Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves abril 22, 2021
donativo

Irán convierte a Gaza en almacén de armas

En lugar de almacenar medicamentos y vacunas, Hamás y la Jihad Islámica Palestina están ocupados almacenando cohetes y artefactos explosivos.


el domicilio de la explosión pertenecería a un militante de la Yihad Islámica.

(AJN)

Dado que muchos miembros de la comunidad internacional expresan cada vez más preocupación por la crisis económica y humanitaria en la Franja de Gaza controlada por Hamas, los grupos terroristas palestinos allí parecen cada vez menos preocupados por mejorar las condiciones de vida de su pueblo.

Estos grupos, específicamente Hamas y la Jihad Islámica Palestina (PIJ), no están haciendo nada para asegurar vacunas contra COVID-19 para los dos millones de palestinos que viven bajo su gobierno en la Franja de Gaza.

En cambio, Hamas y PIJ continúan haciendo lo que han demostrado ser expertos en hacer: prepararse para la guerra contra Israel y poner en peligro la vida de civiles inocentes, israelíes y palestinos por igual.

Al prepararse para la guerra, los dos grupos respaldados por Irán están fabricando y contrabandeando varios tipos de armas, incluidos cohetes y artefactos explosivos, que planean usar en sus ataques contra Israel. En lugar de almacenar medicamentos y vacunas, Hamas y PIJ están ocupados almacenando cohetes y artefactos explosivos.

Las armas se almacenan en hogares de palestinos e instituciones públicas en toda la Franja de Gaza, incluidas escuelas, hospitales y mezquitas. Hamas y PIJ no almacenan armas en sus oficinas e instalaciones porque temen ser atacados por Israel. Al almacenar armas entre los civiles locales, Hamas y PIJ muestran su total desprecio por la vida de su pueblo, que está siendo utilizado como carne de cañón y escudos humanos en una jihad (guerra santa) contra Israel.

Es significativo que las organizaciones internacionales de derechos humanos y los grupos de defensa «pro-palestinos» de todo el mundo, al ignorar las peligrosas acciones de Hamas y PIJ, no solo contra Israel, sino también contra los palestinos, también están mostrando desprecio por la seguridad y las vidas. de los palestinos.

En ausencia de atención internacional, Hamas y PIJ han convertido la Franja de Gaza en un gran almacén para almacenar armas de todo tipo. Los grupos terroristas palestinos que se quejan de una crisis económica paralizante en la Franja de Gaza, de alguna manera, siempre parecen encontrar suficiente dinero para comprar, contrabandear o fabricar armas.

Las voces de las organizaciones internacionales de derechos humanos y de los activistas «pro-palestinos» de todo el mundo tampoco se escuchan cuando los palestinos son víctimas de las prácticas imprudentes de los grupos terroristas palestinos.

Tomemos, por ejemplo, la explosión que sacudió a Bet Hanoun, una ciudad palestina en el norte de la Franja de Gaza, la mañana del 23 de enero de 2021.

Según el Ministerio de Obras Públicas y Vivienda controlado por Hamas, la explosión que ocurrió dentro de una casa destruyó por completo dos casas y dañó otras 100.

Al menos 47 palestinos, incluidos nueve niños y 15 mujeres, resultaron heridos en la explosión, según el Centro Al-Mezan de Derechos Humanos, una organización palestina.

La explosión, a la que los palestinos se refieren como un » accidente » , fue causada por armas que estaban almacenadas dentro de una casa perteneciente a un miembro del PIJ de la familia Alkafarna en Beit Hanoun.

Estos «accidentes» no son infrecuentes en la Franja de Gaza. En 2009, un cohete disparado por grupos terroristas palestinos contra Israel alcanzó una casa en la ciudad de Bet Lahiya en la Franja de Gaza y mató a dos niñas palestinas, de cinco y 12 años. Además, Hamas y otros grupos terroristas palestinos han violado con frecuencia las leyes. de guerra disparando cohetes desde áreas pobladas.

El 2 de enero, otros tres niños y una mujer resultaron heridos en otro «accidente» en el barrio de Shajjaiyeh de la ciudad de Gaza. Al parecer, la explosión fue causada por armas almacenadas por grupos terroristas palestinos en una casa.

En abril de 2020, un palestino murió y otros tres resultaron heridos en otro «accidente» en el barrio Sheikh Radwan de la ciudad de Gaza. Una vez más, la explosión aparentemente fue causada por armas pertenecientes a Hamas y PIJ.

Cuatro meses después, cuatro terroristas de la PIJ murieron cuando un cohete que estaban manejando explotó accidentalmente al este de la ciudad de Gaza. Al parecer, los terroristas se estaban preparando para disparar el cohete contra Israel desde una zona residencial de la Franja de Gaza.

La mayoría de los residentes de la Franja de Gaza están demasiado aterrorizados para criticar a los grupos terroristas palestinos por almacenar armas en áreas residenciales. Sin embargo, después de la explosión de Bet Hanoun, varios palestinos condenaron a Hamas y PIJ por poner en peligro la vida de civiles inocentes. según el periódico egipcio Al-Masry Al-Youm :

«Los usuarios de las redes sociales y los ciudadanos dirigieron duras críticas contra la Jihad Islámica por su comportamiento imprudente y su falta de preocupación por la seguridad de civiles inocentes, debido a su ocultación y almacenamiento de materiales explosivos en los hogares de los ciudadanos, lo que causó muchas víctimas en el pasado.»

El periódico citó a un testigo no identificado diciendo que la explosión de Bet Hanoun ocurrió dentro de una casa perteneciente a una familia conocida por sus estrechas relaciones con Hamas y PIJ.

Maysara Alkafarna, una palestina que vive en el área donde ocurrió la explosión, dio un paso inusual y valiente al atacar a los grupos terroristas palestinos por su desprecio por la seguridad de los palestinos en la Franja de Gaza.

En una publicación en Facebook, Alkafarna escribió :

«¿Hasta cuándo continuará este desprecio por la vida de la gente? ¿Por qué el corazón de todo un barrio debe ser asesinado por miedo y sus gritos llegar al cielo? ¿No es suficiente que ya estén viviendo en el hambre y la pobreza? Líderes: basta de tu descuido. Nos has destruido. No somos un campo para experimentos «.

Mientras tanto, el Centro Al-Mezan de Derechos Humanos pidió una investigación sobre la explosión. La organización reveló que una casa de tres pisos quedó completamente destruida, mientras que seis casas adyacentes resultaron parcialmente dañadas, incluida una escuela, un club juvenil y una comisaría.

«El Centro Al-Mezan de Derechos Humanos ve la explosión con preocupación», dijo en un comunicado, agregando que incidentes similares han tenido lugar en el pasado en áreas residenciales de la Franja de Gaza.

«Estos incidentes violan los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Al-Mezan reitera su llamado a que se lleve a cabo una investigación exhaustiva y seria sobre este incidente, a que se publiquen los resultados de la investigación y se tomen las medidas necesarias para evitar que se repita».

La explosión en la Franja de Gaza ocurrió cuando se espera que los líderes de Hamas, PIJ y otras facciones palestinas se reúnan en Egipto en las próximas semanas para discutir los preparativos para la celebración de nuevas elecciones generales. Las facciones palestinas no están programadas para discutir las consecuencias de la explosión, principalmente porque se ve como una vergüenza para los grupos terroristas que utilizan las casas de los civiles para almacenar armas.

Hamas ya ha expresado su disposición a participar en las próximas elecciones. Espera repetir su victoria en las elecciones parlamentarias de 2006.

Es importante enfatizar que Hamas planea participar en las elecciones mientras continúa almacenando armas en áreas residenciales en la Franja de Gaza.

Hamas puede estar tranquilo, sabiendo que a la comunidad internacional no le importa si más palestinos continúan pagando el precio de los «accidentes» causados ​​por explosivos y cohetes almacenados dentro de las casas de los palestinos. Si la explosión en Bet Hanoun hubiera sido causada por Israel, los medios de comunicación internacionales habrían estado cayendo sobre sí mismos para gritar sobre otro «crimen de guerra» israelí. Quizás es hora de prestar atención a publicaciones como las de Alkafarna, publicaciones que llaman al verdadero enemigo: Hamas, PIJ y otros grupos terroristas palestinos.

Khaled Abu Toameh, un periodista galardonado con sede en Jerusalén, es miembro de periodismo Shillman en el Instituto Gatestone.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.gatestoneinstitute.org/17007/iran-gaza-weapons

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.