Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes agosto 7, 2020
donativo

Los Cybermercenarios


 

Mercenario, ria

Del latín mercenarius.

  1. adj. Dicho de un soldado o de una tropa: Que por estipendio sirve en la guerra a un poder extranjero. Apl. a soldado, u. t. c. s.

 

El mercenario, o soldado de fortuna, no es algo nuevo en la historia der la humanidad.

Ya  los grandes imperios de la antigüedad contrataban ejércitos  extranjeros para sus campañas militares. Por ejemplo durante las Guerras Púnicas, en la batalla de Cannas, en el ejército romano había mercenarios libios, galos, íberos y getulos, y en el cartaginés, había númidas, hispanos, galos y númidas.

En la Edad Media y el Renacimiento se vio un auge de los ejércitos mercenarios al servicio de algún rey o señor feudal. Así en España tenemos a Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, quien en ocasiones combatía para los reyes cristianos y en otras para los moros.

En la Italia medieval y renacentista florecieron los condotieros, nobles que ponían sus huestes al servicio de príncipes, reyes y papas. Posteriormente muchos de estos condotieros se convirtieron a su vez en señores feudales como los Sforza de Milán, los Medici de Florencia o los D’Este de Ferrara.

En 1831 Francia crea la Legión Extranjera, fuerza de elite integrada por voluntarios de todo el mundo. Esta fuerza fue utilizada principalmente en las guerras coloniales

A lo largo del siglo XX, durante las guerras civiles en África actuaron mercenarios, generalmente contratados por empresas privadas. Pero fueron tantos los crímenes cometidos por estos mercenarios que la ONU decidió penalizar las actividades mercenarias. Por ejemplo la Segunda Convención de Ginebra, en su Artículo 5 estipula que si un mercenario es capturado debe ser juzgado como delincuente común.

Y ahora, en el siglo XXI nos enfrentamos con un nuevo tipo de mercenario.

No se ensucia las manos con la sangre de sus víctimas, pero con su accionar desata masacres, no empuña un fusil, sino un teclado, me refiero al cybermercenario.

Generalmente ostenta un título de periodista y tiene aires de intelectual. Pregona a los cuatro vientos que defiende la justicia y la verdad, y escribe. Pero con sus escritos solo apoya el totalitarismo, el terrorismo, la violencia y el fanatismo.

Los hay en todo el mundo y algunos de ellos son tristemente célebres. Generalmente, a nivel político, quedaron congelados en la época de la Guerra Fría, agitando el fantasma del “imperialismo americano”, cuando ahora el peligro está en las teocracias totalitarias y los populismos diz que socialistas.

Nombrarlos a todos sería muy largo, pero los Pablo Jofre Leal, los Brieger, los Verbitsky, los Chomsky y otros, que afirman defender al pueblo palestino, lo único que hacen es fogonear el conflicto y aumentar la miseria del pueblo, dado que con su apoyo a los dirigentes y sus políticas permiten que estos  continúen instigando a la violencia y al terrorismo, envenenando la mente de generaciones y, lo más grave, permitiendo que el dinero de la ayuda internacional, destinada a los palestinos, termine engrosando las cuentas bancarias de esos dirigentes (en los últimos 20 años desaparecieron 31 mil BILLONES de dólares donados por la Unión Europea y por la ONU). Pero eso a estos cybermercenarios no les importa, total a fin de mes reciben su salario, salario empapado en sangre de inocentes, salario ganado a costa de varias generaciones de palestinos pasadas, presentes y futuras

 

Israel Winicki:    [email protected]

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.