Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes enero 15, 2021
donativo

Adiós al odioso depósito de garantía en alquileres

La compañía Obligo de Israel propone un cambio conceptual al momento de cerrar un contrato de locación. Solo si algo sale mal, se retira el dinero de la cuenta bancaria del inquilino.


El equipo de Obligo celebra la devolución de los depósitos a los inquilinos. Foto cortesía de Obligo

 

A nadie le gusta pagar un depósito de seguridad cuando alquila una propiedad porque para los inquilinos esto significa resignar dinero y ponerlo bajo custodia de otras personas mientras que para los propietarios se trata se saber todo tipo de reglas sobre cómo se debe proteger el activo.

“Antes, un propietario podía salir corriendo y comprar un Ferrari con el dinero del depósito. Ahora tienen que mantenerlo en una cuenta separada, pagar intereses e informarlo todo a las autoridades”, detalló Omri Dor, director de operaciones de Obligo, una startup de Israel que creó una tecnología que trata a los depósitos de seguridad de otra manera.

La compañía trata los depósitos como la preautorización de la tarjeta de crédito que un huésped da al comienzo de una estadía en el hotel para cubrir cualquier posible gasto extra como el minibar.

Se trata de una situación beneficiosa para ambas partes porque con Obligo, los dueños ya no tienen que gastar tiempo y dinero para cumplir con las complejas regulaciones de depósitos mientras que los inquilinos no se ven afectados por su flujo de dinero. Solo si algo sale mal al final, se retira el dinero de la cuenta bancaria del arrendatario.

Incluso en esa situación, Obligo le paga al propietario mientras que el inquilino le reembolsa el dinero a la empresa, en su totalidad o en cuotas.

Obligo no asume el riesgo de los 50.000 inquilinos que actualmente usan su producto. Hoy, la compañía trabaja con Viola Credit de Israel para cubrir los pagos a los propietarios y cobrar a los inquilinos.

Una misión inteligente

“En principio queríamos crear una aplicación para administrar la relación entre propietarios e inquilinos. Desde la firma de contratos digitales hasta hacer pagos de alquiler en línea”, le con Dor a ISRAEL21c.

Pero el empresario, que fundó la empresa con su hermano Roey, se dio cuenta rápido de que la gente no está dispuesta a pagar por este tipo de cosas.

¿Por qué estarían dispuestos a hacerlo? “Para tener a alguien que podría actuar como un tercero confiable y aliviar a ambas partes de la carga del depósito”, dijo Dor.

La tecnología de Obligo evalúa a los inquilinos en base a su estabilidad financiera para determinar si podrán hacer sus pagos mensuales de alquiler. Para ello, analiza sus cuentas bancarias mediante el protocolo Open Banking, una tecnología de código abierto que permite a los desarrolladores crear aplicaciones y servicios en torno a los datos de las instituciones financieras.

Esto significa poder verificar el historial de transacciones de un solicitante sin entrar en detalles específicos.

Captura de pantalla de muestra del panel de control de un propietario. Imagen cortesía de Obligo

Un ejemplo: Obligo puede marcar a un inquilino que tiene un saldo de menos de 700 shekels durante una cierta cantidad de días cada mes.
Si el saldo bajo se da solo durante el 5 por ciento el tiempo, esto podría considerarse normal.
Si el saldo se mantiene tan bajo el 90 por ciento del tiempo, los algoritmos de inteligencia artificial de Obligo señalarán a ese solicitante como un probable riesgo crediticio.

En ese sentido, Dor enfatizó en que la compañía solo ve el resultado final en conjunto porque toda la información personal se mantiene privada.

Esta suscripción del inquilino junto con la inteligencia artificial y los análisis que la acompañan, resultó ser exactamente lo que buscaban los propietarios.

Para los inquilinos, existe una suscripción similar del administrador de la propiedad. “Si alguien que tiene una propiedad para alquilar está haciendo muchas deducciones del depósito de seguridad, eso podría significar que se está produciendo un abuso», indicó Dor sobre algo que los posibles inquilinos estarían interesados ​​en saber de antemano.

En el contrato de Obligo, el inquilino se compromete a vincular su cuenta bancaria para cubrir cualquier daño.

¿No podría un inquilino estancado simplemente cerrar esa cuenta al final del contrato de arrendamiento y huir sin pagar el depósito de seguridad?

“Ese es un riesgo que las compañías de tarjetas de crédito están dispuestas a asumir. Cada vez que se pide un préstamo, existe la posibilidad de que alguien se escape del país”, manifestó el emprendedor.

Para Dor, cuando los inquilinos firman un contrato y vinculan su cuenta bancaria, “dejan su piel en el juego. De lo contrario, podrían destrozar el lugar y negarse a pagar el último mes de alquiler”.

La empresa cobra una tarifa mensual de entre el 6 y el 12 por ciento del alquiler, o alrededor de 50 shekels promedio. En general, el inquilino paga pero también algunos propietarios pagarán la cuenta.

¿Por qué haría eso un dueño? En Nueva York, donde Obligo comenzó, la construcción acelerada llevó a que haya un exceso de propiedades, lo que les da a los inquilinos una ventaja incomparable.
La pandemia de COVID-19 exacerbó la situación ya que muchos inquilinos recientemente desempleados o con trabajos que ahora se pueden hacer de forma remota, huyeron de la ciudad.

“En estos días no es raro que un propietario le dé el primer o dos meses de su contrato de alquiler. Estas concesiones están en su punto más alto ahora por culpa del COVID-19. Los propietarios ya se acostumbraron a la idea de que tienen que pagar dinero por varias concesiones para atraer inquilinos”, explicó Dor.

La capacidad de nombrar a un edificio “100 por ciento libre de depósitos” puede achicar el tiempo que una propiedad está en el mercado.

Cerca del 70 por ciento de los inquilinos elegirán una opción sin depósito si pueden. Si el propietario paga la tarifa mensual, ese número se disparará hasta casi el 100 por ciento, según el empresario.

La compañía está activa en 30 estados de EEUU y la flamante financiación le permitirá expandirse aún más.
Fundada en 2018, Obligo tiene 24 empleados, aproximadamente la mitad de los cuales trabajan en Nueva York y la otra mitad en el centro de I + D en Tel Aviv.

Omri Dor es programador desde niño. Estudió y tiene dos títulos en ingeniería eléctrica y física del Technion y trabajó en Google y Facebook. Cuando estuvo listo para comenzar su propia empresa, encontró al socio comercial perfecto en su hermano mayor Roey, ex piloto de combate y emprendedor serial con experiencia en restaurantes primero (fue uno de los patrocinadores originales del popular bar Vicky Christina en Tel Aviv) y en el sector inmobiliario después.

Roey y Omri Dor, cofundadores de Obligo. Foto cortesía de Obligo

Los hermanos Dor ahora viven en el área metropolitana de Nueva York con visitas frecuentes (al menos antes de la pandemia) a Israel.

Obligo tiene acuerdos con una decena de empresas de administración de propiedades en EEUU como Beam Living (que opera el desarrollo de viviendas StuyTown) en Nueva York y Aimco, que es nacional.

Existen sinergias con los espacios de convivencia como Common, que Dor describió  como “una empresa joven y conocedora de la tecnología, por lo que no es de extrañar que cuando estaban construyendo su solución de alta tecnología quisieran trabajar con nosotros”.

“A través de Obligo, Common pudo dar a todos nuestros residentes en siete ciudades la opción de recuperar su depósito de seguridad. Eso es efectivo instantáneamente disponible”, explicó Eric Rodríguez, vicepresidente de operaciones de Common, que añadió que la solución demostró ser “realmente significativo durante este difícil momento”.

Dor señaló que Obligo ofrece un beneficio adicional más allá de lo financiero. “Hay mucho miedo y desconfianza entre las partes, sobre todo en lo referido a los depósitos de seguridad. Si podemos generar confianza a través de la tecnología, eso dará como resultado una relación más positiva en general”, finalizó.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.