Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado septiembre 19, 2020
donativo

La situación de Medio Oriente analizada por Reza Parchizadeh


Reza Parchizadeh escribió un artículo «La yihad posmoderna de Irán contra los judíos» que salió publicado en el newsletter del Comité Central Israelita. Fue arrobado en twitter y contestó agradeciendo la publicación de su artículo. Entonces le escribí por twitter y accedió a concederme una entrevista.

Bio

Reza Parchizadeh es un teórico político, historiador de ideas y analista Tiene una Licenciatura y Maestría en inglés de la Universidad de Teherán y un doctorado en inglés de la Universidad de Indiana de Pensilvania (IUP), todos con honores. Reza escribió su tesis de maestría sobre filosofía y pensamiento político de Oriente Medio y Orientalista; y su tesis doctoral sobre teología, pensamiento político y estudios culturales en Europa occidental y Estados Unidos, y defendió a ambos con distinción. Es miembro del comité internacional de corresponsales de World Shakespeare Bibliography, el prestigioso proyecto conjunto de la Universidad Johns Hopkins y la Shakespeare Association of America que constituye la base de datos de Shakespeare más grande del mundo.

Me gustaría que me contara cómo fue su infancia. ¿Qué libros leyó?

Mi infancia transcurrió durante la terrible guerra Irán-Iraq bajo un régimen islamista totalitario. No fue la infancia más placentera, pero los miembros de mi familia eran intelectuales que harían todo lo posible para que pudiéramos pasar el tiempo de manera positiva. Leímos muchos libros geniales y vimos muchas películas maravillosas. Los libros que más me gustaron fueron sobre literatura e historia persa, bíblica y clásica. Así que leí mucho Sa’di y Ferdowsi, la Biblia, Homero, Heródoto y Shakespeare.

¿Qué recuerdos tiene de su país?

Extraño a mi familia y mis viajes en Irán. De niño viajé por el país con mi familia para ver diferentes sitios históricos y naturales. Irán tiene un paisaje fascinante si te gusta la naturaleza y la historia, con fenómenos que se remontan a cientos o miles de años. Extraño particularmente los sitios arqueológicos pre-persas en el suroeste de Irán cerca de la Mesopotamia.

 

¿Cuando emigró a Estados Unidos?

Vine a los Estados Unidos hace casi una década. Fui estudiante de doctorado en la Universidad de Indiana de Pensilvania (IUP), y luego me casé y me instalé en Maryland. Mi esposa, Sacha, es judía Ashkenazi por ascendencia, y ella y yo estamos considerando la conversión. Ya hemos pasado por algunos cursos preparatorios, y si no hubiera sido por el Coronavirus que cerró todos los templos, ya nos habríamos convertido en judíos. Pero tal vez deberíamos tomar eso como una intervención divina para probar nuestra determinación. Hemos estado firmes en el curso a pesar de todas las desventajas.

¿Por qué eligió estudiar política internacional?

No fue una decisión consciente. Cuando era niño, mi familia era muy consciente de la política y seguían las noticias todo el tiempo. Entonces, cuando era niño, desarrollé un interés en la política y seguía todo tipo de cuestiones políticas. Así me metí en política. En mi adolescencia, cuando recién ingresaba a la universidad, fui arrestado por las fuerzas de seguridad del régimen iraní y luego me expulsaron de la universidad debido a mi activismo. Y estuve bajo mucha presión durante el tiempo que estuve en Irán. Es por eso que finalmente me fui.

¿Usted enseña?

No enseño, porque la academia está invadida por la agenda de la izquierda, y no quiero vender mi alma y autocensurarme solo para obtener una carrera. No digo que la izquierda esté equivocada en todos los aspectos; pero creo que la ideología de la izquierda no debería ser dominante en la academia, y que debería haber espacio para otras ideas y puntos de vista. El llamado pluralismo y tolerancia del que la izquierda sigue hablando son prácticamente inexistentes cuando se trata del tratamiento de la izquierda de otras ideologías. No quiero ser parte de ese parroquialismo.

¿Cuál es el rol de Israel hoy en Medio Oriente?

Israel es el principal promotor de la democracia liberal en el Medio Oriente. Esto se debe a que Israel, a diferencia de la mayoría de los otros países de la región, fue creado en base a los principios de la democracia occidental. Entonces, mientras los islamistas y otros extremistas en la región están tratando de lanzar al Medio Oriente al caos, Israel es un factor de cordura y un faro de esperanza. La mayoría de los árabes también vienen a ver el efecto estabilizador de Israel en el Medio Oriente.

Irán es hoy día un fuerte centro de poder. ¿Usted piensa que va a a cambiar en un futuro cercano?

Sí, porque la abrumadora tiranía y el brutal imperialismo del régimen no pueden continuar para siempre. La gente en Irán y los países vecinos está extremadamente molesta con la opresión e interferencia del régimen. Sí, yo creo que va a haber cambios  si los disidentes democráticos jugamos bien nuestras cartas y si el mundo está dispuesto a darnos una buena mano. Nosotros también estamos tratando de derribar el régimen islamista y establecer la democracia en Irán.

En los medios de habla hispana le dedican mucho espacio al conflicto árabe-israeli. ¿Cómo lo ve usted, como estudioso de la situación actual del mundo árabe?

Este ha sido un tema difícil durante los últimos setenta años que debe resolverse finalmente. Y se resolverá solo a través de la cooperación de ambos lados del conflicto. Mientras se mantenga ese conflicto, otros actores nefastos, como el régimen iraní, pueden intervenir y causar estragos. Pero afortunadamente, parece que tanto los árabes como los israelíes se han dado cuenta de que para tener paz y estabilidad permanentes en sus países y en el gran Medio Oriente, necesitan trabajar juntos. Esto realmente está sucediendo incluso mientras hablamos.

¿Qué opinas de la interseccionalidad? Los partidos de izquierda en todo el mundo defienden a Irán independientemente de los presos políticos y las persecuciones de los homosexuales.

Desafortunadamente, en estos días la mayoría de la izquierda sigue lo que se puede llamar «política tribal». Significa que, solo porque tienen una enemistad sangrienta con los principios de la civilización occidental, lo que llaman «capitalismo», están dispuestos a sumarse  a las fuerzas antioccidentales más nefastas del mundo, como el régimen criminal islamista en Irán. Este comportamiento tribal ha despojado a la izquierda de la más mínima parte de la credibilidad. Y eso es una pena, porque la izquierda podría haber sido una fuente de bien en este mundo. Pero ellos eligieron lo contrario

¿Qué me puede decir de los judíos que aún viven en Irán y no quieren salir? ¿Son dimmis?

Según la constitución de la República Islámica, los judíos son considerados el «Pueblo del Libro», por lo que su existencia y vida en el país es legal. Sin embargo, llevan una vida de clausura debido al antisemitismo inherente del régimen islamista. Y cuando son discriminados, no pueden hablar por temor a las represalias del régimen. Los judíos y otras minorías serán entregados solo cuando el secularismo, la democracia liberal y la sociedad civil arraiguen en Irán.

Muchas gracias por tu tiempo, Reza, un placer que hayas estado en Semanariohebreojai

Para seguirlo en twitter: ‪https://twitter.com/rezaparchizadeh

Para seguirlo en la Academia: https://iup.academia.edu/RezaParchizadeh

 

Semanariohebreojai

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.