar a la dirección de emergencias todas las decisiones sobre investigación epidemiológica y decisiones sobre cuarentena, que se tomarán en coordinación con otros funcionarios.

«La mayoría de los casos aún se identifican a través de pruebas. El porcentaje de casos que no desarrollan síntomas es bajo, y menos del 10% de las pruebas son positivas. Eso es una indicación de que aún podemos controlar el virus. Pero Es necesario tomar medidas rápidas a nivel nacional que reduzcan el riesgo de infección.

«Lo principal es cancelar todas las reuniones de unas pocas docenas de personas o más. Hacen poco por la economía y conllevan un gran riesgo. El gobierno necesita compensar a cualquier persona afectada por ese paso, pero es necesario y debe tomarse. Hoy , estamos en una tasa de infección menos grave que en marzo, cuando hubo un aumento del 25-30% por día. Ahora los números aumentan en un 6% cada día, y todavía hay una ventana «, explicó Waxman.

Waxman dijo que el país tiene tres semanas para llevar a cabo las acciones que recomienda y controlar la segunda ola.

«Después de eso, no podremos evitar que 500 a 600 pacientes gravemente enfermos lleguen a los hospitales, lo que pondría en riesgo el sistema», dijo.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Israel Hayom

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.