Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado enero 22, 2022

El judio, culpable universal


Desde la entrada del Tzahal en la Franja de Gaza, los medios hablan hipócritamente de «importación del conflicto» [en Francia, donde las comunidades judías y musulmana son numerosas, existiendo no obstante una proporción 1 a 8-9, respectivamente], de violencias «intercomunitarias». Eso consiste, groseramente, en que los jóvenes de origen árabe-musulmán agreden a los judíos, manifestando así su apoyo a sus «hermanos» palestinos oprimidos. Por otro lado, ellos no han esperado al actual conflicto de Gaza para practicar ese deporte, y la agresión o la injuria dirigida contra los judíos se han convertido en un fenómeno recurrente.

La muerte de centenares de mujeres y niños palestinos es un desastre humano que debe suscitar en toda persona horror y compasión. Y en consecuencia de ello, resulta legítimo ir a romper la cara a un judío francés que no tiene culpa de nada. Sin duda se deberá a que esas gentes, cosa que es sumamente conocida, forman un lobby. Así pues, todo judío es cómplice.

¿Qué sostienen esos que, en tanto que lo demuestran, golpean a los judíos, y esos que se manifiestan contra la operación israelí?

¿Sostienen a Hamas? ¿Saben acaso que los textos de referencia de ese movimiento no tienen nada que envidiar a los del Partido Nazi? ¿Qué su objetivo declarado es matar a los judíos y destruir a Israel? ¿Desean acaso que Israel reciba eternamente sus misiles sin reaccionar? ¿Saben que la confusión entre los combatientes y los civiles en Gaza es tal que lograr realizar una operación militar «selectiva» es de una extrema dificultad?

¿Reaccionan acaso en tanto árabes? ¿Pero si ellos son franceses, en qué podría estar implicado un ciudadano francés en un conflicto internacional, sino en nombre de la justicia internacional? ¿En tanto ser humano? ¿Pero entonces, por qué no se revelan cuando se masacra a los indios de Chiapas o a los tibetanos? ¿Por qué los centenares de millares de muertos, las inconcebibles crueldades perpetradas en Darfour no les lanzan a las calles? ¿Imagino que no será porque esas matanzas son perpetradas por las milicias de un régimen islamista? ¿Y por qué no encuentran extraño que las comunidades judías hayan casi enteramente desaparecido de todos los países árabes, después de persecuciones y expoliaciones? ¿Por qué ellos no reclaman, en nombre de la justicia, el derecho de retorno de esos judíos expulsados?

¿Sí reaccionan en tanto árabes, dónde estaban ellos cuando los sirios o los jordanos masacraban diez veces más árabes, palestinos o no, que el Tzahal? ¿Saben quizá que uno de los raros lugares del Oriente Medio donde los árabes se benefician de los derechos democráticos se llama Israel? ¿Saben que para disfrutar de la libertad, de la democracia, de los derechos humanos, es infinitamente mejor ser árabe en Israel que judío en un país árabe, y en muchos aspectos, que árabe en un país árabe?

¿Saben que Israel sostiene financieramente a Palestina y cuida a los palestinos en sus hospitales? ¿Qué los dos millones de árabes israelíes [realmente, 1 millón doscientos mil] tienen sus propios diputados? ¿Saben que si bien el odio anti-judío y el negacionismo son moneda común en los países árabes, atizados por una propaganda paranoica que no duda en hacer uso del falso antisemita «Los Protocolos de los Sabios de Sion», el sentimiento recíproco no es verdad? ¿Qué si bien numerosos israelíes defienden los derechos de los árabes, rarísimos son los árabes que defienden los de los judíos?

¿Reaccionan en tanto comunidad oprimida? Pero entonces, ¿por qué los negros de Francia no se enfrentan a los árabes que los exterminan en Sudán? ¿Por qué la comunidad hindú no se manifestaría contra esos regímenes árabes del Golfo que tratan a sus «hermanos» como esclavos? ! Y que piensen que gran ambiente podrían proporcionar a la República !

¿Reaccionan quizás en tanto musulmanes? Pero, ¿dónde estaban cuando se les masacraba en Bosnia, en Chechenia, en India? ¿Acaso su silencio no se explica del todo porque en dichos casos sus masacradores no eran judíos? ¿Conocen que los musulmanes de Israel practican libremente su culto? ¿Qué la Universidad Hebraica de Tel Aviv esta llena de jóvenes con velo? ¿Y cuantos judíos con kippa se pueden ver en El Cairo, Damasco o Bagdad? ¿La exigencia de justicia sólo circula en una única dirección?

Finalmente se acaba pensando que esos manifestaciones, las violencias y los gritos de odio contra los judíos que las acompañan no están motivadas ni por la compasión hacia las víctimas palestinas, ni por la preocupación por la justicia, ni inclusive por la solidaridad religiosa o comunitaria, sino por ese buen y viejo odio del judío. Se puede masacrar y torturar por el mundo cien veces más que en Gaza, sin embargo, el verdadero culpable, el culpable universal, siempre es el judío.

Un puñado de judíos que transforman un desierto en un país prospero y democrático, en medio de un océano de dictaduras árabes sangrientas, de miseria, de islamismo y de corrupción, un puñado de judíos que, además, deciden no ser nunca más las víctimas, he aquí lo que resulta insoportable. Es absolutamente necesario que los judíos sean culpables, porque si eso no fuera así, ¿dónde estaría la justicia?

(Este artículo, junto con uno de Glucksmann, provocó una tormenta de comentarios adversos en Le Monde.

Glucksmann empl

eaba un tono entre cínico y sarcástico que «irritó a bastantes «bellas almas y gente de progreso»,Jourde hirió y lastimó a esas «bellas almas y gente de progreso» porque hablaba de ciertas cosas que no se quieren leer ni escuchar.

La gran mayoría de comentarios eran adversos, y en muchos de ellos existía un denominador común, reprochar al periódico su publicación. Pero la cosa fue más allá, hace unos días Le Monde Diplomatique había rescindido su colaboración dentro del área de literatura)

http://blogs.periodistadigital.com/totalitarismo.php/2009/02/08/p217679

Fuente: Totalitarismo y terrorismo islamico

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.