Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado enero 16, 2021
donativo

Experto israelí: La vacuna es la solución, pero mientras, hay que seguir cuidándose

Con el Profesor Natan Davidovich


Por iniciativa de Media Central se llevó a cabo este jueves una rueda de prensa por Zoom con uno de los grandes expertos a los que vale la pena consultar en relación a la pandemia y su manejo a nivel nacional, el Profesor Nadav Davidovich. Este epidemiólogo y miembro del equipo de expertos que asesora al gobierno sobre el Covid-19 y la política a seguir. Davidovich dirige la Escuela de Salud Pública en la Universidad Ben Gurion del Negev.

El planteamiento formulado al Profesor Davidovich se refería al desafío con el que lidia Israel en estos momentos en los que por un lado está claro que el país se halla ya en la tercera ola de Coronavirus, con los números de nuevos infectados aumentando diariamente, y por otro, la inminencia del comienzo de la gran campaña de vacunación contra el Covid.

“Estamos en un momento delicado”, declaró el Prof.Davidovich.”Ya está acá la vacuna, que es segura y eficaz, y en pocos días comienza la vacunación, primero a equipos médicos y luego a grupos en riesgo. Es realmente una gran suerte que en pocos meses tendremos vacunas suficientes para toda la población, lo cual será lo que cambie totalmente la situación. Pero ahora, los números vuelven a aumentar y ya hemos superado los 2500 nuevos casos por día, promedio. O sea, el efecto de las vacunas tomará aún unos meses. Mientras tanto, hay que ver qué medidas se aplican”.

 

La gran esperanza en la vacuna tiene un gran fundamento. Tal como explica el Profesor Davidovich, es eso lo que pondrá fin a la pandemia, y no como algunos alegaron en diferentes partes del mundo, también en Israel, la mal llamada “inmunidad de rebaño”. “Yo prefiero llamarla inmunidad de población, ya que hablamos aquí de personas, no de animales. Pero es un encare irresponsable que se basa en la expectativa que la gente se infecte. La única inmunidad de población que vale, es la que puede lograr la vacuna”.

El problema es que cuando está esa esperanza en el horizonte, psicológicamente la gente parece pensar que todo está por resolverse, y bajar la guardia. “Hay que seguir usando máscaras, cuidando el distanciamento físico, las reglas de higiene, y evitando aglomeraciones. Esto no se está terminando ahora cuando se empieza a vacunar”, aclara. El efecto se verá, él estima, “quizás en marzo o abril”.

Lo que el ciudadano promedio se pregunta ahora en Israel es si se impondrá o no un nuevo cierre generalizado, aunque por el momento se habla de otras restricciones que supuestamente no llegan a ello.

“El cierre es una señal de fracaso, es como tener que amputarle la pierna a un paciente herido aunque se la podría haber salvado con curaciones a tiempo”, recalca. “Hay otras herramientas: testeo masivo, especialmente en las zonas de alto riesgo, que ya son rojas o anaranjadas, y mucho más en el sistema educativo”. Resume : “Yo personalmente me opongo a un nuevo cierre, tenemos muchas más medidas a las que recurrir para mejorar la situación”.

Uno de los temas que más le frustran en cuanto a cómo se está manejando la pandemia es el del regreso a Israel de ciudadanos que llegan del exterior, no son testeados ni obligados a hacer cuarentena. “Estamos importando casos de Covid de países rojos y esto no puede ser”, recalca.

“Hay que tener presente algo clave: no hay una sola medida que soluciona el problema, sino que son varias capas , varios desafíos, en los que deben interactuar el comportamiento personal, la comunidad, el gobierno central, las municipalidades, la dimensión económica y de bienestar social”, explica. “Debe haber un encare global”.

Preguntamos al Prof. Davidovich si considera, como científico, que el gobierno ha actuado tomando en cuenta realmente datos epidemiológicos y consideraciones relativas únicamente a la pandemia, o influenciado por intereses políticos que afectaron la toma de decisiones necesarias.

Sonríe y explica: “Yo soy director de la Escuela de Salud Pública en la universidad y siempre digo a mis alumnos que la política es parte de la realidad porque en Ciencias Sociales, la política es una cuestión de poderes y balances, de cómo interactuar con las distintas partes de la sociedad y todos sus sectores. Sería ingenuo decir que como científico no puedo entender que hay consideraciones políticas”. Y entra de lleno en el tema: “Pero aquí hay otro problema. Estamos en un momento complicado desde un punto de vista de la política nacional, o sea la política partidaria, por la falta de unión en el gobierno. Esto influye mucho en los debates. La falta de unidad en el gobierno crea dificultades. A veces no se presta suficiente atención a las sugerencias que presentan los científicos. En el gabinete de expertos, los debates son muy profesionales. Pero a menudo nos frustramos al ver que sugerencias que presentamos no son aceptadas, por consideraciones no epidemiológicas”.

 

Semanariohebreojai

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.