Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves noviembre 19, 2020
donativo

Por qué los palestinos no aceptarán los consejos de los árabes

"El liderazgo palestino ha perdido su credibilidad a los ojos de la nueva generación árabe, que es una generación de tecnología ..." - Abdullah Al-Ghathami, profesor de crítica y teoría en la Universidad King Saud, Twitter, 25 de septiembre de 2020 .


Poco después de que Mahmoud Abbas fuera elegido presidente de la Autoridad Palestina en enero de 2005, se le preguntó al entonces presidente de Egipto, Hosni Mubarak, qué consejo daría a los líderes palestinos.

Mubarak, en una entrevista con la cadena de televisión Al-Arabiya, respondió:

«Tiene que haber una nueva forma de pensar sobre la cuestión palestina. De lo contrario, nosotros [los árabes] continuaremos diciendo que no. Hemos estado diciendo que no durante los últimos 50 años, y es por eso que perdimos muchas oportunidades. Dijimos que no al [ONU de 1947] Plan de Partición, y en 1967 dijimos no al reconocimiento de Israel a cambio de una retirada [a las líneas del armisticio de 1949]. En ese momento, dijimos que lo que fue tomado por la fuerza sólo puede ser restaurado por la fuerza.

«Han rechazado todo. Ahora estamos en un pantano. El pueblo palestino está sufriendo debido a la crisis económica. En mi opinión, los líderes palestinos ahora deben dar una oportunidad a la paz. Necesitan sentarse a la mesa de negociaciones y envíe un mensaje a la gente  que hay esperanza de paz «.

Quince años después, es evidente que Abbas y el liderazgo palestino nunca tomaron en serio el consejo de Mubarak. Por el contrario, los líderes palestinos continúan actuando no solo contra el consejo de Mubarak y otros árabes, sino también contra los intereses de su propio pueblo.

Durante los últimos tres años, Abbas ha cortado todos los lazos con la administración de Estados Unidos para protestar por el reconocimiento del presidente Donald Trump de Jerusalén como la capital de Israel. Desde principios de este año, Abbas ha rechazado la visión de paz de Trump en el Medio Oriente, conocida como «Paz para la prosperidad», y suspendió todos los vínculos con Israel, incluida la coordinación de seguridad.

Lo que ha hecho Abbas es rechazar la paz con Israel y la prosperidad de los palestinos para apaciguar a Hamas, Turquía y Qatar.

Abbas y el liderazgo palestino, en las últimas semanas, se han manifestado fuertemente en contra de los acuerdos de paz firmados entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein. Esta posición ha colocado a los palestinos en un curso de colisión con varios países árabes, especialmente los estados del Golfo. Según los informes, muchos árabes están furiosos con el liderazgo palestino por acusar a los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin de «traicionar la cuestión palestina, la mezquita Al-Aqsa y Jerusalén».

En lugar de hablar con los estadounidenses, los israelíes y los árabes que apoyan la idea de hacer las paces con Israel, Abbas ahora está hablando con Hamas, Turquía y Qatar. La semana pasada, envió a una delegación de alto rango de su facción gobernante Fatah a Estambul para discutir con los líderes de Hamas la posibilidad de celebrar elecciones para la presidencia de la Autoridad Palestina y el parlamento palestino, el Consejo Legislativo Palestino. Los dos partidos dijeron que acordaron celebrar nuevas elecciones dentro de seis meses. Sin embargo, los acuerdos previos entre Fatah y Hamas nunca se implementaron, ya que las dos partes continúan participando en una lucha de poder por el dinero y el poder.

Las últimas discusiones de Fatah-Hamas se llevaron a cabo bajo los auspicios del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quien también se opone a los acuerdos de paz entre Israel y los dos estados del Golfo. Después de la reunión, la delegación de Fatah, encabezada por Jibril Rajoub, voló a Qatar en un intento por ganarse el respaldo de cualquier acuerdo alcanzado con Hamas. Los qataríes han sido durante mucho tiempo los principales partidarios de Hamas, una rama de la organización de los Hermanos Musulmanes.

Erdogan también ha abrazado completamente a Hamas, cuya carta llama abiertamente a la aniquilación de Israel. El mes pasado, Erdogan se reunió con una gran delegación de Hamas, incluidos Ismail Haniyeh y Saleh Arouri, ambos designados por el Departamento de Estado de los EE. UU. como terroristas globales especialmente designados debido a su participación en ataques terroristas contra ciudadanos de Israel y EE. UU.

La semana pasada, Abbas habló por teléfono con Erdogan y Haniyeh sobre las perspectivas de lograr la «unidad nacional» palestina y frustrar las «conspiraciones» estadounidenses e israelíes contra los palestinos.

Mubarak aconsejó a Abbas y al liderazgo palestino que le dieran una oportunidad a la paz, que dejaran de decir no a todos los planes e iniciativas de paz y que volvieran a la mesa de negociaciones con Israel. Sin embargo, al asociarse con Erdogan y Hamas, Abbas está demostrando que preferiría dar una oportunidad a los extremistas musulmanes, evidentemente para promover sus objetivos y ambiciones antiisraelíes y antioccidentales.

De manera puntual, un informe en un medio de comunicación palestino perteneciente al archirrival de Abbas, Mohammed Dahlan, reveló que la delegación de Fatah en Estambul se reunió la semana pasada con funcionarios del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), así como con oficiales de inteligencia turcos y qataríes. .

Según el informe, Abbas discutió por teléfono con los representantes del IRGC, Turquía y Qatar formas de «coordinar posiciones para dirigir golpes a los intereses de los países árabes, especialmente los estados del Golfo Árabe y Egipto».

Según el informe, fuentes de la oficina de Abbas revelaron que, durante la llamada de la semana pasada con Erdogan, los líderes palestinos hablaron mal con el presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi y el rey saudí Salman bin Abdulaziz. El informe agregó que «los analistas especializados en el tema palestino comentaron que Qatar y Turquía usarán a Abbas para dañar los intereses de Arabia Saudita, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Jordania, Kuwait, Omán, Sudán, Mauritania, Marruecos y Túnez«.

El informe también reveló que Qatar le dio recientemente a Abbas y algunos de sus ayudantes «más de $ 50 millones para sus cuentas bancarias personales dentro de los bancos en Israel y las áreas de la Autoridad Palestina».

Algunos árabes ahora están tratando de asesorar a los líderes palestinos de la misma manera que, hace ya 15 años, lo hizo Mubarak. No obstante, las voces de estos árabes no parecen estar causando más impresión en Abbas o en nadie en el escalón más alto del liderazgo palestino que la de Mubarak. Los líderes palestinos continúan diciendo no a las voces constructivas en el mundo árabe, mientras dicen que sí a Turquía, Qatar y Hamas que promueven el terrorismo. Esa postura puede explicar por qué tantos árabes están frustrados con el liderazgo palestino.

«El liderazgo palestino ha perdido su simbolismo, incluso entre los palestinos», comentó Abdullah Al-Ghathami, un respetado profesor de crítica y teoría en la Universidad King Saud.

«El liderazgo palestino ha perdido su credibilidad a los ojos de la nueva generación árabe, que es una generación de tecnología. Una vez, para nosotros la patria era todo el mundo árabe. Todos éramos un ejército de luchadores por la libertad para los palestinos. Usamos aceptar sus errores, incluso sus insultos, porque el problema palestino era el número uno para nosotros. Hoy la nueva generación piensa de manera diferente. El liderazgo palestino es irrelevante. Los palestinos necesitan un liderazgo joven que pueda dirigirse a la joven generación árabe «.

Haciendo eco del mismo sentido de desilusión con el liderazgo palestino en la palabra árabe, una periodista siria con sede en los Emiratos Árabes Unidos, que se hace llamar Shukran, publicó el siguiente consejo para los palestinos:

«Este es un mensaje dirigido a los palestinos que están centrando sus esfuerzos en ofender a los Emiratos Árabes Unidos. Solo quiero decir unas pocas palabras, mis queridos palestinos: su verdadero enemigo está frente a ustedes; es la corrupta Autoridad Palestina. Abra el archivos de la corrupta Autoridad Palestina. Verificar dónde estudiaron los hijos de los líderes de la Autoridad Palestina. ¿Qué tipo de vida están viviendo? ¿Cómo obtuvieron su educación? Viven en paz, estabilidad, prosperidad y lujo. Eche un vistazo a tus propios hijos. Tus hijos a los que inculcan el odio. ¿Qué te ha dado la Autoridad Palestina? Ya no somos la generación de la revolución y la rabia; somos una generación que aspira a alcanzar la paz y el amor. Queremos vivir y criar nuestros hijos en paz y seguridad. Intentamos guerras, ahora queremos probar la paz «.

Abdullah Al-Hakeem, analista político saudí y ex director del Centro de Estudios Estratégicos y Legales de Oriente Medio, coincidió :

«El verdadero enemigo de los palestinos es la corrupta Autoridad Palestina. Cuando visité Israel, asistí a un evento para un miembro de la Autoridad Palestina, y vi gente haciendo cola para entrar a comer. Cuánto sufrí viendo esta escena. Uno de los miembros de la Autoridad Palestina me preguntaron por qué dejé el evento. Le respondí que debemos hacer las paces con Israel para crear una realidad mejor para los palestinos. Se enojó conmigo y dejó de hablarme «.

Al-Hakeem aparentemente se refería a la gente pobre que había venido al evento a pedir comida.

El Dr. Khaled Al-Qasimi escribió en un sitio web yemení que el alboroto que Abbas y la OLP causaron por el acuerdo de normalización de los EAU con Israel es inaceptable. Los líderes palestinos, dijo Al-Qasimi , «no quieren resolver el problema palestino porque resolver el problema significa perder sus beneficios personales».

«No hay duda de que la riqueza que los líderes palestinos han acumulado durante más de medio siglo es más importante [para ellos] que el pueblo palestino y su problema. Guerras que no nos han traído más que destrucción …»

Noura Al-Moteari, autora e investigadora política emiratí, aconsejó a los palestinos:

«La única solución disponible para el pueblo palestino es actuar inmediatamente para destituir a los líderes palestinos en ruinas. Los palestinos deben nominar un consejo de transición, como en Sudán, y trabajar duro para encontrar un liderazgo palestino que pueda aprovechar los procesos de paz».

Como en el pasado, los palestinos continúan ignorando el consejo de sus hermanos árabes de intentar la paz y reemplazar a sus líderes corruptos e incompetentes. Este rechazo parece ser la razón principal por la que muchos árabes sienten hoy que la cuestión palestina ya no es fundamental para todos los árabes y musulmanes.

Khaled Abu Toameh, un periodista galardonado con sede en Jerusalén, es miembro de periodismo Shillman en el Instituto Gatestone.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Gatestone Institute

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.