Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves noviembre 19, 2020
donativo

El relato en caída libre


Los movimientos geopolíticos en el tablero del Medio Oriente no se dan por repentinas amistades, lo cual no existe en política real, sino por las necesidades y conveniencias que se amalgaman de acuerdo a los intereses que marca la época.

Las equivocaciones sin fin de Arafat fue una impronta que logró legarla y convertir la vida palestina en realidades fallidas y equivocadas.

Pero más allá de quienes pensamos así, esta semana surgieron declaraciones y análisis desde lugares muy lejanos a analistas occidentales, que avalan lo que expresamos ,y más aún, confirman que la barrera del silencio de las últimas décadas se desvanece cada día más rápido.

El ex jefe de Inteligencia de Arabia Saudita entre 2012 y 2014, Bandar bin Sultan, también ex Embajador de su país en Washington por 30 años y Director del Consejo Nacional de Seguridad saudí por 10 años, dijo este lunes en una entrevista con el canal de televisión de su país al-Arabiya TV, que el liderazgo palestino es un fracaso y que ha perdido una y otra vez oportunidades para llegar a acuerdos con Israel, y que en su lugar, sólo han sabido aliarse con enemigos de Arabia Saudita. Bin Sultan dijo que está convencido que la causa palestina es justa, pero quienes la llevan adelante han demostrado ser un fiasco.

“Creo, dijo bin Sultan, que Arabia Saudita ha estado siempre actuando con buena voluntad para ayudar a los palestinos. Siempre que pidieron ayuda, allí estuvimos sin esperar nada a cambio, y siempre hicieron lo contrario a lo que aconsejábamos y a pesar de ello, seguimos apoyándolos. Nosotros fuimos aún más lejos de lo que debíamos como Estado y llegamos a justificar ante el mundo las acciones de los palestinos, cuando éramos plenamente conscientes que no se justificaban, pero no queríamos estar en contra”.

Bin Sultan calificó duramente a Arafat por no haber tenido el coraje político de aceptar los Acuerdos de Camp David y fue drástico al referirse a las relaciones entre Fatah y Hamas. Recordó que él presidió varias veces reuniones entre Fatah y Hamas. Fue muy dificultoso llegar a acuerdos entre ambas facciones, pero una vez las firmaban “inmediatamente recibíamos noticias que cada uno se parapetaba en su micro mundo, no cumplían nada de lo firmado y comenzaban a complotar uno contra el otro nuevamente”.

Cuando se firmaron los Acuerdos de Abraham el 15 de setiembre, los palestinos salieron a las calles, quemaron retratos del líder de Emiratos y Mahmoud Abbas dijo que los Acuerdos eran una puñalada en la espalda a los palestinos. Bin Sultan dijo que la retórica palestina es una agresión contra los Estados del Golfo. “Ese tipo de discursos no es lo que esperamos de líderes que pretenden ganar apoyo para su causa. Peor aún, siguió Bin Sultan,” los palestinos creen que no tienen que pagar precio alguno por todos los errores cometidos contra el estado saudí, su liderazgo y el liderazgo de los Estados del Golfo. Y es inadmisible su alineamiento con Irán y Turquía. Irán usa a los palestinos y Turquía es refugio para miembros de Hamas”.

El jerarca saudí ¿hace estas declaraciones porque está técnicamente retirado? Sería un grave error pensar algo así. Después de muchas décadas, no sólo cambia el mundo del conocimiento y de la tecnología, sino que obviamente la política necesita recorrer caminos realistas y sobre todo posibles. Arabia Saudita no es un amigo de Israel ni viceversa, ni siquiera han firmado ningún acuerdo de nada por ahora, ni reniegan de sus posturas y convicciones, pero Arabia Saudita, después de bastante más de una década de tratar de convencer a Estados Unidos y a los palestinos de un plan de paz entre Israel y al menos la Autoridad Palestina y darse de bruces contra la pared palestina, ha decidido virar y enfocarse en la realidad. Irán es un problema religioso y político para gran parte de la Liga Arabe. Los palestinos siguen en 1970 e Israel es una oportunidad en ciencia, tecnología, medicina, y un relacionamiento posible con un status quo posible, sin que ello impida que cada uno tenga vida y creencias propias e independientes. Si los palestinos se suben al tren, Arabia Saudita los recibe. Pero los palestinos prefieren el tren de los Ayatollahs y la megalomanía de Erdogan.

Khalaf Al Habtoor es un empresario de Emiratos que hace unos días escribió un extenso artículo, del que extraemos algunos de sus pensamientos. “Hay dos millones de palestinos, descendientes de aquellos que se quedaron en Israel en 1948, que tienen nacionalidad israelí. La enorme mayoría está orgullosa de su ascendencia árabe, sean musulmanes o cristianos, y se sienten muy bien siendo árabes israelíes. Llegó la hora que los palestinos dejen de culpar a los demás por su actual situación. En lugar de condenar estados árabes amigos y aliados que les han dado billones de dólares y que han peleado guerras por ellos, recapaciten y dejen de pelearse entre ustedes. Hamas debe terminar con la violencia que al final de cuentas rebota y cae en las espaldas de los habitantes de Gaza. Los árabes no debemos apoyar a Hamas si sigue en manos de Irán”.

Por si no lo registramos debidamente: hemos citado primero a un jerarca saudí y luego a un gran empresario de los Emiratos. ¿Por qué recién ahora? No es la pregunta correcta. La dinámica del desarrollo geopolítico de las regiones y los países hay que observarlas y vivirlas en su tiempo. Y hoy es el tiempo en que el mundo árabe le habla a los palestinos directamente y en voz alta y les advierte en qué mundo estamos viviendo. Y hoy es el tiempo en el cual ni Abbas y sus cómplices y mucho menos Hamas, quieren escuchar. La realidad cotidiana es un tren que continúa su marcha hacia su destino. El Consejo de Derechos Humanos, unido a Irán, Venezuela, Cuba, y otros violadores de los derechos humanos siguen atrapando a los líderes palestinos en el siglo pasado. Pero al final del recorrido, los que tendrán que rendir cuentas a su propia gente son los palestinos. Entonces, ni Irán ni nadie los acompañarán en esa tarea. Y no podrán decir que los propios Estados Árabes no se lo advirtieron.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.