Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 27, 2022

La opinión de Goldstone sobre su informe


Dr. Gerardo Stuczynski

goldstoneDías pasados fue publicado en el Washington Post un muy revelador artículo firmado por el jurista internacional sudafricano Richard Goldstone.

Goldstone fue miembro de la Corte Constitucional de Justicia de Sudáfrica y Procurador General de Justicia de los Tribunales Internacionales Criminales de las Naciones Unidas para la ex Yugoslavia y Ruanda.

Fue el presidente de la Misión de Observación de las Naciones Unidas para el conflicto en Gaza en 2009.

Esta Comisión tenía por objetivo investigar la ofensiva militar israelí denominada “Plomo Fundido”, que a finales del 2008 y principios del 2009, se lanzó para poner fin al diario e indiscriminado lanzamiento de miles de misiles desde Gaza hacia población civil israelí, que tuvo lugar durante años.

Las conclusiones de esta Comisión fueron que tanto Israel como Hamás eran culpables de haber cometido crímenes de guerra y quizás también contra la Humanidad.

El documento constituyó un arma devastadora contra Israel que fue y es extremadamente utilizada por sus enemigos, la mayoría de ellos consuetudinarios violadores de los Derechos Humanos, para demonizar, deslegitimar y cuestionar su derecho a existir.

Así asistimos a un linchamiento público que se llevó a cabo en todos los foros de las Naciones Unidas y en todos los medios de comunicación masiva del planeta.

Israel soportó las más variadas y graves acusaciones: el uso desproporcionado de la fuerza, el ataque deliberado a civiles, la comisión de  crímenes de guerra e incluso de crímenes contra la Humanidad.

Debido a esto, muchos soldados israelíes que con alta moral y coraje defendieron su país, su pueblo y sus familias, fueron requeridos como criminales, siendo buscados en varios países.

Pero resulta, que en el artículo del Washington Post, el Sr. Goldstone se retracta de las conclusiones más importantes del informe de la ONU que lleva su nombre y admite que incurrió en importantes errores.

“Tuve la esperanza de que nuestra investigación sobre todos los aspectos del conflicto de Gaza diera comienzo a una nueva etapa de imparcialidad por parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, cuya historia de prejuicios en contra de Israel son innegables”.

Goldstone expresa sus disculpas por culpar a Israel de atacar intencionalmente a civiles, lo cual fue su principal argumento y afirma que si hubiera sabido antes lo que ahora sabe, nunca lo hubiera escrito.

Reconoce que el ejército de Israel no sólo no negó la trágica muerte de civiles, sino que realizó a posteriori serias investigaciones que concluyeron en que nunca se disparó de forma indiscriminada e intencionada contra civiles.

“No se apuntó a los civiles de manera intencional, como cuestión política”, sostiene.

Las lamentables muertes que se produjeron no fueron planificadas, sino que se debieron a accidentes o fundamentalmente, a que los disparos de Hamás provenían desde zonas civiles densamente pobladas, utilizando a la población como escudos humanos.

Y es deber de cualquier ejército del mundo realizar las acciones necesarias para neutralizar el lanzamiento cohetes y proyectiles de mortero sobre su población.

“No cabe lugar a duda que los crímenes presuntamente cometidos por Hamas fueron intencionales; los misiles fueron dirigidos determinada e indiscriminadamente contra blancos civiles”.

“Se sugirió que era absurdo esperar que Hamas, una organización cuya política es destruir al Estado de Israel, investigara lo que calificamos como serios crímenes de guerra. Fue mi esperanza, aún irrealista, que Hamas lo hiciera, especialmente si Israel también realizaba sus propias investigaciones”.

“Al final de cuentas, pedir que Hamas realice una investigación puede haber sido una iniciativa errónea”.

Obviamente Hamás no hizo ninguna investigación, debido a que causar el mayor número de víctimas civiles era (y sigue siendo) justamente su intención y su único objetivo la destrucción de Israel.

Y como expresa el propio Goldstone: “El hecho de que en comparación, pocos israelíes hayan sido asesinados por los misiles y morteros antirreglamentarios en los ataques de Gaza, no minimiza su criminalidad de ninguna manera. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas debería condenar estos actos atroces en los términos más fuertes posibles”.

Tanto el gobierno de Israel, como el propio Congreso de Estados Unidos, han demandado que se rescinda este informe antiisraelí.

Pero obviamente, la ONU, tan poco efectiva para lidiar con los verdaderos problemas de la humanidad, no va a privarse de usar un instrumento que le provee de legitimidad para atacar a Israel, una de sus actividades preferidas y que realiza con mayor esmero y dedicación.

Las Naciones Unidas continuarán utilizando este informe como legítimo, pues Goldstone sólo fue el Presidente de una Comisión, integrada por cuatro miembros, los cuales no han cambiado de parecer ni repudiado el informe.

Tampoco se realizará una votación para revocarlo en la Asamblea General o en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, cuyas mayorías automáticas, han dictaminado los disparates más descabellados contra Israel

Por lo tanto la retractación pública de Goldstone sólo operará en el plano moral, como un pequeño estímulo para los que ya estábamos convencidos de la injusticia de su dictamen.

Pero nada podrá cambiar las actitudes y los sentimientos que generó alrededor del mundo su divulgación.

Y nada podrá evitar que los antisemitas, los antisionistas y toda clase de enemigos de Israel, desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha, desde laicos a fundamentalistas religiosos,  sigan utilizando esta herramienta que un judío les proporcionó.

Una de las más modernas armas para continuar con una vieja lucha: la campaña de desprestigio, deslegitimación y negación del derecho a existir del único Estado Judío del mundo.

 
Comentarios

Yo le diria aal juez Goldstone, que como juez es muy malo,y falto a ese cargo, con mala fe, no investigo, primero escribio y luego mando investigar, pero sento jurisprudencia culpando a inocentes y alabando a culpables, dio pasto a las fieras, pero asi como dice se equivoco, porque no anuncia esa equivocacion a todo el mundo y en la forma mas real y efectiva la verdad de lo que realmente sucedio y trata de lavar aunque sea en forma pequeña todo el mal que ha causado a un estado que como todos los estados del mundo defienden a sus ciudanos de sus enemigos declarados, pero creo y conmigo muchas personas, que se necesita tener voluntad para hacelo.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.