Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 21, 2021
donativo

Las FDI optan por la victoria


Aviv Kohavi. Jefe del estado Mayor de las FDI

Título de J.P.: «Las FDI ven la victoria como una ‘destrucción rápida de las capacidades enemigas'»

Se ha hablado mucho en los últimos dos años sobre las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y la victoria. ¿Qué significa en la práctica?

En agosto de 2018, el entonces ministro de Defensa, Avigdor Liberman, anunció que el próximo jefe de estado mayor de las FDI será alguien que hable «en términos de decisión y victoria». Resultó ser Aviv Kochavi. De hecho, afirmó en su ceremonia de juramento de enero de 2019 que el ejército «se trata de la victoria». También hablando en esa ceremonia, el primer ministro Benjamin Netanyahu estuvo de acuerdo; todos los esfuerzos recientes, agregó, se centraron en hacer que el ejército «esté listo para un solo objetivo: la victoria en la guerra».

Kochavi luego mantuvo implacablemente la victoria en el centro de atención. En una ceremonia de 2020, por ejemplo, declaró que «las FDI están allí: listas, poderosas y agresivas. Estaremos allí para cada misión, preparados y decididos. Vemos la victoria como la única forma de lograr nuestro objetivo». Naftali Bennett, el próximo ministro de defensa a tiempo completo después de Liberman, también enfatizó la victoria; en una ocasión, criticó al exjefe de gabinete y entonces líder del partido político, Benny Gantz, por conformarse con «un empate» y no una victoria decisiva en la guerra de Gaza de 2014. Gantz respondió indignado con cuatro videos titulados «Sólo los fuertes ganan».

Tan persistente es este tema, el predecesor inmediato de Kochavi, Gadi Eizenkot, se ha sentido obligado a defenderse agresivamente de las acusaciones de timidez: «Hemos estado combatiendo el terrorismo de manera más que impresionante, y logramos enfrentar una realidad compleja, enrevesada y superarla todos los días. Pero en estos días, algunas personas, influenciadas por agendas políticas, están tratando de hacer que los militares sean indecisos, habiendo perdido su voluntad de ganar y demasiado enfocados en temas liberales de izquierda».

Las FDI bajo el liderazgo de Kochavi desarrollaron «Momentum» (en hebreo: Tnufa), un programa de varios años para lograr esta victoria tan aclamada. Como explicó Yaakov Lappin, un especialista en el establecimiento de defensa de Israel, Momentum actualizó la definición misma de victoria. Anteriormente, significaba ofensivas terrestres que se apoderaban del territorio enemigo. Ahora, eso ya no es suficiente porque el enemigo puede «continuar lanzando ataques de guerrilla desde túneles, búnkeres o edificios residenciales contra fuerzas que avanzan (o detenidas) o disparar ráfagas de proyectiles en el frente interno israelí». En este caso, «a Israel se le niega la victoria decisiva».

Por lo tanto, la nueva definición de victoria implica «la destrucción rápida de las capacidades enemigas», como puestos de mando, lanzacohetes, almacenes de armas, niveles de mando del enemigo y personal de combate. Esta destrucción total ahora se considera «mucho más importante que la toma de territorio». Cuanto mayor sea la capacidad enemiga destruida en el menor período de tiempo y con el menor número posible de bajas, «más decisiva será la victoria».

Con este espíritu, un ejercicio Momentum con nombre en código Flecha Letal consistió en, como describe Lappin, «cuarteles generales claves de unidades de las Fuerzas Terrestres que trabajan en estrecha colaboración entre sí, incluso con la Fuerza Aérea, la Armada, la Inteligencia Militar, el C4i y la Dirección de Defensa Cibernética, y otras secciones del ejército». Esta coordinación masiva significa, como explica Nave Dromi, mi colega del Foro de Oriente Medio, que «la victoria ya no es periférica al pensamiento de las altas esferas de las FDI, sino el foco central».

Momentum tiene muchos otros usos potenciales. Bennett abogó por extender este espíritu ofensivo contra los líderes palestinos: «Es hora de que el gobierno de Israel cambie de la defensa a la ofensiva. Tenemos que crear una situación en la que estemos persiguiendo a todos los líderes de las organizaciones terroristas, día y noche, por dentro y por fuera, por lo que no tengan respiro ni tiempo para organizar ataques contra nosotros». Su sucesor como ministro de defensa, Gantz, ve a Momentum como un punto de inflexión: «Derrotaremos a Hamás militarmente, traeremos tranquilidad a los residentes del sur y no permitiremos que esto se extienda a Cisjordania».

Bravo a las FDI por evolucionar de la simple posesión del territorio a «la rápida destrucción de las capacidades enemigas«. Bravo por desarrollar una misión que tiene que ver con la táctica, no con la estrategia, como corresponde al ejército. Momentum apunta acertadamente a ganar en el campo de batalla, no a obligar al enemigo a renunciar a sus objetivos a largo plazo; eso es campo de los políticos.

A continuación, esos políticos deberían aprovechar el impulso y extender el movimiento por la victoria a la arena política. Eso significa desarrollar un plan paralelo para convencer a toda la población palestina de que Israel es duro y permanente, que se acabó la situación, que ha perdido la guerra, que ha llegado el momento de rechazar el rechazo y vivir como buenos vecinos de Israel. ¿Qué le parece, Sr. Primer Ministro?

El Sr. Pipes (DanielPipes.org@DanielPipes) es presidente del Foro de Oriente Medio. © 2020 por Daniel Pipes. Todos los derechos reservados.

 

 

Original en Inglés: The IDF Opts for Victory
Traducido por Silvana Goldemberg

25 de Noviembre de 2020

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.