Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo abril 18, 2021
donativo

El engaño de los refugiados palestinos

El problema de los refugiados se puede resolver fácilmente si volvemos a la definición original que se aplicaba solo a las personas que vivieron en Palestina en 1948-1949, no a sus descendientes.


El departamento de asuntos de negociación de la OLP tuiteó el 15 de mayo de 2020: «Cada día de conmemoración de la nakba, marcamos la catástrofe que afectó a nuestro pueblo en 1948, cuando 957.000 palestinos se convirtieron en refugiados». La verdad es que esa cifra fue inventada, al igual que la cifra actual de 5,7 millones utilizada por la Agencia de Obras Públicas y Socorro de la ONU (UNRWA). Es más probable que el número real sea inferior a 30.000.

 

Los palestinos suelen afirmar que de 800.000 a 1.000.000 de palestinos se convirtieron en refugiados entre 1947 y 1949. El último censo se realizó en 1945. En él se encontraron sólo 756.000 residentes árabes permanentes en Israel. El 30 de noviembre de 1947, fecha en que las Naciones Unidas votaron a favor de la partición, el total fue de 809.100. Un censo del Gobierno de Israel de 1949 contó con 160.000 árabes que vivían en el país después de la guerra, lo que significaba que no más de 650.000 árabes palestinos podrían haberse convertido en refugiados. Un informe del Mediador de la ONU sobre Palestina (de septiembre de 1948) llegó a una cifra aún menor: 360.000. La estimación de la CIA fue de 330.000. En 2011, el historiador Efraim Karsh analizó el número de refugiados por ciudad y obtuvo una estimación de 583.000 a 609.000.

 

Cuando las Naciones Unidas crearon la UNRWA para ayudar a los palestinos, un refugiado se definió como «una persona necesitada que, como resultado de la guerra en Palestina, ha perdido su hogar y sus medios de vida».

 

Inicialmente, UNRWA tenía una lista de 950.000 nombres, pero la agencia sabía que este número era inexacto. La UNRWA aceptó la mayoría de las reclamaciones y reconoció que, por ejemplo, muchos palestinos no informaron de las muertes de sus familiares para poder seguir recogiendo raciones para los fallecidos. La agencia admitió que se descubrieron muchos casos fraudulentos, pero no pudo eliminar a las personas que no lo merecían de las listas de ayuda. También sabía que no obtendría ninguna cooperación de los propios refugiados. Sin embargo, la UNRWA estaba petrificada de las críticas por no abordar el problema humanitario:

 

Conferir el estatuto de refugiado a los no refugiados en primera instancia ha creado una situación que no se puede ignorar, pero su eliminación expone a la Agencia a críticas injustificadas e injustas del público desinformado, así como a una oposición fanática por parte del destinatario que no lo merece y sus amigos y simpatizantes.

 

En 1951, UNRWA lamentó la imposibilidad de realizar un censo preciso. «Todavía no es posible dar una cifra absoluta del número real de refugiados tal como se entiende por la definición de trabajo de ‘una persona que reside normalmente en Palestina que ha perdido su hogar y su sustento como resultado de las hostilidades, y que está en necesitar.’ »

 

UNRWA dice ahora: «Cuando la Agencia comenzó a operar en 1950, estaba respondiendo a las necesidades de unos 750.000 refugiados palestinos. Hoy, unos 5 millones de refugiados palestinos son elegibles para los servicios de UNRWA».

 

Incluso aceptando las cifras exageradas adoptadas por UNRWA, ¿Cómo creció el número de refugiados de 750.000 a 5,7 millones?

 

Sabemos que una de las razones es el fraude continuo, como se descubrió en los primeros días de la agencia. Sin embargo, la explicación principal es que la UNRWA cambió la definición de refugiado. En lugar de proveer para «una persona necesitada que, como resultado de la guerra en Palestina, ha perdido su hogar y sus medios de vida», UNRWA amplió la definición para incluir «los descendientes de varones refugiados palestinos, incluidos los niños adoptados» ( énfasis añadido).

 

La UNRWA tomó un problema difícil y, simplemente redefiniendo «refugiado», lo convirtió en uno imposible.

 

Es importante recordar que los refugiados originales podrían haberse asentado poco después de la guerra si los estados árabes estuvieran dispuestos a aceptarlos. Sin embargo, no lo fueron y los confinaron a campamentos en los que podrían  radicalizarse. Israel se ofreció a recuperar 100.000 en el contexto de un acuerdo de paz, pero los líderes árabes todavía estaban comprometidos con la destrucción de Israel. Mientras tanto, los refugiados fueron herramientas de propaganda útiles: evidencia, según los árabes, de la agresión y la perfidia de Israel.

 

Incluso hoy, más de 70 años después de la guerra, solo Jordania ha aceptado a los palestinos como ciudadanos. Más de un millón de palestinos son ciudadanos de Israel, pero ninguno es ciudadano del Líbano, Siria, Egipto u otros países árabes. Los palestinos pueden ser ciudadanos de Estados Unidos, Europa, casi cualquier otro lugar.

 

La UNRWA gestiona 58 campos de refugiados con casi 1,6 millones de habitantes. Eso es más del doble de la población palestina en 1948. Veintisiete de esos campos (19 en Cisjordania, ocho en Gaza), con más de 800.000 «refugiados», están controlados por los palestinos. Nada impide que la Autoridad Palestina y Hamas cierren los campamentos, trasladen a los refugiados a viviendas permanentes y resuelvan así el problema.

 

Cuando Israel controló Gaza, habitualmente propuso cerrar los campamentos y construir viviendas permanentes para los palestinos, pero los estados árabes se opusieron y votaron en las Naciones Unidas para condenar a Israel incluso por proponer tal idea.

 

¿Dónde están todos los defensores de los palestinos que lloran lágrimas de cocodrilo por su bienestar? Guardan silencio cuando se trata de abusos por parte de los estados árabes y el liderazgo palestino.

 

Se mantiene a los palestinos en campamentos para perpetuar el engaño  que se debe permitir que millones de refugiados regresen a sus hogares si se quiere lograr la paz. Tienen una idea completamente diferente a la de los defensores de la paz occidentales. Exigen que 5 millones de «refugiados» regresen a sus «hogares» para que se conviertan en la mayoría de la población (5,7 millones, más casi 2 millones de ciudadanos árabes de Israel, en comparación con 6,9 millones de judíos). Esta es su solución de dos estados: un estado en Cisjordania y Gaza, y un segundo estado palestino en lo que solía ser Israel. Esto se fusionaría en su objetivo final de un estado desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo. Ningún israelí aceptará este pacto suicida.

 

El problema de los refugiados se puede resolver fácilmente si volvemos a la definición original que se aplicaba solo a las personas que vivieron en Palestina en 1948-1949, no a sus descendientes. Este es el verdadero número de refugiados.

Cual es ese numero?

 

Considere que un bebé en 1948 tendría más de 70 en la actualidad. Un adulto tendría al menos entre 80 y 90 años. El porcentaje de palestinos en Cisjordania y Gaza mayores de 65 años es del 3,15 por ciento. Si incluimos a los palestinos en Líbano, Jordania y Siria, la cifra podría ser tan alta (en promedio) como 4,48 por ciento. Eso significa que si hubiera 400.000 refugiados en 1948 y todos estuvieran vivos, hoy solo habría entre 12.600 y 17.912 refugiados. Incluso si utiliza el número exagerado de 750.000 refugiados, habría como máximo 33.585.

 

En la Autoridad Palestina, el porcentaje de personas mayores de 72 años es del 1,4 %, lo que reduce las estimaciones de 5.600 a 10.500. Dado que la esperanza de vida en la Autoridad Palestina hoy es de 76 años, los únicos refugiados que probablemente estarían vivos hoy eran los niños en 1948, por lo que el número sería aún menor.

 

Si el número aceptado de refugiados palestinos fuera menos de 35.000, como debería ser, ¿Qué tan difícil sería resolver el problema? Israel no debería tener ningún problema en aceptar ese número de palestinos mayores de 65 años como un gesto humanitario (más de 150.000 han sido admitidos en el pasado). Problema resuelto.

 

¿Y los otros 5 millones? Bueno, no son refugiados de 1948 y no son asunto de Israel. Son el problema de la Autoridad Palestina y de los estados árabes donde viven ahora.

 

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.israelhayom.com/opinions/the-palestinian-refugee-hoax/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.