Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes diciembre 7, 2021

Ana Jerozolimski entrevista a George Chaya


«TODO PARECE INDICAR QUE LIBANO HA CAIDO BAJO LA INFLUENCIA DE LAS POLITICAS DE TEHERAN A TRAVES DE LAS ACCIONES DE HEZBOLLAH».

LO AFIRMA EL ANALISTA GEORGE CHAYA, DE FAMILIA LIBANESA, PREOCUPADO POR LA CRISIS ACTUAL.

MINUTOS ANTES DE LA ENTREVISTA, QUEDÓ CONFIRMADO EN SU CARGO COMO NUEVO PRIMER MINISTRO DE LIBANO, EL CANDIDATO DE HIZBALA.

Ana Jerozolimski

Semanario Hebreo. Uruguay

geaorgehanaP: George, aquellos lectores que siguen la temática de Oriente Medio, te conocen sin duda como un duro crítico del fundamentalismo islámico, del terrorismo en nombre de Dios y de las posturas radicales que diferentes elementos adoptan en la zona tanto en lo relacionado a Israel como en temas internos, contra libertades y derechos humanos. Esta vez, te pido la entrevista como libanés y observador que sigue de lejos pero cerca al mismo tiempo, lo que sucede en Líbano. ¿Estás preocupado? ¿Líbano está al fin, como Hizbala lo intenta hace tiempo, por convertirse en un protectorado de la República Islámica de Irán?

R: Lo que ha sucedido a partir del dia 12 de enero no fue más que el desenlace de una táctica que llevan a cabo las fuerzas antidemocráticas en Líbano, pero no es un fenómeno nuevo; a muchos libaneses les preocupaba desde hace varios años, no hemos sido pocos los intelectuales, analistas y periodistas que alertamos sobre esta problemática y nos adelantamos a lo que está ocurriendo hoy desde varios años atrás. Claro que es preocupante como bien señalas, preocupa por la estabilidad, la democracia y la paz en Líbano y la región, pero el desenlace de los acontecimientos no debe sorprender, todo era muy predecible en el marco de las políticas globales de Occidente y quien analizaba la situación desde 2005 al presente despojado de posiciones ideológicas podía comprender que esto iba a suceder en algún momento. Por lo demás, en efecto, todo parece indicar que Líbano ha caído bajo la influencia de las políticas de Teherán a través de las acciones de Hezbollah.

P: Sabemos de la tensión que fue en aumento en los últimos meses y muy especialmente en las últimas semanas, debido a la inminencia de la publicación del informe del Tribunal internacional que investigó el asesinato del ex Primer Ministro Rafik el Hariri, lo cual Hizbala, involucrado en dicho atentado, quiere frenar a toda costa. ¿Pero es esta la única razón de la crisis de los últimos días, la dimisión de los ministros de Hizbala sabiendo que con ello precipitan la caída del gobierno de Saad Hariri, o es más que nada una oportunidad para tomar finalmente al Líbano?

R: En cierto modo lo relacionado con el TEL (Tribunal Especial para el Líbano) operó como el disparador de la crisis actual y derivó en el golpe institucional al gobierno democrático, esto es así, pero las raíces de la crisis son mas profundas y se remontan a un tiempo más lejano que el crimen del asesinato del ex PM Rafik Hariri en el año 2005. El TEL fue la excusa con la que la oposición del grupo 8 de Marzo liderado por Hezbollah desató la crisis para hacerse con los poderes y las instituciones del Estado democrático libanés. No ha sido el oficialismo el que no cumplió el Acuerdo de gobierno de Unidad Nacional firmado en Doha, fue la oposición quien lo desconoció, al igual que en el pasado desconoció el Acuerdo de Taif que también suscribió en 1991 finalizada la guerra civil. La situación está expuesta con demasiada claridad, el mundo ha sido testigo de los hechos y cada quien tomará sus conclusiones a niveles de política global, pero existe un alto grado de acobardamiento intelectual en el accionar de gobiernos Occidentales que se traducirá de forma muy negativa para las sociedades civiles del Oriente Medio en el mediano plazo, incluidas las de Irán e Israel.

P: Hizbala se presentó siempre como el guardián de los intereses del pueblo libanés. Creo que está claro que por más que sus miembros sean ciudadanos libaneses, de hecho, su identificación es foránea, con la ideología de la revolución islámica, representando a intereses extranjeros en Líbano. ¿Estás de acuerdo con esta apreciación?

R: Hezbollah recibió el respeto de la calle árabe por sus actos de resistencia hasta 2008, pero en la actualidad muchos libaneses se han sentido engañados por el partido. Mira, minutos antes de tu entrevista me llamo un amigo sunni desde Madrid y me decía que ellos se olvidaron de Dios <en referencia a Hezbollah> y que no muestran respeto por él, que sólo lo usan para lograr sus objetivos políticos, eso es una muy dura «definición». Lo cierto es que Irán y Hezbollah han acumulado mucho poder, pero mas allá de su posición desafiante deberían estar preocupados por su futuro, como señalé anteriormente, muchos libaneses se han dado cuenta que han sido engañados por el partido de Dios, por lo que cabe preguntarse si sus acciones actuales son transparentes y democráticas o si ellos sólo quieren caminar por la senda del Ayatollah Khomeini. La trampa que activó Hezbollah podrá mantenerse en pie hasta que los europeos, los americanos, los saudíes y los israelíes lo permitan.Y aunque no les resultará fácil vencer a los iraníes si estallara un conflicto armado, pues Teherán utilizará a sus aliados en Líbano, en Gaza y tal vez en Europa y América Latina para lanzar contra-ataques. Si el régimen de Irán es vencido, Hezbollah saldrá perdiendo junto con él. Entonces no habrá nadie para salvar a Siria que deberá afrontar su responsabilidad política por lo que el régimen de Assad ha realizado junto a Teherán. Esa es la propia trampa en la qie caerán Irán, Hezbollah y sus aliados, pero pareciera que lo ignoran porque han construido un gran poder. No es cierto que el Oriente Medio sea impredecible. Es verdad que cambia con velocidad inusitada en sus hechos, pero todo sigue siendo anodinamente previsible, y cuando de estos grupos y regímenes se trata, lo es más aún. El problema es que en Occidente no muchos gobiernos y responsables de política exterior lo comprenden… la mayoría no reconoce el problema por distintas causas, claro está.

P: ¿Qué significa para el Líbano, que el país quede convertido en un satélite de Irán y Siria?

R. Habrá que verlo en el corto plazo, pero no será positivo para la economía y las inversiones, para las libertades, para la educación laica y para la convivencia y la multiculturalidad histórica del Líbano que ha basado su Constitución en el Acuerdo Nacional de 1943 otorgando suma importancia al respeto por las libertades personales y religiosas, junto a un reparto de poder equilibrado entre las 18 sectas que conforman el mosaico libanés. Es de esperar que no suceda lo que se ve en Gaza desde que Hamas derrocó a la Autoridad Palestina pues sería un retroceso de alto costo para el Líbano.

P: ¿Y qué significa esto para Israel?

R: Es el equivalente a un potencial y agravado problema en una frontera sensible. Un <nuevo> rompecabezas que no supo, no quiso o no pudo desactivar el gobierno israelí en 2000 cuando se retiró del Líbano sin entregar el Sur al Ejército libanés y lo mismo con respecto al conflicto del verano de 2006. Significa que Israel tendrá, territorialmente una frontera virtual con Irán al norte de su país, lo que no es auspicioso para los civiles israelíes ni para civiles los libaneses.

P: ¿Te animas a vaticinar cuáles serán los próximos eventos?

R: No, claro que no; no hago vaticinios, no están dentro de mi área de desempeño profesional y en ellos siempre hay una carga ideológica que menoscaba subjetivamente la libertad del análisis riguroso sobre los hechos concretos. Se puede proyectar, si, y hay que decir que todas las opciones siempre están abiertas en aquella región. Pero tengo la convicción que estamos ante un verdadero punto de inflexión regional en virtud de dos hechos que no deben soslayarse. El primer aspecto es que el TEL es la única forma para conocer la verdad y alcanzar justicia por el crimen del ex PM Rafik Hariri y otras 22 personas ocurrido en febrero de 2005. Atacar la investigación que se lleva adelante y tratar de desactivar el Tribunal Especial sólo sirve para proteger a los asesinos materiales, a los ideólogos y planificadores del crimen negándole la justicia a las víctimas, a sus familiares y al pueblo del Líbano. El accionar de Hezbollah aparece por tanto como un error poco usual de su liderazgo ya que la estrategia expuso al partido en sus intenciones nocivas a través de su intento por derrocar al Tribunal <incluso> antes de haber sido expuestos o acusados por él. A cualquier persona con un modesto grado de inteligencia, le resultará fácil apreciar que el Tribunal ni siquiera sindicó a nadie del entorno de Hezbollah, ya que «sólo los mencionó como sospechosos». Sin embargo, todo el mundo sabe que los delitos que implican el asesinato de líderes libaneses exigen un grado de organización y preparación que está más allá de las capacidades de un individuo. El segundo elemento, es que los grupos políticos por un lado y las milicias sectarias por otro, han demostrado <ambos> ser las dos caras de la misma moneda que ha ocasionado daño al país, han demostrado sus políticas engañosas a pesar de sus menciones sobre Dios y la religión, con ello ha quedado claro que su verdadero objetivo es destruir la voluntad popular en los países de la región y convertirlos en terreno fértil para la discordia, las guerras civiles y los conflictos entre musulmanes y cristianos y entre suníes y shi’ies. Esto sólo sirve a aquellos que quieren transformar la región en un tablero de ajedrez para jugar a su antojo utilizando al Líbano como moneda de cambio, y ello sólo beneficiará a los enemigos del país. En consecuencia, el mundo ha sido testigo de la presión extrema de Hezbollah hacia el gobierno electo democráticamente y la situación llegó a un punto de inflexión. Ciertamente, cediendo a las demandas de Hezbollah sólo se consolidara la crisis en el Líbano y la región, ya sea sectaria o política. Sin embargo, insistiendo en el Tribunal también se incrementará el comportamiento irracional de Hezbollah y encenderá la situación.

P: Entonces ¿cuál es la solución?

R: Está claro que ha llegado el momento del cambio definitivo para el Líbano, la estrategia de la deshonestidad y la falacia ha perdurado por décadas y es el tiempo final para ello. El país se ha construido sobre demasiados errores y todos los intentos de corregirlos sólo han empeorado las cosas. Así, inevitablemente llegó el momento de reformar el Líbano de la manera más difícil y el Tribunal Internacional parece ser la mejor forma para hacerlo. Pero cualquiera sea el camino que se tome, habrá de ser el principio del fin y el establecimiento de un nuevo status quo en el país, para bien o para mal el mundo está presenciando, tal vez sin saberlo, el fortalecimiento y la consolidación de la democracia libanesa o por el contrario, su caída y el establecimiento de un satélite del régimen iraní en Beirut.

P: ¿Es reversible esta situación?

R: Si, claro, hay organismos internacionales que disponen de los resortes y la normativa jurídica que puede evitarla y revertirla, pero debe haber voluntad política para ello, especialmente en lo conocido como el «mundo libre y occidental», y desde luego, sería saludable que en el mismo sentido se pronuncie la Liga Árabe. En esta coyuntura, ellos tienen la llave para destrabar la crisis, Líbano no pudo ni podrá hacerlo en soledad.

P: George, por un lado claro está que Hizbala tiene la mayoría política necesaria para hacer lo que está haciendo. Pero la impresión en base a las noticias que llegan desde Líbano es que el sentir en la calle no está con ellos, salvo en la Dahia, el principal enclave chiita en Beirut. ¿Me equivoco?

R: No, no te equivocas, estás en lo correcto. En estos momentos precisamente hay cortes de rutas y disturbios en Tripoli donde militantes sunies incendiaron el Móvil de Al Jazzera, lo mismo está sucediendo en el Chouf, en Saida, en Akkar y Beirut …

P: No sorprende tu relato…Llegan informaciones desde Líbano según las cuales los gritos que se han oído contra Hizbala y contra su jefe Hassan Nasrallah en las manifestaciones de estos días, son sumamente serios..no sólo los cristianos dicen que Hizbala destruirá a Líbano…¿Cómo analizarías tú este punto?

R: Era algo que se encontraba subyacente, me refiero a la confrontación entre la Sunna y la Shi’ia . Las tensiones existentes en los últimos meses parecería que pueden eclosionar. Sería muy malo que, a la ya compleja situación generada por el golpe político dado por la oposición, se adose un choque sectario entre esas dos comunidades. Es una línea roja que no se debería cruzar y es de esperar que las fuerzas de seguridad y el orden eviten una escala mayor.

P: La confirmación clave para el paso que Hizbala dio días atrás, conduciendo a la situación actual de cabio de gobierno, fue hecha posible al anunciar el líder druso Walid Junblatt su apoyo al bloque opositor. El perdió hace mucho a su padre, Kamal Junblatt, asesinado por Siria, y ahora apoya el mismo campo…¿Por qué?

R: En efecto, Kamal Jumblatt fue asesinado en 1977. Su hijo, el líder druso Walid Jumblatt ,culpó hace dos años a Siria por el crimen en los medios de prensa pero ahora él ha estado bajo presiones de Siria y de Hezbollah para que cambie su voto y que pida a los diputados de su bloque que hagan lo propio. Las amenazas de muerte sobre él y su comunidad lo han quebrado aparentemente y decidió jugar ficha en favor del Grupo 8 de Marzo, pero hace varios meses que ya se había apartado del oficialista 14 de Marzo de Saad Hariri. Finalmente seis de sus diputados más el voto propio suyo dieron 7 votos este martes de mañana al Sr. Mikhati , confirmándolo así como nuevo Primer Ministro en lugar del saliente Saad Hariri. La situación es sumamente compleja y volátil en Líbano hoy.Lamentablemente, no hay que descartar ninguna opción.

P: ¿Está perdido el sistema de equilibrio intercomunitario en Líbano?

R: No, no lo está aún.. no puede perderse, pero es cierto que ese equilibrio está lastimado y hay mucho fastidio en la comunidad sunnita con Hezbollah. Habrá que ver, según pasen las horas, cómo se da el reacomodamiento del liderazgo sectario. Jumblatt tiene ahora serios problemas con su comunidad por el apoyo que ha dado a Mikhati. La mayoría de los drusos apoyan a Saad Hariri, los cristianos aliados de Hariri se han pronunciado firmemente en una carta al presidente Sleiman y solicitaron ayuda oficialmente a Naciones Unidas. Todo es muy reciente. Recordemos que en el momento que realizamos esta entrevista, como te decía, acaban de nombrar oficialmente a Mikhati como Primer Ministro.

P: ¿Tienes algún consejo para dar al mundo occidental?

R: No, consejos no, esa etiqueta la interpreto en cabeza de oscuros burócratas que han vivido sus vidas equivocándose y se empeñan en continuar en sus oficinas indicándole a los demás en qué cosas no deben equivocarse como lo han hecho ellos, lo grave es que en sus equivocaciones y sus palabras va la vida de miles de personas. Muchos no hablan el árabe, sólo han viajado por turismo a la región y desconocen las mínimas pautas de la idiosincrasia de los pueblos de los que hablamos .

La comunidad internacional, si realmente es lo que dice ser, como defensora de las libertades y los sistemas democráticos, no debería permitir que la democracia y las libertades le sean arrebatadas a los libaneses por medio de la intimidación y la fuerza. Para los procesos de cambios existen las elecciones libres, y el pueblo libanés ha votado mayoritariamente en el pasado por otra cosa, no por este presente.

P: Para terminar, si me permites, un toque personal. ¿Puedes tú compartir con nuestros lectores, a través de tu historia personal y la de tu familia-aunque no entres por cierto en detalles de nombres-la explicación de por qué sería trágico que se confirme que Líbano queda en manos de Hizbala?

R.: Verás… es un ámbito bien privado y personal, agradezco tu respeto y delicadeza al efectuarme esta pregunta. En realidad nunca me agradó personalizar, no creo que ello nos acerque a la objetividad o que sea superador de un pasado erróneo. En Líbano cada familia tiene su historia por lo acaecido desde los años de la guerra civil hasta el presente, en muchos casos esa historia es amarga y triste por pérdidas de familiares o amigos cuyas vidas se llevó la violencia de forma absurda y dolorosa. Las sociedades no deben olvidar esas vivencias, pero hay que superarlas desde la experiencia y el aprendizaje para evitar que las nuevas generaciones pasen por lo mismo.

Lo mejor cuando recordamos a nuestros seres queridos que ya no están es hacerlo con la dignidad y la honorabilidad que aquellos nos requerirían, y para ello, más allá del estudio y la formación profesional, no hay otra formula que hacerlo acompañándolo desde el compromiso honesto en la verdad y con el respeto por el que piensa diferente. 

P: Te agradezco mucho por esta entrevista George. Auguremos tiempos mejores para la tierra de tus mayores. Seguiremos por cierto en contacto.

R: Gracias a ti Jana.

*El Prof. George Chaya consultor y es analista político experto en Oriente Medio, es autor de varios libros de pensamiento sobre la temática. Visite su página web: http://www.georgechaya.info 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.