Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes abril 20, 2021
donativo

Manifestantes que asaltaron el Capitolio de EEUU emitieron consignas antisemitas


El violento asalto al Capitolio de Estados Unidos este miércoles 6 de enero por parte de manifestantes de extrema derecha se produjo después de 36 horas de protestas en Washington que se centraron en teorías de conspiración antisemitas, incluida QAnon, y afirmaciones de que George Soros y otros prominentes judíos estadounidenses le robaron la elección presidencial a Donald Trump.

Los manifestantes sobrepasaron las filas de la policía federal frente al Capitolio y entraron al edificio, mientras una sesión conjunta del Congreso estaba reunida para certificar la victoria del presidente electo Joe Biden. La violencia siguió a una serie de protestas llamadas Stop the Steal o “Detengan el robo” [de las elecciones].

Los violentos fueron aplaudidos por la extrema derecha en internet, incluso en el chat de una trasmisión en vivo desde el interior del Capitolio, con una persona que escribió OY VEY no anuddahshoahh, una referencia a la Shoá u Holocausto. En 4chan, una foto de un funcionario de seguridad del Capitolio recibió comentarios como “MATAR A TODOS [palabra no publicable] Y POLICÍAS Y JUDÍOS”. El sitio web neonazi The Daily Stormer trasmitió en vivo la protesta.

Capitolio 1-BBC

Sin precedentes: manifestantes exaltados bajo la cúpula del Capitolio
(Foto: BBC)

La representante judía Elaine Luria, demócrata por Virginia y veterana de la Marina, dijo que se vio obligada a evacuar su oficina cuando se reportó que afuera había una bomba casera. “Hoy no reconozco a nuestro país, y los miembros del Congreso que han apoyado esta anarquía no merecen representar a sus compatriotas estadounidenses”, escribió Luria en Twitter.

La Coalición Judía Republicana pidió en las redes sociales que los violentos se retiraran. “Los manifestantes deben detenerse ahora”, tuiteó la CJR. “Apoyamos la protesta pacífica, pero asaltar los pasillos del Congreso y el edificio del Capitolio es inaceptable. Condenamos estas acciones. Dios bendiga a @CapitolPolice” (la policía del Capitolio).

Protestas con antisemitismo

Los manifestantes pro-Trump llegaron a Washington el martes por la noche, para escuchar a una gran cantidad de teóricos de la conspiración hablar sobre el resultado de las elecciones presidenciales. “Nos enfrentamos a globalistas malvados como George Soros, que cree que es dueño de nuestros políticos, que cree que es el dueño del presidente del Tribunal Supremo John Roberts”, dijo una oradora que parecía ser Jennifer Lawrence, ex reportera de Breitbart, a la multitud.

La congresista electa Mary Miller, republicana por Illinois, provocó una rápida condena de los demócratas por invocar a Adolf Hitler en un discurso que pronunció en Capitol Hill el miércoles. “Hitler tenía razón en una cosa: dijo que quien tenga la juventud tiene el futuro”, gritó Miller a una multitud que agitaba banderas a favor de Trump.

Capitolio 2-CBS

Burla: invasor sentado en una de las oficinas del Congreso estadounidense
(Foto: CBS)

Los manifestantes emitieron a todo volumen la canción Shadiley; el nombre de su intérprete es P.E.P.E., en referencia al meme de “Pepe the Frog”, que se usa en Internet para expresar afiliación con la extrema derecha.

Algunos usuarios de Twitter afirmaron que los manifestantes que deambulaban por el Capitolio preguntándose en voz alta: “¿Dónde está el piso del Senado?” en una trasmisión en vivo, fueron enviados por los demócratas y George Soros para hacer quedar mal a los republicanos. “Actores pagados traídos por Soros”, aseguró un usuario. “Soros por todas partes”, dijo otro.

El Twitter judío se llenó de reportes sobre banderas nazis y esvásticas que aparecieron en los videos en vivo desde el Capitolio. Si bien el video que se comparte más comúnmente como prueba de esto es ambiguo, otra bandera con vínculos de extrema derecha y pronazis se puede ver claramente en imágenes y videos. La bandera verde de la nación ficticia de Kekistani se basa en la bandera nazi, con la letra K en lugar de la esvástica y el color verde sustituyendo el rojo del Tercer Reich. Esa bandera surgió inicialmente como un meme entre los usuarios de 4Chan, pero ha aparecido cada vez con más frecuencia en mítines desde 2017. Según el Southern Poverty Law Center, el nombre de la bandera deriva de una deidad y la nación imaginaria de quienes la adoran.

El líder del grupo supremacista blanco Groyper Army, Nick Fuentes, se unió a los manifestantes para gritar “Cristo es el Rey”, mientras que la Asociación de la Herencia Europea de Nueva Jersey, otra organización supremacista blanca, ondeó su bandera el miércoles, según informó la Liga Antidifamación (ADL) en un comunicado de prensa. .

El Twitter judío se llenó de reportes sobre banderas nazis y esvásticas que aparecieron en los videos en vivo desde el Capitolio. Si bien el video que se comparte más comúnmente como prueba de esto es ambiguo, otra bandera con vínculos de extrema derecha y pronazis se puede ver claramente en imágenes y videos

Tim Gionet, conocido en internet como “Baked Alaska”, fue uno de los manifestantes presentes en el Capitolio que también trasmitió en vivo la acción insurgente. Antes de ser expulsado de Twitter por publicar una imagen procesada con Photoshop de la agitadora de extrema derecha Laura Loomer, quien es judía, en una cámara de gas, “Baked Alaska” tuiteó sobre cómo “los judíos controlan las noticias” y escribió a sus seguidores sobre ser “JQado”, una abreviatura de “cuestión judía”, lo que significa que asume las teorías de conspiración antisemitas.

Activistas judíos de derecha también estuvieron en la manifestación

Najman Mostofsky, director ejecutivo de Jovevéi Zión y partidario de Trump, voló a Washington para estar en el mitin. Dijo que, a diferencia de los disturbios en las ciudades de todo el país tras el asesinato de George Floyd, el complejo del Capitolio era “al menos la fuente correcta del sentimiento” de ira de los conservadores.

“Dicho esto, los disturbios son antiamericanos”, dijo Mostofsky, y agregó que no cree que quienes ingresaron al Capitolio fueran verdaderos conservadores. “Los líderes de los disturbios son farsantes”.

Capitolio 3-NBC

Caos: las escalinatas del Capitolio antes de que los manifestantes fueran expulsados por las autoridades
(Foto: NBC)

El estridente escenario también presentó extrañas invocaciones del judaísmo. El activista judío ortodoxo de extrema derecha Heshy Tischler apareció en un video con un hombre vestido con un talit decorado con la Virgen María, que tocaba un shofar.

“¿Tocarás el shofar para el Mashíaj, o para Trump?” Preguntó Tischler. “¡Adelante, tócalo!”. El hombre, que se identificó como Alan, respondió: “Voy a tocar el shofar por el presidente Donald Trump, por su primer y segundo mandato”.

“Protesta” sin precedentes

Nadine Bloch, veterana activista judía y miembro del movimiento Beautiful Trouble, dijo que ha estado protestando en Washington durante décadas y que una vez fue arrestada por gritar en la galería del Senado.

Bloch quedó anonadada por la reacción de la policía ante los manifestantes, y dijo que semejante entrada violenta al Capitolio no se habría permitido de haber sido en nombre de una causa progresista. “Las autoridades no han hecho su trabajo para proteger nuestra Constitución y nuestro limitado proceso democrático”, dijo Bloch. “Este es un caso en el que el sistema nos ha fallado”.

“Baked Alaska” tuiteó sobre cómo “los judíos controlan las noticias” y escribió a sus seguidores sobre ser “JQado”, una abreviatura de “cuestión judía”, lo que significa que asume las teorías de conspiración antisemitas

David Walsh, becario posdoctoral en la Universidad de Virginia que estudia a la extrema derecha, está de acuerdo en que el asalto al Capitolio por parte de los manifestantes no tiene precedentes. “En el contexto estadounidense, nunca antes había sucedido nada como esto”. Walsh señala que los judíos deberían alarmarse por la escalada de violencia, y que la teoría de la conspiración de QAnon que se ha tejido a lo largo de las protestas de Stop the Steal es esencialmente un “libelo de sangre” antisemita.

Walsh advierte que podría tratarse solo del comienzo de esta clase de acciones por parte de manifestantes de extrema derecha: “Una vez que este tipo de cosas comienza, generalmente volverá a suceder”.

Traducción Sami Rozenbaum para Nuevo Mundo Israelita NMI.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.