Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles noviembre 18, 2020
donativo

AMIA: Impunidad y consecuencias


REUTERS/Agustin Marcarian

En estos días se cumplen 26 años del ataque terrorista que destruyó la sede del organismo judío AMIA, el cual dejó 85 muertos y centenares de heridos. Ese crimen, como el anterior, que dos años antes voló el edificio de la embajada de Israel en Buenos Aires, continúa sin esclarecer. Además, se ha cobrado otra víctima: el fiscal de la causa, Alberto Nisman, justo antes de develar las pruebas sobre las complicidades y negociaciones de la cúpula del gobierno y la teocracia iraní.

Cabe preguntarnos por qué el terrorismo iraní golpeó dos veces en la misma ciudad y con feroz saña. La indolencia e impunidad han traído un daño adicional, son clave para el incremento de innumerables casos de flagrante antisemitismo que, en los últimos tiempos se viene desarrollando con escalofriante cinismo. Por citar unos ejemplos: el presentador Santiago Cuneo ha reiterado señalamientos basados en absurdas teorías conspirativas sobre el “sionismo internacional”, y revive el delirante plan andinia que acusa a “los judíos de querer quedarse con la Patagonia”; y otros prejuicios medievales adaptados al ámbito argentino: “los judíos tienen bancos” o “los judíos no son argentinos”.

Otro incidente: el docente de la Universidad Siglo 21 de Córdoba, Esteban Lizondo, quien, en una de sus clases virtuales de Política Internacional, se explayó en un desvarío, afirmó: “uno de los grupos políticos más poderosos en el mundo es el lobby sionista al cual le dieron de regalo el territorio que ocupa”; se preguntó qué ofrece a cambio el lobby sionista e insistió: “¿qué tienen los judíos para ofrecer? ¡Ni más ni menos, plata! Todo el armado de la política norteamericana, sus campañas son financiadas por estos grupos…”. Prosiguió ofreciendo un aguinaldo a quién encuentre un judío pobre: “No hay judío pobre”.

Casi de modo simultáneo, Florencia Kirchner, hija de la actual vicepresidente, posteó en su cuenta de Instagram una apología a Leila Khaled, sin importarle que en los años 70 intentó secuestrar aviones y que pertenece al grupo terrorista palestino FPLP.

El nexo entre terrorismo, impunidad y antisemitismo instigado desde los totalitarismos de extrema derecha, ultraizquierda e islam radical crece diseminando una serie de calumnias que hacen palpable el odio contra el pueblo judío.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.