Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves noviembre 19, 2020
donativo

El acuerdo nuclear de Irán volverá a la Casa Blanca de Biden

Se estima que el presidente electo de Estados Unidos renegociará un acuerdo con Irán, que incluirá disposiciones impulsadas por Israel. Los funcionarios de defensa afirman que esto es preferible a un posible enfrentamiento militar


La renovación del acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán no es una cuestión de si se hará, sino de cuándo.
Las reuniones no oficiales celebradas últimamente entre el equipo de defensa y asuntos exteriores del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, y funcionarios israelíes dejaron en claro que su administración está trabajando en un esquema reelaborado para las negociaciones con Teherán, una de las principales prioridades de su próxima presidencia.
El equipo estadounidense que tendrá la tarea de reiniciar estas conversaciones incluye a Antony Blinken, exsubsecretario de Estado de los Estados Unidos y asesor adjunto de Seguridad Nacional durante el mandato del presidente Barack Obama, a Jack Sullivan, asesor de Seguridad Nacional de Biden durante su mandato como vicepresidente, y a Michèle Flournoy, exsubsecretaria de Políticas de Defensa.

Misiles tierra-tierra exhibidos por la Guardia Revolucionaria iraní en el 40 aniversario de la Revolución Islámica, en 2019.

Misiles tierra-tierra exhibidos por la Guardia Revolucionaria iraní en el 40 aniversario de la Revolución Islámica, en 2019.
(AP)
La estrategia para la que está trabajando este equipo es una negociación de dos fases con el liderazgo iraní, a través de dos canales separados. El primero tendrá lugar después de que Biden asuma el cargo y antes de la elección de un nuevo presidente iraní en junio.
Los estadounidenses estiman que hasta las elecciones presidenciales en Irán no se podrá lograr ningún acuerdo sustancial.
El principal objetivo durante esta fase es llegar a un entendimiento con Teherán para congelar su desarrollo de misiles balísticos, poner fin a las acciones intervencionistas en el Medio Oriente y detener la actividad militar nuclear.

Joe Biden celebra su victoria en las elecciones de Estados Unidos.

Joe Biden celebra su victoria en las elecciones de Estados Unidos.
(EPA)
A cambio, Washington prometerá levantar las últimas sanciones impuestas por el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump.
Con la elección de un nuevo presidente iraní, Estados Unidos iniciará conversaciones centradas en las cuestiones nucleares y regionales, con la intención de corregir las debilidades del acuerdo de 2015.
Durante esta segunda fase, que podría durar mucho tiempo, las sanciones seguirán vigentes.
El esquema emergente de Estados Unidos podría ser un punto de discordia entre el ministro de Defensa Benny Gantz y el primer ministro Benjamín Netanyahu.

Un clérigo iraní junto a misiles y tropas del ejército durante ejercicios militares en un lugar no revelado en Irán.

Un clérigo iraní junto a misiles y tropas del ejército durante ejercicios militares en un lugar no revelado en Irán.
(AP)
Para Netanyahu no hay mejor alternativa que mantener las fuertes sanciones hasta el momento en que Irán decida deshacerse de todo su programa nuclear y su capacidad existente.
Gantz, por otro lado, no descarta un intento por parte de los estadounidenses, pero enfatiza que cualquier esquema no sólo debe incluir el fin del desarrollo nuclear, sino también una prohibición efectiva del reparto de misiles balísticos en la región, incluidas las fábricas de cohetes en el Líbano, así como el fin de la intervención iraní contra Israel en el país de los cedros y Siria.
Fuentes de defensa estiman que un acuerdo con Irán bajo Biden incluirá todas las disposiciones que solicita Israel y se convertirá en un baluarte contra un posible conflicto regional en el Líbano.

Miembros de Hezbollah.

Hezbollah.
(AFP)
El ritmo actual del desarrollo de misiles de precisión en varias fábricas encubiertas en el Líbano podría obligar a Israel a llevar a cabo un conflicto militar total.
Gantz ya había ordenado a las FDI que se prepararan para tal escenario, con un ejercicio militar a gran escala la semana pasada, que fue visto como un entrenamiento en caso de que la situación se agrave.
Los funcionarios de defensa israelíes creen que un buen acuerdo con Irán, que podría detener el desarrollo nuclear y la fabricación de armas de precisión en el Líbano, es preferible a un conflicto armado que sólo pospondría la carrera nuclear de Irán durante varios años.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.