Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes octubre 12, 2020
donativo

La demografía de Turquía desafía los diseños de Erdogan


Solo el 12% de los turcos dicen que confían en los clérigos islámicos, y cada vez más jóvenes turcos no están contentos en la escuela religiosa. Una proporción tan alta como el 60.5% de los jóvenes pro-Erdogan dicen que preferirían vivir en Suiza con la mitad del salario que podrían haber ganado en Arabia Saudita. La tasa de fertilidad ha caído a 1.99, por debajo de la tasa de 2.1 requerida para mantener las cifras de población existentes. A pesar de la popularidad, el poder y el gobierno autoritario indiscutibles de Erdogan, Turquía está evolucionando demográficamente de una manera que desafía los dictados de la ingeniería social islamista. 

 

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, no ha perdido una sola elección, incluidas elecciones municipales y referéndums, desde que su partido AKP (Justicia y Desarrollo) llegó al poder en noviembre de 2002. Esta es aparentemente una actuación perfecta para un político. Pero Erdogan quiere más que solo ganar una elección tras otra. En 2012 declaró que su misión política era «criar generaciones devotas». Esa es una misión mucho más ambiciosa que simplemente ganar en las urnas.

Encuestas recientes creíbles indican que el reinado de 18 años de Erdogan no ha logrado su misión política más amplia.

Optimar, un encuestador turco, descubrió que en 2017, el 99% de los turcos se identificaron como musulmanes, pero en 2019, esa cifra se había reducido al 89.5%. Konda, otra encuestadora, descubrió en 2019 que los jóvenes turcos eran menos propensos que la población en general a llamarse a sí mismos «conservadores religiosos». También eran menos propensos a ayunar, rezar regularmente o, si eran mujeres, cubrirse el pelo.

Otra encuesta, que forma parte del Programa de Evaluación de Estudiantes Internacionales de la OCDE, reveló que el 54% de los estudiantes de la escuela religiosa turca no sienten que pertenecen a su escuela, en comparación con el 27.5% -29.1% de los estudiantes en escuelas no religiosas. Quizás lo más vergonzoso para los islamistas fueron los resultados de una encuesta realizada por Ipsos, un encuestador internacional. Ipsos descubrió que solo el 12% de los turcos confía en los clérigos islámicos, el peor puntaje después de los políticos (en quienes el 11% confía).

Una encuesta más reciente descubrió que incluso los jóvenes conservadores pro-Erdogan no tienen fe ni en su propio país ni en otros países islámicos. SODEV, una fundación turca, preguntó a los jóvenes entre 15 y 25 años si vivirían en el extranjero si se les daba la oportunidad. Casi la mitad (47.3%) de esos jóvenes que dijeron que apoyaban el AKP de Erdogan dijeron que preferían vivir en el extranjero. «Eso significa que la mitad de los jóvenes de Erdogan no tienen fe en el futuro de Turquía», escribió Akif Beki, ex portavoz de Erdogan y columnista.

La «Investigación de la Juventud» de SODEV no fue alentadora para Erdogan y los ideólogos que abogan por la ingeniería social autoritaria, de arriba hacia abajo, dirigida a producir la juventud islamista. SODEV preguntó a los jóvenes pro-Erdogan (pro-AKP) si preferirían vivir en Suiza con $ 5,000 por mes o en Arabia Saudita con $ 10,000 por mes. Hasta el 60.5% de ellos dijeron que preferirían Suiza.

¿Por qué los turcos ferozmente nacionalistas, religiosamente conservadores y pro-Erdogan prefieren vivir en un país cristiano europeo? ¿No han estado escuchando la retórica antioccidental agresiva de Erdogan durante los últimos 18 años? La encuesta de SODEV también proporciona una respuesta a esa pregunta. Según el estudio , el 70,3% de los encuestados cree que un joven turco con talento nunca podría promocionarse profesionalmente en Turquía sin «conexiones» [políticas / burocráticas], es decir, sin la ayuda del nepotismo. Y solo el 30% de ellos piensan que pueden expresar libremente sus opiniones en las redes sociales.

Cuando se les pidió que nombraran la idea más importante en la vida, el 49.8% citó «valores nacionales» y el 45.7% citó «valores religiosos». Pero el 68.3% citó «libertad para expresar la opinión de uno». Aparentemente, la falta de libertad, igualdad de oportunidades y movilidad social de Turquía les dice a los jóvenes turcos que estarían mejor en un país cristiano. «Eso se debe a que los jóvenes turcos, incluidos los que están a favor de Erdogan, saben que podrían expresar sin temor sus opiniones en Suiza … que podrían tener una carrera profesional [exitosa] sin recurrir al nepotismo y que no enfrentarían interrogatorios policiales solo porque expresaron sus opiniones «, comentó el columnista Elif Çakır.

Otro de los fracasos de ingeniería social de Erdogan es el envejecimiento de Turquía. Desde 2008, el líder islamista-populista ha instado repetidamente a las familias turcas a tener al menos tres hijos: «cuatro o cinco si es posible». Sin decir nombres, Erdogan justificó esta búsqueda como una defensa contra «esos conspiradores extranjeros que quieren aniquilar a nuestra nación».

A pesar de la campaña de baby boom de Erdogan, la cantidad de nacimientos saludables en Turquía disminuyó un 3,6% a 1.248 millones en 2018 frente a 1.295 millones en 2017. La tasa general de fertilidad cayó a 1.99 desde 2.07, lo que significa que Turquía se está reproduciendo por debajo de la tasa de 2.1 requerida para mantener la población en los niveles actuales.

La evolución demográfica de Turquía desafía los dictados de la ingeniería social islamista de Erdogan a pesar de su indiscutible popularidad, poder y gobierno autoritario. Las familias turcas ignoran su instrucción de tener al menos tres hijos, y sus seguidores más jóvenes están listos para empacar y mudarse a un país cristiano.

Esta no es la imagen demográfica con la que Erdogan soñó, pero es el resultado natural de sus deficiencias democráticas. Como he sugerido antes, «Quizás el mejor servicio de Erdogan a su país es mostrar a los jóvenes turcos lo que realmente significa vivir bajo un régimen islamista».

Burak Bekdil es un columnista de Ankara. Escribe regularmente para el Gatestone Institute y Defense News y es miembro del Foro del Medio Oriente.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

BESA

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.