Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes noviembre 20, 2020
donativo

Analizando el proceso de paz con los EAU y Bahrein, con el rabino que vivió su desarrollo

Rabi Marc Schneier, testigo de la historia


 

Con Zayed Bin Rashid Al Zayani, Ministro de Turismo de Bahrein

Han sido ya varias las oportunidades que hemos tenido de entrevistar al Rabino norteamericano Marc Schneier, quien hace ya años comenzó a abocarse al diálogo interreligioso, incluyendo diversos canales de acercamiento al mundo islámico. Las relaciones con diversos países del Golfo Pérsico han ocupado gran parte de su atención. Conoce de cerca el proceso que se fue desarrollando entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, y entre Israel y Bahrein. Y habiéndolo visto personalmente, reuniéndose con las autoridades en cada lado, no está sorprendido….y está feliz.

Conversamos con él días atrás.

 

P: Rabino Schneier , hace algo más de un mes tuvo lugar la firma de los Acuerdos de Abraham en Washington. ¿Qué le comentan sus contactos en los Emiratos Árabes Unidos respecto a este proceso? Está claro que se trata de paz entre los pueblos, no un mero papel formal. Y me refiero, claro, tanto a sus contactos judíos como emiratíes musulmanes.

R: Mis contactos en los Emiratos, tanto judíos como emiratíes, me dicen claramente que se siente el entusiasmo. No se trata sólo de algo a nivel de gobiernos sino en diversas áreas de cooperación, en la calle, es el sentir de la gente. Cada vez que se formula algún anuncio sobre cooperación o vinculamiento entre distintas instituciones, ello es destacado y elogiado por ambas partes por igual. En el plano de los negocios, una de las cosas que oigo es que mientras las economías se enfocan en la reconstrucción después de la pandemia del COVID, tanto empresarios israelíes como emiratíes ven con entusiasmo el hecho que tienen ahora un nuevo mercado al que vender, antes  no aprovechado.

 

P: ¿Cuándo viaja usted nuevamente a los Emiratos?

R: Espero volver al Golfo, también a los Emiratos, un poco más adelante, apenas termine la pandemia.

P: ¿Qué diría usted que los Acuerdos de Abraham están haciendo ya ahora a la vida judía en los Emiratos? Como habrá visto, circuló por las redes un video de una suca instalada en la semana de Sucot por cierto junto a Burj al-Khalifa…muy original.

R:  Estamos viendo un gran desarrollo de la vida judía en los emiratos. En cierto, los Acuerdos de Abraham parecen haber logrado que los judíos allí se sientan más cómodos aún que antes con su forma de vivir. Por ejemplo, hace algunas semanas, el gobierno de Abu Dhabi dijo que todos los hoteles en el país deben ofrecer comida y bebida kosher. Poco después, la aerolínea de los Emiratos anunció que ofrecerá comida kosher en todos sus vuelos. Estos anuncios no sólo impactan en la comunidad judía local sino que abren la puerta a viajeros judíos y turistas judíos observantes.

Ya hemos visto que se abrió el primer restaurante kosher en Burj Khalifa. En efecto también circuló ese video de la Suca que mencionas, construida allí para que quienes iban a cenar al restaurante pudieran comer en la Suca durante la semana de la fiesta.

 

P: Con los Emiratos el movimiento es intenso desde que se firmó el acuerdo, a distintos niveles. Tan sólo unos pocos días antes de la ceremonia en Washington llegó el anuncio de formalización de relaciones con Israel también de parte de Bahrein. Como sabemos, en Washington se firmó sólo una Declaración de Paz con Bahrein porque no hubo tiempo de preparar el acuerdo. Este domingo se firmará al fin formalmente el establecimiento de relaciones diplomáticas. ¿Cómo vivió usted hace un mes al anuncio bahreiní?

El Presidente Trump, el Premier Netanyahu y los Cancilleres de los Emiratos y Bahrein, en la firma en Washington

 

R: El anuncio monumental que Bahrein e Israel establecerían relaciones oficiales fue para mí muy emocionante y gratificante, tanto desde el punto de vista de las relaciones internacional como en lo personal. A lo largo de más de una década durante la cual he desarrollado una relación cercana con el Rey  Hamad bin Isa Al Khalifa de Bahrain, hemos hablado de ese tema muchas veces. Yo lo oí personalmente hablando repetidamente sobre su interés y genuine deseo de ver el establecimiento de relaciones diplomáticas entre su reino e Israel. Ahora, ese sueño se convierte en realidad.

P: ¿Usted sabía que Bahrein sería quien seguiría a los Emiratos en su anuncio al respecto?

R: Sí. En el 2018 yo predije que Bahrein e Israel establecerían relaciones en el plazo de dos años, y exactamente dos años después llegó el anuncio. Yo lo sentí porque a lo largo de mi relación con Su Majestad, tuvimos numerosas conversaciones sobre Israel y él, como mencioné antes, me había manifestado su gran interés al respecto. Siempre reconoció que Israel y Bahrein tienen mucho más cosas en común que diferencias que los separan.

El rey tiene profundo aprecio por Israel por su desarrollo tecnológico, por su innovación en temas médicos y por su poderío militar. Siempre pensó que establecer relaciones con Israel sería una ganancia para ambas partes. Es más: este reconocimiento deja en claro el liderazgo del Rey en la región y su fuerte visión respecto al futuro no sólo en el Golfo sino en todo el Medio Oriente.

 

P: ¿Qué nos puede contra sobre el Rey y su gobierno?

R: Desde que comencé a trabajar con el rey en el 2011, él manifestó claramente su compromiso respecto al desarrollo de las relaciones con Israel. Fue él quien lideró el esfuerzo para que el Consejo de Cooperación del Golfo legislte que Hezbola es una organización terrorista. Cuando me encontré con él poco después de eso, me dijo: “nuestra única esperanza para que haya una voz árabe moderada y fuerte, es un Israel fuerte”. Ha tenido una visión clara sobre lo que alianzas regionales fuertes pueden significar para todos los pueblos de la región, compartiendo tanto los beneficios económicos como de seguridad que la diplomacía podría lograr.

Con Zayed Bin Rashid Al Zayani, Ministro de Turismo de Bahrein

 

P: Rabino, cuénteme por favor un poco sobre su relación especial con Bahrein.

R: Tuve el honor de ser el primer rabino que visitó el palacio real en Manama, cuando el Rey Hamad me invitó en el 2011. Desde entonces me reuní con Su Majestad en varias oportunidades para hablar de su deseo de desarrollar y fortalecer a su comunidad judía, la única comunidad judía autóctona del Golfo. El Rey Hamad también está muy orgulloso de que su reino sea el lugar en el que se erigió la primera sinagoga. El año pasado, durante el taller de Paz por Prosperidad, fue para mí un honor participar en el primer minian de la década en la sinagoga de Manama.

En febrero del 2018 el Rey Hamad me invitó a llevar una delegación de la sinagoga de The Hampton en Nueva York a Bahrein. Volamos al reino y nos reunimos con funcionarios y con el liderazgo de la comunidad judía. También nos reunimos con la ex Embajadora de Bahrein en Estados Unidos Hunda Nonoo, con la parlamentaria Nancy Khedouri y el líder comunitario Michael Yadgar, quien compartió con nosotros la rica historia bahreiní de apoyo a su comunidad judía. Visitamos la sinagoga de Manama , la primera autóctona del Golfo, y el cementerio judío.

El mencionado encuentro en Bahrein

 

P: Volviendo a la normalización de relaciones entre Bahrein e Israel…¿cuál es en su opinión la motivación principal : la percepción compartida de Irán como una amenaza estratégica o el potencial económico de las relaciones? Claro está que  puede ser una combinación de ambas cosas.

R: Sin duda la amenaza existencial de Irán tuvo aquí parte importante, pero también las oportunidades económicas. En el frente iraní el Golfo-incluyendo Bahrein- miran hacia las próximas elecciones en Estados Unidos, piensan en la posibilidad que en la Casa Blanca haya un cambio, y quieren ser capaces de dirigirse a Israel para pedir ayuda militar en relación a la amenaza iraní.

En lo que al lado económico respecta, hay oportunidad enormes en variados sectores, tanto agricultura como tecnología, atención de salud, educación, viajes y turismo. A raíz del establecimiento de relaciones diplomáticas, el cielo es el límite.

 

P: ¿Qué tiene Bahrein para aportar al turista israelí promedio?

R: El Golfo, incluyendo Bahrein, se está reinventando a una gran velocidad con sus aeropuertos reconocidos mundialmente, el transporte terrestre, hoteles a todo lujo, centros comerciales de altísimo nivel y otras atracciones. Y te daría ejemplos no sólo de Bahrein. Puede ser safari en el desierto en los Emiratos Árabes Unidos, el Museo Nacional de Bahrein, el Burj Khalifa en Dubai, caminatas a través del primer estado saudí Ad Diriyah, el Grand Prix de Bahrein, la Fuente Rey Fahed en Jeddah o la Gran Mezquita Sultan Qabus en Oman. Hay cosas increíbles para ver y hacer en el Golfo en temas de arte, cultura, entretenimientos y deportes. Se ve un equilibrio interesante entre museos modernos y tiendas, combinados con la exposición de sus tradiciones y su historia. Estoy seguro que los israelíes pasarán muy bien cuando visiten la zona.

También estoy seguro que querrán visitar la sinagoga y el cementerio judío de Bahrein para aprender sobre la historia judía del Reino.

 

P: Muchas gracias Rabino Schneier. Espero ver todo eso también yo personalmente en algún momento.

R: Que así sea.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.