Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes agosto 7, 2020
donativo

Admiración Subversiva


Khaled Abu Toameh es un periodista árabe-israelí y autor de películas documentales. Actualmente es corresponsal para la Margen Occidental del diario israelí “The Jerusalem Post” y analista del Instituto norteamericano Gatestone. A lo largo de su carrera prensa escribió para el “Sunday Times” el “Daily Express” y “New Republic”,  fue corresponsal para Al-Fajr, un diario de la OLP e hizo documentales para cadenas televisivas de Australia, Dinamarca, Suecia y la BBC de Londres. Abu Toameh, que tiene un título de B.A. en Literatura Inglesa de la Universidad Hebrea de Jerusalén vive en Jerusalén con su esposa y tres hijos.

Toameh ha sido elogiado a menudo por su cobertura objetiva y confiable del conflicto árabe israelí, lo que en los hechos significa, que a menudo deja desconformes tanto a israelíes como a árabes. Una vez, interrogado porqué como árabe, escribía en un diario israelí respondió : “Como periodista no tengo problema en trabajar para ningún periódico que me brinde las condiciones para hacerlo y no pretenda censurarme ni dictarme lo que debo escribir”

Toameh monitorea regularmente la prensa árabe e informa a sus lectores de las tendencias en la opinión pública. El pasado 30 de mayo publicó un artículo bastante insólito que indica la aparición de una inesperada ola de admiración a Israel pese a la fuerte muralla de odio que rodea al estado judío tanto a nivel oficial como popular.

Cuenta Khaled Abu Toameh en “The Jerusalem Post” del 30 de mayo :

“Las palabras de elogio a Israel son un fenómeno muy raro en la prensa árabe. Pero a juzgar por las reacciones de muchos árabes al caso de corrupción la semana pasada, esta tendencia parece haber cambiado. Incluso algunos árabes que se califican de “enemigos jurados de la entidad sionista” han comenzado a entonar cantos de alabanza a Israel”

Majed, el  lector de un diario que Toameh no identifica, escribe : “Muéstrenme un país árabe o islámico donde un primer ministro o un funcionario prominente haya sido investigado por corrupción o por coimas”. Otro lector, Sami, comenta : “El régimen israelí con todos sus defectos es mejor que todas las “democracias” árabes y cambia ministros y gobiernos cada pocos años”.

Un lector saudita llamado Abdel Karim formula un llamado a sus hermanos árabes a dejar de criticar a Israel y a aprender algo de su democracia : “Antes de maldecir a Israel, debemos aprender del régimen democrático de Israel y de la independencia de su poder judicial. Allí nadie está por encima de la ley”.

Mahmud al-Bakili del Yemen escribió lo siguiente en un sitio Web : “Quisiéramos este tipo de control y de transparencia en el mundo árabe e islámico”.  Alguien que se definió como “Voz Siria” escribió en un sitio en Internet : “ A pesar de mi fuerte odio por el régimen sionista, tengo mucha admiración y respeto por esta entidad,  porque allí nadie está por encima de la ley. En el mundo árabe, las leyes son quebradas todos los días y a nadie parece importarle.”

Por su parte, el escritor egipcio Abdel Azis Mahmud escribió : “ No creo que llegará el día en que la policía interrogue a un líder árabe por acosar sexualmente a su secretaria o por recibir sobornos. Tampoco lo verán nuestros hijos y nietos. Lo que sucede en Israel nunca pasará en un país árabe.”

Un lector de Argelia hizo este comentario : “En el mundo árabe, nuestros líderes no aceptan ningún soborno menor a un millón de dólares : el dinero debe ser depositado en un banco suizo. Olmert es un tonto si solo se limitó a recibir una cantidad de pocos miles de dólares.”

Otro comentario, esta vez de Ahmed, de Jordania, también se refiere a la suma : ¿ Sólo unos pocos miles de dólares? ¡ Qué imbécil! ¡Esto es lo que un ministro egipcio recibe por día, el jefe de una compañía saudita recibe en 45 minutos o un funcionario importante en Kuwait recibe en 5 minutos!

Gracias a la relativa impunidad que brinda Internet algunos críticos árabes se atreven a ir más lejos y cuestionan algunos axiomas sobre el “enemigo sionista”.

Por ejemplo Eashid Bohairi de Kuwait ; “Juro que Israel es un país que va a tener éxito. Ellos están investigando a su primer ministro por algunas decenas de miles de dólares. ¿ Y qué pasa con los millones de dólares que Mahmud Abbas y la Autoridad Palestina robaron? ¿ Cómo es posible que el pueblo palestino esté hambriento?

O Hani de Ramalla : “Este es el mejor ejemplo de democracia. !Basta de dictaduras en el mundo árabe. Aprendamos del ejemplo israelí. Debemos beneficiarnos de su democracia.”

Pero nadie llega tan lejos como un lector de Arabia Saudita que utiliza el provocativo seudónimo de “Amigo de Israel” : “Israel es un país que merece existir y merece nuestro más profundo respeto. Yo quisiera ser ciudadano de ese estado.”

 

Este artículo fue publicado originalmente en marzo de 2012 en el diario de izquierda “La República” de Montevideo, Uruguay, cuando este diario trataba de demostrar a la opinión pública que era un diario plural. Hoy probablemente el mismo diario no lo publicaría. A pesar de los años transcurridos desde entonces, el artículo conserva plena actualidad.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.