Por Israel

Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo abril 2, 2023

Debajo de Jerusalem, corre un profundo río


Arieh O’Sullivan

The Media Line

Jpost.com

13/06/2011

jerusalen-rioConstructores encuentran una corriente subterránea mientras trabajaban en la estación de tren; los geólogos dicen que es el mayor río subterráneo encontrado en Israel.

 

Las excavadoras que cavaban para una nueva estación de ferrocarril, profundamente bajo la superficie del centro de Jerusalem, han descubierto lo que los geólogos dicen que es el mayor río subterráneo jamás encontrado en Israel.

Y a pesar de que sus profundos cañones y cascadas pueden ser un hallazgo impresionante para los científicos, no contiene una cantidad significativa del precioso líquido, como para influir en el equilibrio de agua en esta ciudad, tradicionalmente seca.

«Encontramos un bonito pero pequeño río subterráneo», dijo el profesor Amos Frumkin, jefe de la Unidad de Investigación de Cuevas del Departamento de Geografía de la Universidad Hebrea, le dijo a The Media Line.

«En términos de Israel, es la más larga corriente subterránea que jamás hemos visto. Es una especie de cañón que ha sido cortado por la corriente de agua durante un largo período de tiempo, tal vez millones de años», dijo Frumkin.

Frumkin y su equipo fueron llamados por Ferrocarriles de Israel, después que sus ingenieros se toparon con la cueva mientras excavaban en un eje de 80 metros, cerca del principal centro de convenciones de la ciudad y de la estación central de autobuses, que está siendo perforado para una enorme estación subterránea que servirá al ferrocarril de alta velocidad Jerusalem-Tel Aviv.

«Cuando llegaron a la profundidad de 75 metros cortaron en esta cueva casualmente. El agua comenzó a fluir a este eje y tuvieron algunos problemas hasta encontrar alguna solución de ingeniería y nos llamaron», dijo Frumkin.

«Fuimos los primeros seres humanos que pusieron un pie dentro de esta cueva. Sin embargo, no fue muy fácil. Significó arrastrarse en el fango y se requirió algo de montañismo con cuerdas. Así que se necesitó un poco de técnicas de espeleología», dijo. «Fue hermoso. Un cañón tenía más de 200 metros de largo y nunca se llegaba a su fin. Encontramos adentro algunas cascadas, lo que era bueno para nuestro árido país».

Jerusalem no es conocida por sus fuentes de agua y sólo hay un salto importante en la ciudad, el bíblico Guijón, que ha estado gorgoteando desde antes de la época del rey David. Con una población de unos 700.000 habitantes, Jerusalem obtiene su agua bombeándola de los acuíferos costeros.

Frumkin dijo que la cueva parece haberse desarrollado después que el agua se filtró desde la superficie y disolvió la caliza subyacente. Aunque otras cuevas más importantes han sido descubiertas en Israel, ésta era la única con agua corriente.

«Ésta es la más larga con una corriente activa que fluye a través de ella. Todas las otras cuevas de estalactitas en Israel no tienen ninguna corriente de agua en la actualidad. Sólo caen gotas de agua del techo y las corrientes que formaron la cueva desaparecieron hace mucho tiempo debido a los cambios geológicos e hidrológicos en las montañas», dijo.

«Ésta todavía está activa en cuanto a que la corriente que formó la cueva sigue activa, y esto no es muy común en Israel. Es mucho más común en otros países que son más húmedos, como Europa, América y los países tropicales», dijo Frumkin.

 Frumkin dijo que la cueva tenía, en algunos puntos, algunas decenas de metros de altura y especuló que el agua se originó en la superficie y que, probablemente, era agua de lluvia y, posiblemente, fugas de las tuberías y aún del alcantarillado. A diferencia de una cueva descubierta hace unos años en el centro de Israel, que contenía previamente crustáceos desconocidos, se encontró que la caverna de Jerusalem alberga algunos microbios, pero no otras formas más evolucionadas de vida.

«El estudio de la cueva puede ayudarnos a comprender el mecanismo exacto por el cual el agua fluye a través del acuífero en la zona de Jerusalem», añadió.

Dijo que se estaba trabajando para cerrar de nuevo la entrada de la cueva, para que el canal de agua pueda ser preservado sin comprometer el proyecto ferroviario.

«La estación de tren se construirá, pero creo que también podemos preservar la cueva, construyendo algún tipo de entrada para sellar la cueva, pero permitiendo el acceso a cualquiera que tenga que entrar en ella por una razón u otra. De ese modo la cueva no se perderá», dijo.

http://www.jpost.com/Sci-Tech/Article.aspx?id=224852

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.