Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 1, 2021

Negociaciones bilaterales o imposiciones internacionales


Durante más de tres decenios, hubo muchas iniciativas para solucionar el conflicto israelí-palestino. Ninguna prosperó. ¿Podrá lograrse durante el año 2011?

Samuel Leillen

Publicado en «AURORA», 7.4.2011 

mediooriente-conflictoRecientemente, Ehud Barak dijo que el 2011 podría ser fatídico para Israel: por un lado un “terremoto histórico” en Medio Oriente, y por el otro un “tsunami diplomático» contra el Estado Judío destinado al reconocimiento internacional de un Estado Palestino en las fronteras de 1967, seguido por un amplio esfuerzo por la deslegitimación de Israel”, dijo el ministro.

 

Por lo tanto, Israel debe propiciar iniciativas políticas. «Preferible que seamos un país que lidera la situación y no una nación violentada por la presión internacional».

 

LOS COMIENZOS – DE AUTONOMÍA A INDEPENDENCIA

 

El 17.9.1978 se firmaron en Washington los Acuerdos de Camp David, acuerdos marco para la paz entre Israel y Egipto y para la paz en el Medio Oriente. En las negociaciones con el Presidente egipcio Sadat, aceptó el Primer Ministro Begin incluir cláusulas reconociendo el derecho de los palestinos a la autonomía plena en Judea, Samaria y Gaza, pero el tema palestino fue considerado solamente al convocarse la Conferencia de Madrid, trece años después.

 

El 30.10.91 se reúne la «Conferencia de Madrid», ideada por España, bajo el auspicio de EE.UU. y la Federación Rusa. Participaron representantes de Israel, Siria, Jordania, Líbano y los palestinos. Esta conferencia estableció las bases, las condiciones y el calendario para las futuras negociaciones, e inauguró el principio de «paz a cambio de territorios», aún vigente. Sin embargo, no hubo acuerdos hasta que comenzaron las tratativas secretas en Oslo.

 

LOS «ACUERDOS DE OSLO»

 

El 9.9.93, en Oslo, capital de Noruega, hubo un adelanto de trascendencia: en cartas enviadas por Arafat a Rabin, reconoce la OLP el derecho de Israel a existir en paz y seguridad, acepta las resoluciones 242 y 338 de las Naciones Unidas, se compromete a concertar acuerdos de paz, abandonar el terror y toda otra forma de violencia, se responsabiliza por cumplir todos los acuerdos que se logren, confirmando que los incisos de la Declaración de Principios Palestina que negaban el derecho de Israel a existir quedan sin vigor. A cambio, reconoció el Estado de Israel a la OLP como único representante legítimo de los palestinos.

 

El 13.9.1993 se firmaron los Acuerdos de Oslo (I), en los que se describían en forma generalizada las propuestas para los acuerdos de transición, por cinco años, el funcionamiento de la autonomía palestina y la postergación de las conversaciones sobre los temas cardinales – Jerusalén, asentamientos, refugiados, fronteras, seguridad, etc.

 

El 4.5.1994 se firmó en El Cairo el acuerdo «Gaza y Jericó primero», que fijó el retiro de las tropas israelíes de esos dos lugares y el establecimiento de una policía palestina. Se ponía a prueba la capacidad de la OLP de cumplir con los acuerdos, abandonar la violencia e imponer su autoridad.

 

El 29.8.1994 se acordó en el Puesto fronterizo de Erez un acuerdo de transferencia de atribuciones en educación y cultura, salud, turismo, ayuda social, impuestos directos.

 

El 28.9.95 se firmó en Washington el Acuerdo de Taba, segunda etapa de los acuerdos de Oslo, destinado a ampliar las atribuciones de la Autoridad Palestina en Judea y Samaria.

 

CAMBIAN LOS GOBIERNOS EN ISRAEL

 

El 17.1.97 firmó el Primer Ministro Netanyahu el Acuerdo de Hebrón, pasando la mayor parte de la ciudad a plena jurisdicción palestina, dejando una pequeña parte, donde se concentraba la población judía, bajo administración israelí.

 

El 23.10.98, con el impulso del Presidente Clinton y el Rey Houssein de Jordania, se firmó en la Casa Blanca el Acuerdo de Way Plantation, aceptando Israel retirarse gradualmente del 13% del territorio de Samaria y Judea condicionado a la finalización del terror, la implementación de los acuerdos mutuos de seguridad y la puesta en prisión de terroristas.

 

El 4.9.99, siendo Primer Ministro Ehud Barak, se firma el Memorandum de Sharm al-Sheikh, regulando la implementación de todos los acuerdos firmados desde 1993, ampliando la retirada de las fuerzas israelíes y delineando las tratativas para un acuerdo final del conflicto.

 

El 21.3.2000, en la base aérea Bolling, en Washington, se inician conversaciones entre las delegaciones de Israel y la Autoridad Palestina.

 

El 11.7.2000 se inicia la Segunda Conferencia de Camp David con el propósito de arribar a acuerdos definitivos. A pesar que se consideraron casi todos los temas, incluso el futuro de Jerusalén, las conversaciones se interrumpieron con acusaciones mutuas por su fracaso.

Estalla la Segunda Intifada.

 

LA INTIFADA «EL AKSA»

 

El 16.10.2000, bajo el auspicio del Presidente Clinton, se reunió la Cumbre de Sharm el Sheikh procurando poner fin a la Intifada El Aksa recién iniciada. Se logra un cese del fuego temporario.

 

El 21.12.2000 anuncia Clinton su propuesta para un acuerdo final entre las partes, el «Esquema Clinton», fijando principios a cumplir y fronteras a delinear que incluirían entre el 94% y el 96% de los territorios ocupados, acordando intercambio de territorio de un 3%. El tema refugiados se acordaría entre las partes en forma pragmática sin atentar a la conformación demográfica de Israel. Jerusalén habría de dividirse según la población: donde residen palestinos será de ellos y donde residen judíos será de Israel. La fecha para la firma del Acuerdo Final sería el 10 de enero del 2001, lo que indicaría el final del conflicto.

 

En enero del 2001, poco antes del elecciones en Israel, se reúnen las partes en Taba para ultimar detalles según lo propuesto por Clinton, pero no logran redactar un acuerdo. Recrudece la Intifada.

A fines de mayo del 2001 se hace un llamado al inmediato cese del fuego; a renovar las conversaciones de seguridad entre oficiales de ambas partes; al congelamiento de la construcción en los asentamientos. El Primer Ministro Ariel Sharón anuncia un cese del fuego unilateral, que no pudo ponerse en práctica.

 

NUEVAS ADMINISTRACIONES AMERICANAS

 

El 28.3.2002, inspirado por Arabia Saudita, la Cumbre de la Liga Árabe de 57 países árabes e islámicos aprueba la «Iniciativa Árabe de Paz», ofreciendo pleno reconocimiento diplomático y relaciones normales con el estado de Israel a cambio de un Acuerdo de Paz, el final de la ocupación y el establecimiento de un Estado Palestino cuya capital Jerusalén. Israel no se manifiesta, el gobierno titubea.

 

El 24.6.2002, el Presidente Bush anuncia en la Casa Blanca su plan «Hoja de Ruta», reclamando «gestos» por ambas partes en temas económicos, de seguridad, humanitarios y administrativos. EE.UU., Rusia, la Unión Europea y las Naciones Unidas – el Cuarteto – velarían por el funcionamiento y la marcha del plan, hasta conseguir un acuerdo final en el 2005, que incluiría el establecimiento de un Estado Palestino en Samaria, Judea y Gaza supeditado a la finalización del terror palestino contra Israel.

 

La «Hoja de Ruta» es presentada por escrito el 30.4.2003, y aceptada oficialmente por Israel en mayo, con la reserva que no acepta el retorno a su territorio de los refugiados de 1948. De esta manera Israel reconoce oficialmente el establecimiento de un Estado Palestino independiente y soberano. La Autoridad Palestina lo acepta en noviembre, con ciertas reservas, pero nada se pone en práctica.

 

Paralelamente trataron de progresar varias iniciativas, algunas de ellas promovidas por factores internacionales con la participación de figuras destacadas de ambas partes, como la «Iniciativa de Ginebra», con fecha 12.10.2003.

 

INICIATIVAS UNILATERALES

El 18.12.2003 propone el primer Ministro Ariel Sharón la retirada unilateral de la franja de Gaza, que se aplica en agosto 2005. En una semana abandona Israel 22 poblaciones y retira los 9,400 habitantes.

En enero 2006 hay elecciones en los territorios palestinos en las que logra un importante resultado el Hamás. En junio 2007 hay enfrentamientos entre OLP y Hamás, que conducen a que la franja de Gaza quede bajo pleno control de Hamás y el Gobierno de Unidad de la AP se desintegra.

 

De aquí en adelante siguen las tratativas entre Israel y los palestinos por intermedio de Ehud Olmert y Abbu Mazen.

 

El 27.11.2007 se abre la Conferencia de Annápolis, habiendo acordado Olmert con Abás cerrar un acuerdo de paz y el establecimiento de un estado palestino antes de que George W. Bush deje la Casa Blanca en enero 2009. La Conferencia se realizó, con la participación de muchos países, alguno de ellos árabes, pero el intento fracasó.

 

NUEVAMENTE CAMBIA EL GOBIERNO EN ISRAEL

 

Al instalarse el gobierno de Netanyahu en marzo 2009, se detienen las conversaciones bilaterales, y comienzan una serie de escaramuzas por ambas partes. Netanyahu reclama un reconocimiento previo del estado judío y acepta que se establezca un estado palestino; Jerusalén deberá quedar indivisa. Abbu Mazen exige la congelación de la construcción en los asentamientos y conversaciones indirectas. Y en ese vaivén seguimos en nuestros días.

 

El 20 de marzo último, el Dr. Saeb Erikat, negociador jefe de la delegación palestina reveló un documento según el cual la AP decidió abandonar las negociaciones y promover un paso unilateral: reclamar de las Naciones Unidas el reconocimiento del estado palestino según las fronteras de 1967 con capital en Jerusalén oriental.

 

La reacción israelí fue inmediata. El Vice Canciller Ayalon reunió de urgencia al cuerpo diplomático acreditado ante el Gobierno de Israel, alegando que Erikat desenmascaró sus intenciones de no continuar las negociaciones sino procurar presión internacional y verse así liberada de los compromisos que debe asumir. «Esta es la mejor manera de impedir que se establezca el estado palestino y se incentive el enfrentamiento, por lo tanto la comunidad internacional debe insistir ante los palestinos que retornen a la mesa de conversaciones».

 

Lic. Samuel Leillen – 27.3.2011

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.