Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 1, 2021

A LA CAZA DEL "INFIEL"


Pero si el caso de Asia Bibi llegó a la opinión pública mundial, los casos de blasfemia en Pakistán ignorados son numerosos. Por ejemplo, dos jóvenes cristianos pakistaníes, Nasir, de 20 años y Hanif de 24 en la ciudad de Rahwali, el suburbio de Gujranwala, debieron ocultarse ante las amenazas de sus vecinos musulmanes de quemarlos vivos acusados de blasfemia. En Faislabad, en julio de este año, dos hermanos fueron asesinados a tiros luego de salir de un tribunal donde se les acusó de distribuir volantes en los que difamaban al profeta Mahoma. Pero si Pakistán es uno de los mayores centros del fanatismo musulmán, muchos otros países no le van a la zaga. Un cable de AP de Egipto informó estos días que los musulmanes quemaron al menos diez casas de cristianos coptos en la aldea sureña de Al Nawahid en la provincia de Qena como reacción a los rumores de que un residente cristiano tenía relaciones amorosas con una joven musulmana. Los coptos constituyen el grupo cristiano más numeroso del Medio Oriente y son aproximadamente el 10% de los 80 millones de habitantes de Egipto. Como lo explicó el intelectual egipcio Tarek Heggy, en una conferencia en Otranto, Italia, «los cristianos coptos, las mujeres y otras minorías están pagando el precio de la creciente islamización de la sociedad egipcia». A su juicio «La islamización de la educación en las últimas décadas es la responsable por la actitud intolerante que está predominando en Egipto y en la cual influyó de manera decisiva la acción de la Hermandad Musulmana». Como otras organizaciones islamistas militantes la Hermandad Musulmana oculta sus propósitos de hegemonía política detrás de su red de ayuda social, servicios médicos y educación para los sectores más desprotegidos.

Para Tarek Heggy la influencia fundamentalista wahabita, oficial en Arabia Saudita, ha penetrado la educación egipcia, en la cual la literatura y la poesía árabe han sido sustituidos por textos islámicos sagrados. Hasta la década de 1960, Egipto fue una verdadera sociedad mediterránea, pero ha sido gradualmente reemplazada por una cultura árabe-beduína. No sólo las escuelas y las mezquitas se han islamizado, también lo hicieron los diarios, la radio y la televisión».

La creciente fanatización islámica incluso llega a los lugares aparentemente más secularizados. Esto es notorio en el caso de Walid Husayin a quien Diaa Hadid de «Associated Press» define como un tímido barbero en la ciudad de Kalkilia, en la Margen Occidental, controlada por la Autoridad Palestina. Según la corresponsal, durante varios años se sospechó que Husayin publicaba en un blog en Internet argumentos a favor del ateísmo en árabe y en inglés. Por ejemplo, sus acusadores afirman que escribió que el Dios del Islam tiene los atributos de un «beduíno primitivo» y que definió al Islam como «una fe ciega que es adoptada por la gente en lugares en los que reina la irracionalidad y la ignorancia».

En la edición del «New York Times» del 15 de noviembre, la periodista Isabel Kershner da más detalles. Ella informa que Walid Husayin es un graduado en computación sin trabajo, que trabaja durante las tardes en la peluquería de su padre, en la que hay un solo sillón para los clientes. Algunos conocidos lo describieron como un «tipo común y corriente» que solía rezar en la mezquita los viernes.

En Internet se formó un grupo de Facebook en apoyo suyo, hubo varias peticiones a su favor, pero también condenas. En su ciudad natal, sumamente conservadora en sus costumbres, hubo furor general. Un joven que dijo no ser particularmente religioso declaró: «Aquí todos somos musulmanes, por lo cual todos condenan lo que él hizo. La gente está furiosa y no va a respetar a la Autoridad Palestina si él es liberado. Quizás sea un agente del Mossad que trabaja para Israel».

Precisamente contra esta forma de pensar se rebeló Husayin quien escribió que la gente no comprende la necesidad de pensar con la propia cabeza y piensa que alguien que abandona el Islam necesariamente es un espía de Israel o de un país occidental.

El caso de Husayn es raro pero no único. Una «Asociación árabe atea y agnóstica» en Internet proclama: «La mayor parte de las leyes en el mundo árabe criminalizan el no-teísmo. En algunos países uno puede ser ejecutado, en otros puede ser encarcelado o pueden ser tomadas medidas contra usted, tales como la separación de su mujer y sus hijos. Nadie tiene la libertad de discutir la religión libremente sin temor a ser perseguido. Esta realidad debe cambiar y somos nosotros los que debemos cambiarla».

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.