Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 27, 2022

Entrevista con el uruguayo israelí Gady Bar-Iosef (Pedro Lucio Beros Fischer), desde Japón


Una entrevista al ritmo de los constantes temblores de la tierra.

Ana Jerozolimski

Gady Bar –Iosef (66) , antes llamado Pedro Lucio Beros Fischer, es hijo de  madre judía húngara que descansa en el  Cementerio Húngaro de La Paz, y de padre croata cristiano. Nos cuenta que es hincha de Peñarol (“para bien y para mal”) y amante del Carnaval. “Crecí entre las paredes de los viejos conventillos del «Medio Mundo «,  Cuareim 1080 y el de Ansina”- recuerda.

 

Emigró de Uruguay a Israel en julio de 1970.Se instaló en el  Kibutz Ramat David y cinco años después se fue a vivir a Eilat (donde hebraizó su nombre). Trabajó en la aledaña  Timna, conocido como “las minas del Rey Salomón”. Al cerrarse la mina volvió a Uruguay, fue periodista escrito y radial en la antigua Radio Sport de Soriano y Yaguarón.

 

En 1980 volvió a Israel y a Eilat, donde vivió hasta 1987 y donde fue  contratado para trabajar como Director de marketing  y “Senior Technician” ,para una empresa nueva de productos farmacéuticos Genéricos. “Allí trabajé hasta que la empresa fue comprada por la muy famosa fábrica alemana Wea, pero o dije que no trabajo para ninguna firma alemana…explicando que tengo seis millones de razones para ello”, nos cuenta Gady

.

Tiempo después, de vacaciones en medio de su nuevo lugar de residencia, Dublín, en Irlanda, Gady fue a pasear al  el Carnaval de Río y  conoció a una chica japonesa, Kyoko Watanabe, que a fines de 1989 se convirtió en su esposa .  Gady recuerda: “Estábamos ambos en el mismo hotel. Yo había viajado a Río a encontrarme con amigos Israelíes que eran ex compañeros de trabajo en el Aeropuerto de Eilat y se dio la casualidad que nos conociéramos en el comedor.Como la vi sola al atardecer, le dije que en Río, no es muy seguro que una mujer ande sola.Le dije que si lo deseaba, la invitaba a  salir conmigo  a encontrar unos amigos  que venían de Israel.Ella aceptó y desde entonces, estamos juntos”.

 

En 1992, la esposa de Gady y el hijo de ambos –nacido en Dublín – se fueron a Japón a pedido de su familia, por la enfermedad del padre que necesitaba ayuda en su compañía. En octubre de 1994, Gady se sumó a la familia y desde entonces reside en Japón.

 

El hijo, Aki Beniamin Bar-Iosef Watanabe-conocido en Japón como  Aki Watanabe- tiene hoy 19 años. .

 

P: Gady, le  agradezco ante todo que me atienda en un momento tan difícil como el que está viviendo allì con su familia en Japón. Cuando lo  contacté por primera vez este domingo para pedir  esta entrevista, me contaba que hacía pocos minutos  había habido otro terremoto importante y que en los últimos días ya habían sido unos 200 

los registrados en esa zona…¿Cómo es posible describir lo que está viviendo?

R: La verdad es que hay una gran incertidumbre acerca de cuándo todo esto  se ha de terminar, ya que han anunciado por TVque es muy posible que otro terremoto de grandes magnitudes afecte el Japón. Y en efecto, acaba de haber un sismo grande en la ciudad de Nagoya, de 6,5 en la escala Richter, justamente cuando nosotros  estábamos hablando por teléfono.


P: ¿Sintió miedo—o no tiempo para eso tuvo?

R: Yo jamás sentí miedo, solamente rabia. Yo soy de las personas que creen que el día que uno nace, está escrito en su frente el día que partirá de éste mundo. Yo  participé en la Guerra de YOM KIPUR y en varias veces en operativos en el Líbano. Unas cuantas veces, le vi «la cara a la muerte», se puede decir. Ana, mientras escribo estas respuestas…siendo aquí las 17.24 del domingo…¡siento  otro fuerte sacudón!

Desde el viernes hasta el domingo estuvimos sin electricidad, teléfono, Mail, radioTv  o diario..Tenemos comida suficiente para aguantar una semana…así lo espero…porque está todo cerrado y es muy difícil comprar cosas o llenar el tanque de nafta del coche…Ahora son las 17.28 y acaba de haber otro fuerte temblor!

P: Esto es impresionante….Gady, usted está  hace años en Japón y seguramente ha vivido ya entonces más de un terremoto. Lo del viernes fue, sin embargo, algo sin precedentes. ¿Podría compartir con nuestros lectores cómo fue, cómo lo vivieron usted  y tu familia, qué es lo que veía que estaba sucediendo? Por las imágenes en televisión, parecía más una película de terror que realidad….

R: Yo vivo en el Japón desde Octubre de 1994, y hemos pasado muchos terremotos pero jamás de ésta magnitud y que me toque de tan cerca..

Nosotros nos mudamos en julio a la casa en la que vivimos ahora. Es nueva y  se supone que tiene que soportar un terremoto de gran magnitud ,pero jamás nadie pensó que se llegara a una magnitud de 9 y que hubiera un Tsunami de 10 metros..Hace ya hace unos años vienen hablando sobre la posibilidad de un GRAN TERREMOTO EN SENDAI, pero se decía que podría ocurrir en los próximos 10 años. Desgraciadamente, los cambios climáticos  lo han adelantado.

Nosotros hasta Julio vivíamos a 50 metros de un río que pasa por el medio del centro de la ciudad de Sendai, la madre de mi esposa, su hermana y mi sobrino viven allí y les dieron el aviso de evacuar por miedo a lo que pueda hacer el Tsunami  que se venía y mi esposa decidió que todos se vinieran a estar con nosotros hasta que todo pase.

Yo estaba sentado en el living el viernes 11y mi hijo estaba completado una presentación para la Universidad en que va entrar el 1ro. de Abril,  la SFC KEIO, que es una de las más famosas del Japón. De repente, a las 14.44. La casa se empezó a mover  de lado a lado frenéticamente y todo  voló  por los aires..Los platos, cubiertos ,la máquina  de café, la licuadora, el microondas, la heladera que se movió unos metros, los parlantes del sistema de cine que tenemos para la TV..Que por suerte no voló. Arriba, en los  dormitorios mi computadora E- MAC voló hasta dar en el piso, todas las estanterías con los libros en nuestro dormitorio y en el de mi hijo, parecían tener alas…las camas  se movieron como si fueran de papel…Primero mi reacción fue de «bronca» al verme impotente de no poder hacer nada.

Lo peor es eso,  sentirse impotente por no poder  reaccionar..Pero  son solamente cosas materiales, que se podrán comprar o no otra vez, pero lo más importante es salir sanos y salvos de esta «odisea».  Mi esposa estaba trabajando y por esas cosas del destino, llenó el tanque del auto, a una hora más temprana de la que acostumbra. Tenía que ir justamente a la zona en la que ocurrió el Tsunami, pero por esas cosas que suceden, ella decidió no ir y volver atrás. Eso le salvó la vida.

P: Gady ¿Es posible decir qué es lo más difícil en esta situación?

R: Lo más difícil de la situación es la incertidumbre de no saber qué pasará dentro de cinco  minutos.

 
Comentarios

hola:por favor tengo una pregunta sobre la nota al señor beros fischer. es la misma persona que estudio el secundario en el liceo zorrilla en el horario nocturno.?

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.