Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes noviembre 23, 2020
donativo

Destacado periodista palestino-británico: Los talibanes demostraron que los ataques terroristas son la forma de derrotar a Occidente.

Los acuerdos entre Israel, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos pueden hacer que los palestinos retomen este camino


Ante la firma de los acuerdos de paz entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, el periodista palestino-británico ‘Abd Al-Bari’ Atwan, editor del diario panárabe en la red Raialyoum.com, escribió que dichos acuerdos, que solo sirven a los intereses de Estados Unidos, enfurecen a la gran mayoría de los árabes. Como resultado de ello dijo, pueden hacer que los árabes y en especial los palestinos, retomen el camino de la resistencia armada.

Citando la opinión de los comandantes del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), ‘Atwan argumenta que las concesiones de Estados Unidos e Israel solo pueden ser obtenidas a través del terrorismo y la fuerza, por ejemplo, secuestrando aviones, atacando embajadas y utilizando otras formas de lucha armada, tal como la practican hoy los talibanes en Afganistán y los houties en Yemen.

Refiriéndose al lanzamiento este mes en Doha, Qatar de las conversaciones de paz formales entre el gobierno de Afganistán y los talibanes, con la asistencia del Secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, ‘Atwan declaró que los talibanes, con medios militares mínimos y simples pero con gran determinación y firmeza, libraron una guerra intransigente contra la ocupación estadounidense. Ahora, este agregó, parecen estar «muy cerca de una victoria», porque están negociando con una superpotencia como lo es Estados Unidos desde una postura de fuerza y ​​obligándolo a cumplir con todas sus demandas, tanto que a Pompeo «se le ve humillado al lado el grupo de muyahidines afganos que representan a los talibanes». Los houties en Yemen han presentado un modelo similar dijo: utilizando armas relativamente simples, lograron cambiar el equilibrio de poder y llevar la guerra a las ciudades, aeropuertos e instalaciones petroleras de su enemigo, que posee armas avanzadas fabricadas en occidente. ‘Atwan concluyó que el «humillante y vergonzoso estado de derrota en las regiones árabes», en el que los gobiernos árabes se apresuran a normalizar relaciones con Israel, puede «conducir al triunfo final de los modelos presentados por los talibanes y houties», restaurando de esta manera el Honor nacional de los árabes y de los palestinos.

‘Abd Al-Bari’ Atwan (Fuente: Raialyoum.com, 14 de septiembre, 2020)

Lo siguiente son extractos traducidos de su artículo:[1]

«El Dr. Wadia Haddad, alto comandante del Frente Popular para la Liberación de Palestina [FPLP] y camarada del líder del FPLP George Habash, suscribió la teoría de que Occidente, e Israel, por supuesto, eran ‘racionales’ – es decir, tendían al ‘racionalismo’, a la ‘lógica’ y los ‘cálculos precisos’ – y que para vencerlos, debemos ser lo contrario – es decir, ‘irracionales’ y combatirlos de manera ‘opuesta’, uno más cercano a la «locura» y la «falta de realismo» y no de acuerdo con aquellos planes que son «lógicos» e «inusualmente buenos».

“En consecuencia, él [Haddad] y sus camaradas tendían a utilizar métodos y caminos de lucha que Occidente no consideró – primero y ante todo, secuestrar aviones y atacar embajadas. En ese momento, Occidente denominó estos métodos ‘terroristas’. Los demonizaron a ellos y a sus perpetradores y presionaron injustamente a la OLP y le ofrecieron incentivos monetarios para acabar con ellos, mientras ondeaban la estandarte de una resolución pacífica que conduciría a un estado palestino.

«Recordé esta teoría mientras seguía las actuales negociaciones entre los Estados Unidos y los talibanes en Doha y vi a Mike Pompeo, el secretario de estado estadounidense más grande de la historia, humillado junto al grupo de muyahidines afganos que representaban a los talibanes. El Mulá Muhammad Nabi [Omari], un ex-detenido en Guantánamo, estaba entre ellos y me di cuenta de que Pompeo no se atrevía a pedir que lo sacaran de la delegación.

«Los talibanes, a los que muchos ‘moderados’ árabes acusan de ser atrasados ​​y a cuyos comandantes se refieren como los habitantes de las cuevas de las regiones de Hindu-Kush y de Tora Bora, se han convertido en oponentes por igual a los Estados Unidos durante los últimos 19 años, durante el cual sus combatientes desafiaron a la ocupación estadounidense con sus medios militares ‘primitivos’ – pacientes, persistentes y decididos a prevalecer, sin importar los sacrificios. Ahora pareciera que están muy cerca de la victoria, ya que el gobierno estadounidense cumple con todas sus demandas – la principal de las cuales es la reinstalación del Emirato Islámico de Afganistán, que fue derrocado por la invasión estadounidense a Afganistán luego de los eventos del 11-S, a cambio de permitir que las fuerzas estadounidenses se retiren silenciosamente del país.

«El movimiento Houtie Ansar Allah en Yemen sigue un modelo más o menos similar y después de unos seis años de firmeza en el conflicto con la coalición Arabia Saudita-Emiratos Árabes Unidos, con sus avanzados aviones y armamentos producidos por las industrias militares estadounidenses y del Reino Unido, incluyendo los aviones de combate F15 y F16 – el movimiento logró alterar el equilibrio militar y trasladó el conflicto a las ciudades, los aeropuertos y a las instalaciones petroleras de sus oponentes. Sin lugar a dudas logrará lo que los talibanes han logrado, si no más. ¿Quién hubiese predicho que este movimiento, cuyos oponentes lo ridiculizaron y llamaron a sus combatientes habitantes de las cavernas de la ciudad de Sa’dah, se convertiría en una seria amenaza para los países de esa coalición – que se están ahogando en riqueza, cuyos gobiernos poseen billones de dólares en capital y que tienen a Occidente y a sus medios de comunicación de su parte?

«El humillante y vergonzoso estado de derrota en las regiones árabes – en el que los gobiernos árabes arremeten contra los acuerdos de normalización con el ocupante Estado de Israel mientras otros países se apresuran a felicitarlos y apoyarlos, a medida que ondean la bandera de la rendición a Occidente y a Israel – puede que conduzca al triunfo final de los modelos de los talibanes y de los houties. Estos modelos pueden surgir en la región, emergiendo de las cenizas de tales acuerdos de normalización de relaciones y de esta postración a los pies de los enemigos sin nada que mostrar a cambio – lo que ha enfurecido tanto a la gran mayoría de los pueblos árabes.

«Así como la ‘irracionalidad’ palestina’, que surgió de las derrotas acumuladas en los años de 1948 y 1967, finalmente provocó el regreso de la causa palestina a los titulares de todo el mundo, yo no considero imposible que los supuestos acuerdos de paz que se van a firmar en la Casa Blanca mañana [15 de septiembre] llevará a los árabes, particularmente a los palestinos o a algunos de ellos, a retornar a la teoría del Dr. Haddad es decir, al terrorismo, de una forma u otra, tarde o temprano.

«El Talibán, que actualmente se encuentra en negociaciones con el gobierno de Afganistán junto a la participación de Estados Unidos desde una postura de fuerza en Doha, ha obligado a la superpotencia estadounidense a someterse a todas sus demandas. Este lo logró porque presentó a los afganos y pastunes, quienes constituyen su base de apoyo, con un plan alterno que restauró su honor nacional y libró una resistencia cruel contra la ocupación, mientras que otro plan afgano, adoptado por el Presidente de Afganistán Ashraf Ghani y su rival [el presidente del Consejo Superior de Reconciliación Nacional de Afganistán] ‘Abdallah ‘Abdallah, que nació del vientre de esta ocupación, fue contrario a los valores afganos, islámicos y nacionales y dependía de la defensa y de fondos estadounidenses.

«Los acuerdos que serán firmados con Israel mañana [15 de septiembre] junto a los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin pueden producir lo contrario a su resultado previsto y pueden en un futuro previsible traer peligros existenciales además de un período de inestabilidad para Israel y sus nuevos aliados, no solo porque fueron firmados a cambio de nada, sino también porque sirven a los intereses estadounidenses e israelíes y los convierten en países firmantes en un frente de conflicto con Irán y Turquía.

«Los talibanes ganaron. Esto se debe a que sus líderes no poseen aviones privados ni vehículos lujosos con tracción en las cuatro ruedas y no utilizan camisas de seda ni corbatas. Lo digo por experiencia en el campo. Lo mismo ocurrirá con su organización amiga, los Ansar Allah [houties] en Yemen. Ciertamente, el próximo liderazgo palestino seguirá el mismo camino, de una forma u otra, porque la humillación y la deshonra han sido acumulados en demasía».


[1] Raialyoum.com, 14 de septiembre, 2020.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.